EN LA SOLEDAD

EN LA SOLEDAD

 .

Enciendo un cigarrillo más, mientras vuelvo a rellenar mi vaso de alcohol,

en la soledad de la inmensidad de mi cuarto de dos x dos,

entre el aroma del alcohol y el humo del tabaco,

escucho tu andar por la soledad de mi habitación.

.

Un día mas sin ti, aquí, en mi soledad,

viendo en la pared la inmensidad del universo,

y tu ahí, sonriendo; invitándome a pasar.

.

Espero la cita de mi vida, la que nunca llega tarde,

para que me lleve a tu lado;

pero ella en su sabiduría sonríe y pasando de largo

sólo dice aún no, no es el momento.

.

Quiero yacer en la soledad de mi cuarto,

quiero leerte estas líneas y otras más,

deseo ser parte de los poetas muertos,

esos, que en vida amaron sin ser amados,

esos… que vivieron escribiendo

y murieron amando.

.

 

Quiero ser del grupo de ellos,

porque solo así podré tocarte,

podré estar a tu lado, en la inmensidad del tiempo

recitándote los poemas más hermosos

y no dejarlos en papel, aquí sin destino.

.

Entre los vapores del alcohol y el humo del cigarrillo,

siento como te mueves a mi rededor, con tu sonrisa,

diciendo en mi cabeza embrutecida:

“Te amo, te espero”.

.

Tu poeta inmortal.

*

Daniel.

***
Mexicali, B. C., 8/14 de mayo, 2017, Danshaggy ©,  

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller.

.***

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue.

Anuncios