LA CREACIÓN DEL SER HUMANO (3 DE 3)


© condiciones al final

Viene de:

 https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2014/04/27/la-creacion-del-ser-humano-2-de-3%E2%80%A8/

NOTA: Cuando en el texto dice “dioses”.significa: “extraterrestres”

MEZCLA DE HOMÍNIDOS CON EXTRATERRESTRES

Estas fuentes sumerias nos informan que, después de intentar forjar un Trabajador Primitivo «mezclando» homínidos con otros animales, los dioses llegaron a la conclusión de que la única mezcla que funcionaría sería la de los homínidos con los mismos nefilim.

Después de varios intentos infructuosos, se hizo un «modelo» -Adapa/Adán. Al principio, sólo había un Adán (no según El Libro Perdido de Enki, donde nacen 2 hijos de Enki y humanas, Adapa hombre y Titi, mujer, pero estos pudieron ser posteriores y “además de”).

En el momento en que Adapa/Adán demostró ser la criatura adecuada, se le utilizó como modelo genético o «molde» para la creación de duplicados, y aquellos duplicados no eran sólo machos, sino machos y hembras.

COSTILLA DE ADÁN, UN JUEGO DE PALABRAS

Corno ya dijimos, la «costilla» bíblica de la cual se forjó la Mujer era un juego de palabras sobre el término sumerio T| («costilla» y «vida») -confirmando que Eva fue hecha a partir de la «esencia vital» de Adán.

Los textos mesopotámicos nos proporcionan el informe de un testigo ocular acerca de la primera producción de los duplicados de Adán.

ENKI, NINTI Y CATORCE DIOSAS DEL NACIMIENTO

Se siguieron las instrucciones de Enki. En la Casa de Shimti -donde el aliento de la vida «se insuflaba»-, Enki, la Diosa Madre y catorce diosas del nacimiento se reunieron. Se obtuvo la «esencia» de un dios, se preparó el «baño purificador». «Ea limpió la arcilla en presencia de ella; él siguió recitando el ensalmo».

El dios que purifica el Napishtu, Ea, habló en voz alta. 
Sentado delante de ella, él le daba indicaciones a ella. 
Después de recitar su ensalmo, 
ella quitó la mano de la arcilla.

Y ahora nos ponemos al tanto del detallado proceso de creación en masa del Hombre. Con catorce diosas del nacimiento presentes:

Ninti pellizcó catorce trozos de arcilla;
depositó siete a la derecha,
depositó siete a la izquierda.
Entre ellos puso el molde.
… el vello ella…
… el cortador del cordón umbilical.

SIETE ÚTEROS PARA EMBRIONES[i] MASCULINOS Y SIETE PARA FEMENINOS

Es evidente que las diosas del nacimiento se dividieron en dos grupos. «El Sabio y erudito, a dos veces siete diosas del nacimiento había reunido», sigue explicando el texto. En sus úteros la Diosa Madre depositó la «arcilla mezclada». Hay atisbos de una intervención quirúrgica -la eliminación o afeitado del vello, la preparación de un instrumento quirúrgico, un cortador. Ahora, no había más que esperar.

(Genéticamente se han rastreado siete “Evas Primigenias”, vía ADN mitocondrial, que se transmite sólo de madres a hijas, lo que no pasa con los hijos, por lo que las siete “Evas” que prestaron sus úteros para los cigotos masculinos no pueden ser rastreadas)

DÉCIMO MES

Las diosas del nacimiento se mantuvieron juntas.
Ninti se sentó a contar los meses.
El fatídico 10° mes se acercaba;
el 10° mes llegó;
el período para que se abriera el útero había transcurrido.
El rostro de ella irradiaba comprensión:
se cubrió la cabeza, llevó a cabo la obstetricia. 
Se ciñó la cintura, pronunció la bendición. 
Ella sacó una forma; en el molde había vida.

Parece ser que el drama de la creación del Hombre se compuso con un nacimiento retrasado. La «mezcla» de «arcilla» y «sangre» se utilizó para provocar sendos embarazos en catorce diosas del nacimiento. Pero pasaron los nueve meses y el décimo mes comenzó. «El período para que se abriera el útero había transcurrido».

CÉSAREA

Comprendiendo lo que había que hacer, la Diosa Madre «llevó a cabo la obstetricia». En un texto paralelo (a pesar de estar fragmentado) se ve con más claridad que la Diosa Madre tuvo que recurrir a algún tipo de operación quirúrgica:

Ninti… cuenta los meses…
Al destinado 10° mes llamaron;
la Dama Cuya Mano Abre llegó.
Con el… ella abrió el útero.
Su rostro brilló de alegría.
Su cabeza fue cubierta;
… hizo una abertura;
lo que estaba en el útero salió.

Abrumada de alegría, la Diosa Madre dejó escapar un grito.

«¡Yo he creado!
¡Mis manos lo han hecho!»

 

¿Cómo se logró la creación del Hombre?

 

SANGRE EXTRATERRESTRE Y ESPÍRITU, GENES

En el texto de «Cuando los dioses» hay un pasaje cuyo objetivo era explicar por qué la «sangre» de un dios tenía que mezclarse con la «arcilla». El «divino» elemento requerido no era la goteante sangre de un dios, sino algo más básico y duradero. El dios que fue seleccionado, nos cuentan, tenía TE.E.MA -un término que las destacadas autoridades sobre este texto (W. G. Lambert y A. R. Millard de la Universidad de Oxford) traducen como «personalidad». Pero el término antiguo es mucho más específico, pues significa, literalmente, «aquello que alberga eso que ata la memoria». Y, lo que es más, el mismo término aparece en la versión acadia como etemu, que se traduce como «espíritu».

En ambos casos, se trata de «algo» en la sangre del dios que era el repositorio de su individualidad. Tenemos la certidumbre de que todo esto no eran más que distintas maneras de decir que lo que buscaba Ea, cuando sometió la sangre del dios a una serie de «baños purifica-dores», eran los genes del dios, que también podrían implicar la inteligencia y/o la capacidad de tener o albergar conciencia.

ALMA

También se nos explica el propósito de la mezcla del elemento divino con el terrestre:

En la arcilla, el dios y el Hombre se atarán,
a la unidad llevados juntos;
de manera que, hasta el final de los días,
la Carne y el Alma
que en un dios ha madurado-
esa Alma en un parentesco de sangre está atada;
como su Señal la vida proclamará.
De manera que esto no se olvide,
que el «Alma» en un parentesco de sangre está atada.

Son palabras mayores, pero poco comprendidas por los estudiosos. El texto afirma que la sangre del dios se mezcló en la arcilla de manera que ató al dios y al Hombre genéticamente «hasta el final de los días», de modo que la carne («imagen») y el alma («semejanza») de los dioses quedaría impresa sobre el Hombre en un parentesco de sangre que nunca se podrá romper.

(Una vez unidos los genes extraterrestres con los de hembras de homínidos (hijas de los hombres), teniendo un cerebro mayor, inteligencia y conciencia, éstos eran aptos para recibir un alma, que llegaría desde planetas de otros sistemas estelares o galaxias (Nibiru el Doceavo Planeta- Sirio, Orión, Ándrómeda): del cielo).

«La Epopeya de Gilgamesh» dice que, cuando los dioses decidieron crear un doble para el en parte divino Gilgamesh, la Diosa Madre mezcló «arcilla» con la «esencia» del dios Ninurta. Más tarde, en el texto, la mítica fuerza de Enkidu se atribuye a que tiene en él la «esencia de Anu», un elemento que adquirió a través de Ninurta, nieto de Anu.


La palabra acadia kisir se refiere a una «esencia», una «concentración» que poseían los dioses de los cielos. E. Ebeling resumió sus esfuerzos por comprender el significado exacto de kisir afirmando que como «esencia, o algún otro matiz del término, podía aplicarse bien a las deidades, así como a los proyectiles del Cielo». E. A. Speiser se mostró de acuerdo con que la palabra implicaba también «algo que bajó del Cielo», y dijo que llevaba una connotación «como si estuviese indicado utilizar el término en contextos relacionados con la medicina».

 Volvemos a una simple y única palabra en la traducción: gen (en realidad, el alma, va más allá de los puros genes, pero los científicos no lo ven).

Las evidencias de los textos antiguos, tanto mesopotámicos como bíblicos, sugieren que el proceso adoptado para mezclar las dos series de genes -los de un dios y los del Homo erectus- implicaba el uso de genes masculinos como elemento divino y de genes femeninos como elemento terrestre/hijas de los hombres (¿Eso es porque Enki embarazó a dos humanas – o más?) ¿Y por eso se siguen considerando superiores los hombres a las mujeres?, aunque sin ninguna razón, dado que no son Enki mismo y tanto los hijos hombres como las hijas mujeres tienen el mismo progenitor “divino” y progenitora “terrestre”, ambos son híbridos de Enki y humanas, independientemente del ADN mitocondrial y del cromosoma Y; además, el ancestro común más cercano por vía paterna ha sido apodado Adán cromosomal-Y y era Homo sapiens)

mitocondria

mitocondria

EN EL GÉNESIS SE USA LA MISMA TERMINOLOGÍA PARA LA CONCEPCIÓN BIOLÓGICA DE SET

Después de repetir una vez más que la(s) Deidad(es) creó a Adán a su imagen y semejanza, el Libro del Génesis relata después el nacimiento de Set, el hijo de Adán, con las siguientes palabras:

 “Y Adán vivió ciento treinta años, 
y tuvo un descendiente 
a su semejanza y según su imagen; 
y le puso por nombre Set”.

 La terminología es idéntica a la usada para describir la creación de Adán por la Deidad. Pero Set fue, ciertamente, hijo de Adán según un proceso biológico -la fertilización de un huevo femenino con el esperma masculino de Adán, con la consiguiente concepción, embarazo y parto.

Una terminología idéntica habla de un proceso idéntico, y la única conclusión plausible es que también Adán fuera engendrado por la Deidad a través del proceso de fertilización de un huevo femenino con el esperma de un dios (como dice El Libro Perdido de Enki).

ESPERMA EXTRATERRESTRE Y ÓVULO TERRESTRE

Si la «arcilla», en la cual se mezcló el elemento divino, era un elemento terrestre -como todos los textos dicen-, entonces, la única conclusión posible es que el esperma masculino de un dios -su material genético- ¡se insertó en el ovulo de una mujer de Homo erectus! Pero más tarde, tuvo hijos con dos hembras de Homo sapiens, ya híbridas de él y hembras H. Erectus, como se dice en “El Libro Perdido de Enki”.

CONFUSIÓN DE ARCILLA CON HUEVO/ÓVULO

El termino acadio para la «arcilla» -o, más bien, «arcilla de moldear»- es tit. Pero su ortografía original era TI.IT («aquello que está con vida»). En hebreo, tit significa «barro»; pero su sinónimo es be, que comparte raíz con bia («pantano») y bea («huevo»).

TRADUCCIONES ERRÓNEAS PARA JUEGOS DE PALABRAS

La historia de la Creación está repleta de juegos de palabras. Ya hemos visto el doble y el triple significado de Adán-adama-adamtu-dam. El epíteto para la Diosa Madre, NIN.TI, que significa tanto «dama de la vida» como «dama de la costilla». ¿Por qué no, entonces, bo-bia-bea («arcilla-barro-huevo») como un juego de palabras para el óvulo femenino?

NINTI (NINKI), ESPOSA DE ENKI FUE UN ÚTERO “PRESTADO” PARA EL HIJO DE ENKI Y UNA MUJER TERRESTRE, DE H. ERECTUS
 (AQUÍ NO SE HABLA DE TITI, LA HIJA DE ENKI NI DE SU HIJO ADAPA CON DOS MUJERES TERRESTRES, YA QUE ESO FUE POSTERIOR)

El óvulo de una hembra de Homo erectus, fertilizado con los genes de un dios, se implantó en el útero de Ninki, la esposa de Ea (Enki); y, después de obtenido el «modelo», se implantaron duplicados de esto en los úteros de las diosas del nacimiento, para someterse al proceso de embarazo y parto.

SIETE HOMBRES Y SIETE MUJERES

El Sabio y erudito,
a dos veces siete diosas del nacimiento había reunido; 
siete engendraron varones, 
siete engendraron hembras. 
La Diosa del Nacimiento engendró 
el Viento del Aliento de Vida. 
En pares fueron completados, 
en pares fueron completados en presencia de ella. 
Las criaturas eran Personas-
Criaturas de la Diosa Madre.

COINCIDEN LOS MITOS DE LA CREACIÓN Y LA CIENCIA MODERNA

El Homo sapiens había sido creado.

Las leyendas y los mitos antiguos, la información bíblica y la ciencia moderna también son compatibles en un aspecto más.

Al igual que los descubrimientos de los antropólogos modernos -de que el Hombre evolucionó y emergió en el sudeste de África-, los textos mesopotámicos sugieren que la creación del Hombre tuvo lugar en el Apsu (Absu)- en el Mundo Inferior (¿así denominaban al sur?), donde se encontraba el País de las Minas (África[ii], también llamada Aspsu o Abzu)

Junto con Adapa, el «modelo» del Hombre, algunos textos mencionan a la «sagrada Amama, la mujer de la Tierra», cuya morada estaba en el Apsu.

En el texto de «La Creación del Hombre», Enki le da las siguientes instrucciones a la Diosa Madre: «Mezcla a un corazón la arcilla del Fundamento de la Tierra, justo por encima del Abzu». En un himno a las creaciones de Ea, que «el Apsu modeló como su morada», se dice:

El divino Ea en el Apsu
tomó un pellizco de arcilla,
creó a Kulla para restaurar los templos.

El himno prosigue haciendo una relación de los especialistas en la construcción, así como de los encargados de «los abundantes productos de la montaña y el mar» que fueron creados por Ea -todos, se infiere, a partir de trozos de «arcilla» pellizcadas en el Abzu- el País de las Minas, en el Mundo Inferior.

Los textos dejan suficientemente claro que, aunque Ea construyó una casa de ladrillo junto al agua en Eridú (en Sumeria), en el Abzu (África) construyó una casa adornada con plata y piedras preciosas. Fue allí donde su criatura, el Hombre, tuvo su origen:

“El Señor del AB.ZU, el rey Enki…
construyó su casa de plata y lapislázuli;
de plata y lapislázuli, como luz centelleante,
el Padre forjó convenientemente en el AB.ZU.
Las Criaturas de semblante brillante,
surgiendo del AB.ZU,
puso en pie por todas partes el Señor Nudimmud”.

ENLIL LLEVA ALGUNOS TRABAJADORES PRIMITIVOS DESDE ÁFRICA HASTA MESOPOTAMIA (EDEN)

Uno puede llegar a la conclusión, a partir de los distintos textos, de que la creación del Hombre provocó una escisión entre los dioses. Parece que, al menos al principio, los nuevos Trabajadores Primitivos se restringieron al País de las Minas. Como consecuencia de ello, a los anunnaki que estaban trabajando duramente en la misma Sumer se les negaron los beneficios de la nueva mano de obra.

Un desconcertante texto al que estudiosos llaman «El Mito de la Piqueta» es, de hecho, la crónica de los acontecimientos por los cuales los anunnaki que estaban en Sumer bajo el mando de Enlil consiguieron su justa parte de Gente de Cabeza Negra (los Homo sapiens creados por Enki y Ninki).

Los Anunnaki subieron hacia él,
levantaron las manos recibiéndolo,
aplacaron el corazón de Enlil con oraciones.
Cabezas Negras le pedían.
A las personas de Cabeza Negra,
les hicieron coger la piqueta.

Intentando restablecer «el orden normal», Enlil tomó una decisión extrema: la de cortar los contactos entre el «Cielo» (el Duodécimo Planeta o las naves espaciales) y la Tierra, y lanzó una acción drástica contra el lugar «donde la carne brotaba».

Agradecidos, los anunnaki hicieron sus solicitudes ante la llegada de los Trabajadores Primitivos y no perdieron tiempo en ponerlos a trabajar:

ADÁN ES LLEVADO AL “PARAÍSO” O EDÉN (A TRABAJAR)

Del mismo modo, el Libro del Génesis transmite la información de que «el Adán» fue creado en algún lugar al oeste de Mesopotamia (el sur de África queda al oeste de Mesopotamia) para, después, ser llevado al este, a Mesopotamia, para trabajar en el jardín del Edén:

“Y la Deidad Yahveh
 plantó un huerto en Edén, en el este…
y tomó al Adán
y lo puso en el Jardín del Edén
para que lo trabajara y lo cuidara”.

***

 Por lo que hemos visto aquí, constatamos que los textos sumerios traducidos por Zecharia Sitchin, al igual que los mitos de la creación de todo el mundo no se contraponen ni con el Génesis, ni con lo que sabemos de la evolución humana, mas bien podríamos hacer una síntesis de mitos mundiales de la creación y paleoanropología (evolución humana).

 

***

Basado principalmente en el Cap. 12 de El 12º Planeta de Zecharia Sitchin, con algunas anotaciones mías sobre temas afines sacadas de la bibliografía, internet y mis propias conclusiones.

***

Bibliografía

Chardin, Teilhard. El Grupo Zoológico Humano. Madrid: Taurus, 1962.

Le Gros Clark, W. E. El Testimono de la Evolución Humana. 1ª edición en español. México, D. F.: Fondo de Cultura Económica, 1976.

Leakey, Richard y Lewin Roger. Nuestros Orígenes. En Busca de lo que nos Hace Humanos. Barcelona: Editorial Crítica, 1999.

Comas, Juan. Introducción a la Prehistoria General. México, D. F.: Universidad Nacional Autónoma de México, 1971.

Alducin, Armando. Creación o Evolución. 1ª edición. Ciudad Satélite, Edo. de mëxico: Vida Nueva para México, 1987.

Arsuaga, Juan Luis y Martínez Ignacio. La Especie Elegida. Ediciones Temas de Hoy, 1998.

Asimov, Isaac. El Código Genético. 1ª Edición. Esplugues de Llobregat, Barcelona: Plaza & Janés, S. A., Editores, 1982.

Darwin, Charles. El Origen del Hombre y la Selección en Relación al Sexo. 13 reimpresión de la 1ª edición. México, D. F.: Editorial Diana, S. A., 1981.

—. El Origen de las Especies. 2ª EDICIÓN. México, D. F.: CONACyT, 1981.

—. El Origen de las Especies. México, D. F.: Grupo Editorial Tomo, 2005.

Dobzhansky, Theoddosius. Genética del Proceso Evolutivo. 1ª edición. México, D. F.: Textos Extemporáneos, 1975.

El Origen del Hombre. Barcelona: Salvat Editores, S. A.

El Origen de las Especies. México, D. F.: CONACyT, 1982.

Guyénot, Émile. El Origen de las Especies. 6ª reimpresión de la 1ª edición. México, D. F.: Editorial Diana, S. A., 1975.

Hedley, R. H. et al. El Hombre en la Evolución. Primera. Traducido por Estrada Enrique. México, D. F.: CONACyT, 1981.

Marín R., Enrique. El Híbrido del Hombre y el Antropoide. 1ª edición. México, D. F.: B Costa-Amic Editor, 1978.

Morgan, Elaine. Eva al Desnudo. 1ª edición. Editado por S. A. Editores Plaza & Janés. México, D. F.: Editorial Pomaire, S. A., 1975.

Oparin, A. El Origen de la Vida. 3ª. Editores Mexicanos Unidos, S. a., 1977.

Oparin, Symposium Conmemorativo en Homenaje a Alexander Ivanovich. El Origen de la Vida. 1ª Reimpresión de la 1ª. México, D. F.: UNAM, 1983.

Rodríguez, Pepe. Dios Nació Mujer. 1ª. Barcelona: Ediciones B, S. A., 1999.

Sitchin, Zecharia. EL DUODECIMO PLANETA: . 9ª. Editorial Obelisco, 2002.

The Human Primate. Enfield, middlesex: G.B.R. Educational Limited.

The Human Primate Homo erectus & the Neandertals. Enfield, Middlesex: G. B. R. EDUCATIONAL LIMITED.

The Human Primate, Man the Communicator. Enfield, Middlesex.

The Humane Primate Australopithecine to Habiline. Enfield, Middlesex: G. B. R. Educational Limited.

Wade, Nicholas. El ültimo Experimento. 1ª edición en español. México, D. F.: Noema Editores, 1980.

Waechter, John. Prehistoric Man. Primera. Hong Kong: Octopus Book Limited, 1977.

Watson, J. y Crick F. La Doble Hélice. Alianza Esitorial.

Watson, James D. La Doble Hélice. 1ª edición. Esplugas de Llobregat, Barcelona: Plaza & Janés. S. A. Editores, 1978.

Winchester, A. M. Introducción a la Genética Humana. 3ª reimpresión de la 1ª edición. Madrid: Editorial Alhambra, S. A., 1982.

 

_____________________

ENLACES RELACIONADOS

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/2013/07/13/libro-perdido-de-enki/

http://es.wikipedia.org/wiki/El_origen_de_las_especies

http://www.mundohistoria.org/blog/articulos_web/adn-mitocondrial-origen-del-homo-sapiens

http://www.reproduccionasistida.org/diferencias-entre-cigoto-embrion-y-feto/

.

***

Sígueme por Twitter:

 

Seguir a @serunserdeluz

 

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

 

También visítame en

http://serunserdeluz.wordpress.com/

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com

 

© Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

 

[i] Cigotos y embriones El cigoto es el primer estadio de vida. Tras la unión del óvulo y espermatozoide (gameto femenino y masculino) aparece el cigoto. Se fusionan los gametos formando una nueva célula con un núcleo y 46 cromosomas, 23 de origen materno y 23 paterno.A las 24 horas aproximadamente de la fusión, se produce la primera división por lo que deja de denominarse cigoto y comienza el periodo embrionario.

[ii] Algo extraordinario fue descubierto en Sudáfrica, cerca de 150 millas tierra adentro, al oeste del puerto de Maputo. Son los restos de una metrópolis gigante, que mide, en términos conservadores, cerca de 1500 millas cuadradas. Es parte de una comunidad aún más grande, de unas 10.000 millas cuadradas, y parece haber sido construida hace 160.000 a 200.000 años. (…)”Los miles de minas de oro antiguo descubierto en los últimos 500 años, apuntan a una civilización desaparecida que vivió y excavó por el oro en esta parte del mundo durante miles de años”, dice Tellinger. “Y si esto es en realidad la cuna de la humanidad, podemos estar mirando a las actividades de la civilización más antigua en la Tierra.” http://www.taringa.net/posts/noticias/6297617/Hallan-una-ciudad-de-200-000-anos-en-Sudafrica.html

***

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

 Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

Tú y Yo Siempre

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

 También visítame en

http://tuyyosiemprenovela.com (en construcción)

http://serunserdeluz.wordpress.com/

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/

 © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

Anuncios

3 pensamientos en “LA CREACIÓN DEL SER HUMANO (3 DE 3)


  1. Pingback: LA CREACIÓN DEL SER HUMANO (2 DE 3)
 | A que vine

  2. Excelente, tenemos el mismo entendimiento más aún así yo pienso que la aparición del Neandertal es el resultado de un experimento genético realizado por una raza evolucionada de extraterrestres pero mucho tiempo antes de la llegada de los Anunnakis. Para entonces los homínidos terrestres ya existían en una gran variedad y de entre ellas el Homo Erectus fue el que más se parecía a ellos y compartía en más de un 95 % su genética así que fueron usadas varias de estas hembras mono como madres substitutas para que gestaran la nueva semilla mitad extraterrestre y mitad terrestre. Estas hembras eran creaturas silvestres y se comportaban como chimpancés ya que actuaban por su instinto animal, no tenían la capacidad de pensar y razonar pero al combinar las dos genéticas de ese primer o segundo experimento, tal vez antes también ya lo habían hecho (Homo Erectus – Extraterrestre) resulto el Neandertal hombre mono pero más adaptado para usar herramientas y su creatividad comenzó surgir ya que ahora si podían pensar y analizar sus estrategias de caza y recolección de frutos. Estos vivieron por mucho tiempo con un recuerdo en sus mentes, recordaban a sus creadores (Los Sembradores del Espacio) razas bondadosas pertenecientes a la Jerarquía Galáctica, ellos que terminando su misión volvieron al espacio exterior dejando a la nueva raza Neandertal a su suerte. Estas primeras creaturas pensantes sacaron sus recuerdos y los plasmaron en pinturas rusticas en cavernas de lo que hoy es África y Europa por donde se propagaron. Esas eran pinturas rupestres con figuras de los antiguos visitantes que los crearon y junto a ellos también figuras de animales que ellos mismos cazaban.
    Ya después de mucho tiempo llegaron los Anunnaki otra raza Humanoide más avanzada tecnológicamente pero no tan benévola ya que exterminaron al Neandertal y de unos pocos que quedaron hicieron con ellos nuevos experimentos genéticos modificando su ADN y mezclándolo con el de ellos para sacar una nueva raza trabajadora que serviría a sus propósitos en la extracción de minerales para llevarlos a su planeta de origen, esta nueva raza fue el Homo Sapiens (esclavo con capacidad de pensar a medias y de reconocer a los Anunnakis como sus dioses creadores)

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Eduardo, me da mucho gusto que vuelvas a comentar en mi blog ¡bienvenido!

      Veo que seguimos teniendo las mismas ideas, detalles más, detalles menos. A mí los Neandertales son los que más me intrigan, aunque pienso que son una rama diferente a la del Homo sapiens, pero es difícil ubicarlos, sobre todo con los pocos datos que nos proporciona la ciencia oficial, además de que voluntaria o involuntariamente muchas veces son distorsionados para que encajen en la teoría ortodoxa.

      Estoy totalmente de acuerdo en que los anunnakis no fueron los únicos y quizá tampoco los primeros que empezaron a mutar a nuestros antepasados, quizá nunca lo sabremos con certeza mientras estemos encarnados, pero hay muchas personas, como tú y yo que siempre están en la búsqueda de respuestas.

      Muchas gracias por hacer este comentario y espero sigas haciéndolo, como antes.

      Saludos.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s