“EL COLLAR ROBADO”

“EL COLLAR ROBADO”

 

“EL COLLAR ROBADO”

30 DE JUNIO DE 1520, MÉXICO TENOCHTITLAN.

 

Durante la conquista de la Gran Tenochtitlan, cuando los españoles huían, hecho histórico conocido como la “Noche Triste” (para los españoles), Pedro de Alvarado, uno de los más feroces capitanes de Cortés, efectuó un gran salto en uno de los puentes del camino a Tlacopan, el famoso salto de Alvarado en el ahora llamado Puente de Alvarado.

En ese salto, perdió casi todo lo que él llevaba del tesoro robado a Moctezuma, pero pudo salvar un collar de chalchihuites, como los aztecas llamaban al jade, pero también a las esmeraldas; este collar era de esmeraldas.

.

Como ladrón que roba a ladrón, tiene 100 años de perdón, Pedro no entregó el collar a Cortés para ser repartido entre el Rey, Cortés y los soldados.

 Ver:

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2014/03/10/yo-ame-a-pedro-de-alvarado-2-a-precuela-hernan-cortes-y-la-noche-triste/

.

Después de la Conquista, ya instalados los españoles en la Nueva España, Alvarado se encaprichó con una joven indígena de Xochimilco, llamada Xóchitl, a la cual embarazó y ante la alternativa de casarse con una india, cumpliendo así como caballero con la mujer que amaba, o casarse por interés con una española que le conviniera, Pedro de Alvarado enfureció y golpeó a Xóchitl, gritándole los más soeces insultos.

 

-¡Maldita, hija de puta! ¿por qué carajos te embarazaste? ¡joder! – y así siguió haciendo gala de su léxico vulgar, mientras la golpeaba y pateaba en el vientre de tal manera que la hizo abortar, por lo que ella se regresó a Xochimilco con su familia y cuando estaba convaleciendo Pedro de Alvarado fue a pedirle perdón.

-¡Perdonadme!, ¡joder! Que no sabía lo que hacía, yo tengo planes de casarme bien, con una española de abolengo, no puedo casarme con vos, ni reconocer al chaval, por eso me enfurecí, pero, mirad, os traigo este regalito, algo que perteneció a tu Huey Tlatoani, Moctezuma II – dijo sacando de su alforja un hermoso collar de esmeraldas.

Y le ofreció el valioso collar de esmeraldas como ofrenda de paz. Ella no quería perdonarlo ni aceptar el collar,

-No Pedro, lo que hicisteis no tiene perdón, no quiero nada, nada suplirá a mi bebé no nacido.

Alvarado insistió y ella al fin accedió a ambas cosas.

 

Pedro se paró atrás de ella para ponerle el collar en el cuello; ambos contemplaron por unos segundos la imagen (vista de frente) en un espejo que Pedro le había regalado a Xóchitl; el pelo rojo de él en contraste con el negro de ella eran muy notorios, ambos lo captaron, sonrieron y ella volteó para mirarlo intensamente a los ojos, aunque él era un hombre violento perteneciente a los enemigos, ella lo amaba, no tenía remedio.

Pedro de Alvarado se despidió y regresó a la Ciudad de México, mientras Xóchitl se quedó en Xochimilco, pues aún estaba convaleciente del aborto.

Los chismes corrieron y la gente de Xochimilco se enteró de lo ocurrido y el Consejo de ancianos le requisó el collar a la joven, para enterrarlo en el fondo de una chinampa.

-Aquí estará seguro – comentó uno de los ancianos – junto a nuestros dioses que han sido enterrados aquí para esconderlos de los invasores.

El entierro se hizo en una ceremonia nocturna, con todo el pueblo como testigo, observando desde sus chalupas y trajineras y alumbrándose con antorchas.

Un indio joven se sumergió con el collar en la mano, salió a respirar y volvió a sumergirse, ante las exclamaciones de todo el pueblo que lo observaba y las lágrimas de Xóchitl por haber perdido su collar.

Al amanecer, las trajineras se retiraron lentamente, atrás de la chinampa donde fue enterrado el collar, podía contemplarse el paisaje inamovible de el Iztaccíhuatl y el Popocatépetl, los volcanes guardianes. 

SONY DSC

1996, CIUDAD DE MÉXICO.

Fiesta de jóvenes universitarios, en la que se conocieron Pedro Álvarez (pelo negro) y Flor Pérez (pelirroja) y se dio el flechazo [ellos no lo sabían, pero eran las mismas almas de Pedro de Alvarado y Xóchitl, pero cambiadas, Pedro era Flor y Xóchitl era Pedro]. Él estudiaba biología y le gustaba bucear, ella estudiaba arqueología y se especializaba en las joyas prehispánicas, sobre todo las aztecas; tenía obsesión por el Tesoro de Moctezuma y siempre vestía ropa folklórica.

Fueron novios durante un año y finalmente Pedro le pidió matrimonio, ella aceptó y, para festejar, fueron a Xochimilco a pasear.

En el mercado de artesanías -entre otras joyas-, vieron un collar de jade más o menos elaborado y a ella le brillaron los ojos.

-Mira amor, esas joyas son réplicas de joyas que los españoles robaron a los aztecas durante la conquista.

 

Pedro, muy galante, lo compró para obsequiárselo y se lo puso al cuello, ella volteó a verlo a los ojos con una mirada llena de amor.

-Gracias, mi vida, ¡es hermoso!

 

Luego fueron a recorrer los canales en trajinera. Durante el trayecto comieron sándwiches, envueltos en bolsas de plástico, que llevaba Pedro en una bolsa de yute, al darle los sándwiches a Flor, Pedro comenta,

-No creas que los hice yo, fue mi hermana, quien a veces va a mi casa a hacerme algo de comida y también, tan linda, hace la limpieza.

Flor rió – pues no cuentes conmigo para eso, no soy ama de casa – Pedro la mira serio, pero tratando de no dar importancia al comentario.

Siguieron paseando en la trajinera, se pusieron algo románticos y durante un beso apasionado, Pedro sin querer desabrochó el collar y éste cayó al agua (curiosamente en el mismo paraje y chinampa, donde el collar de Xóchitl fue enterrado, atrás, se contemplan los volcanes, Iztaccíhuatl yPopocatépetl ).

.

Como Pedro sabía bucear, la hizo de héroe y se lanzó al agua a recuperarlo. Tardó mucho tiempo, salió a respirar y se volvió a sumergir (exactamente igual que el indio que enterró el collar de Xóchitl).

 .

Flor estaba muy angustiada, como Pedro tardaba mucho, le pidió al lanchero que lo buscara y éste se lanzó al agua; poco tiempo después apareció, llevando a Pedro medio ahogado.

 .

Lo sacaron y Flor le dio respiración de boca a boca y aunque Pedro casi se recuperó, decidieron llevarlo al hospital. Cuando lo iban a meter al coche, Flor descubrió que Pedro tenía el puño derecho muy apretado, lo abrió y encontró un trozo de lodo con raíces y el extremo del collar aprisionado adentro del terrón; se lo quitó a Pedro y lo guardó en la bolsa de yute, en una bolsa de plástico donde habían estado los sándwiches.

Pedro ya estaba en su recámara, postrado en la cama, pálido y demacrado.

 .

-Mi amor, qué bueno que ya estás en tu casa, ya sólo es cuestión de que te recuperes.

 .

-Sí, nena, no hay nada como el hogar, dulce hogar.

 .

-Y mira que sólo pasaste una noche en el hospital, imagínate si hubieran sido más… no, mejor no te lo imagines, jajaja – le dijo Flor arreglándole las almohadas y cobijas.

 .

-Lo bueno es que mi hermanita no me falló y limpió la casa y me dejó comida preparada.

 .

-Sí, adoro a mi cuñadita.

 .

-¿Sabes, nena? tuve sueños extraños: una batalla, una huida, agua que lo rodeaba, pero no lograba recordar más.

 .

Se besan y él recuerda la causa de sus padecimientos.

 .

-¿Por cierto, siquiera valieron la pena mis sufrimientos? ¿recuperé tu collar?

 .

Flor casi se desmayó al recordar que lo puso en una bolsa de plástico con basura y fue a buscarla al bote de basura de la cocina; la bolsa estaba recién cambiada y vacía… corrió al patio del edificio, donde estaba el tambo en el que todos los vecinos colocaban sus bolsas con basura, sacó varias de diferente tamaño y color, hasta que reconoció una igual a la que vio en el bote de la cocina de Pedro. La abrió y sacó basura (sólo papeles y basura orgánica), pero casi al fondo estaba una bolsa de plástico con servilletas y un trozo de tierra, lo sacó y vio un extremo del collar, rápidamente devolvió todo lo demás al tambo y subió corriendo a enseñárselo a Pedro. Éste sonrió y ella fue al baño a lavar el collar, tiró grandes trozos del terrón a la basura y los remanentes de tierra los enjuagó en el lavabo.

 .

Cuando lo estaba secando, llegó Pedro. Flor lo extendió entre sus manos esperando la reacción de Pedro quien  quedó asombrado de la belleza del collar (el mismo que Alvarado le regaló a Xóchitl) y se dio cuenta de que no era el que se le cayó a Flor, se miran a los ojos y él toma el collar para ponérselo en el cuello (ella de frente al espejo sobre el lavabo, él a espaldas de ella), cuando terminó de abrochar el valioso collar de esmeraldas, levantan la vista al espejo del baño y ven reflejados a Pedro de Alvarado y Xóchitl, con los trajes de época y ella luciendo el collar…

 .

  1. Puebla de Zaragoza, Mayo de 1996, © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller.

 .

Cuento basado en la novela “Pedro y Xóchitl o (El Conquistador Conquistado), de Silvia E. Ruiz.

*

Ciudad de México, publicado 11 de septiembre de 2017, © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller.

.

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

***

Imágenes tomadas de internet y Pinterest.

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores, y si piensas que en verdad vale la pena,

 

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

 

Seguir a @serunserdeluz

 

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

Tú y Yo Siempre

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

O pídemela directamente a:

https://www.facebook.com/Serandra

o

serandra2@yahoo.com.mx

 

PEDRO DE ALVARADO VIOLA A LA MADRE DE XÓCHITL Yo Amé a Pedro de Alvarado 3

© condiciones al final

.

NOTA: Estas regresiones a la encarnación de Xóchitl no las publico en forma cronológica de aquella vida, sino de acuerdo como las fui teniendo y la numeración es el orden de las publicaciones.

.

PEDRO VIOLA A CITLALLI Y SALVA A XÓCHITL

 

Esta es otra regresión espontánea, viendo todo desde afuera, como si fuera una película, cuando aún estábamos mi alma gemela/operador y yo en Oaxaca, pero no anotamos la fecha ni las circunstancias, mi operador escribió todo lo que vi:

-Veo a Pedro de Alvarado [aún Tonatiúh para algunos indígenas], pasear por el borde de la acequia a un lado del palacio de Cortes, en lo que antes fue el Palacio de Moctezuma. Va distraído, ve a una joven indígena con un cesto de frutas en la cabeza y una niña de la mano. Se le antoja una fruta… y también la mujer; la recorre con la vista, era joven y de carnes duras, apretadas, como a él le gustan, se acerca a ella y la jala del brazo, tirándola al suelo, como era la costumbre de los conquistadores cuando querían violar a una indígena.

Ella se llama Citlalli, se defiende del español; llevaba un pequeño cuchillo en la cesta, para ofrecer una tajadita de su fruta a los “marchantes”; cuando Pedro la jala por un brazo para tirarla, su cesta también cae al suelo y el cuchillo queda muy cerca de su mano izquierda, mientras el español sube su falda, ella toma el cuchillo y con el mango le golpea la cabeza, él la suelta para llevarse la mano a la herida, ella se incorpora y lo golpea con la rodilla en los genitales, él se dobla por el dolor y ella le da otro golpe en la sien derecha.

La cabeza de Pedro está sangrando, pero eso a la vez que lo encoleriza, lo excita aun más y viola a la joven brutalmente, con lujo de violencia. Los indígenas que por ahí van pasando presencian la violación y no hacen nada; ya están acostumbrados a esas demostraciones de la “cultura superior” y “almas cristianas” de los conquistadores y saben que no pueden hacer nada para evitar esas humillaciones.

Xóchitl

-¿Alvarado Violó a Xóchitl?

-No, violó a la madre de Xóchitl.

-¿Y Xóchitl?

-Al agredirla Pedro, Citlalli soltó la mano de su hija (Xóchitl) y la chiquilla, medio muerta de miedo, se refugió encogida junto a la pared de la esquina, metiendo su carita entre sus bracitos, por lo que no vio la violación de su madre; está llorando cuando la levantan.

Los españoles marcaban a los indígenas con hierro candente

Los españoles marcaban a los indígenas con hierro candente

Uno de los soldados a los que el cruel Alvarado había ordenado que castigaran a la mujer por haber osado defenderse, la llevó junto a su madre cuando la estaban marcando en la cara con un hierro candente para acarrearla al norte como esclava; llenos de conmiseración, decidieron no marcar a la chiquilla en el rostro, sino en el brazo derecho; el hierro ya estaba nuevamente al rojo vivo y la chiquilla cerró los ojos al sentir el calor acercarse a su bracito, cuando Pedro les grita para que a ella no la marquen con el hierro.

Pedro de Alvarado conquistador de Mexico y Guatemala

Pedro de Alvarado conquistador de Mexico y Guatemala

Él se acerca cojeando y tratando de detener la hemorragia de su cabeza con la mano. Toma a la niña en brazos y Xóchitl aún asustada abre los ojos para ver a su salvador y ve unas barbas rubias, casi rojas y unos ojos verdes como chalchíhuitl que la miran intensamente. Esa cara y esa expresión se queda grabada muy profundo en el corazón de la niña, junto con el olor, mas fuerte que el de las cebollas que cultivaban sus tíos, allá en Xochimilco (ahorita siento el olor).

-¿Qué te provoca el recuerdo de ese olor?

-El olor de él, algo como amor y como deseo, raro. El de las cebollas, repulsión.

-¿Por qué?

-Deja ver… ahí pasan cosas más importantes, pasan muchas cosas en ambos, en sus sentimientos.

-Explora esos sentimientos y descríbelos.

-Pedro contempla a la niña con una mezcla de ternura, agrado y también miedo a ese calorcillo que empieza a sentir en su corazón, temor a ese sentimiento desconocido, que no es posible que una niña indígena provoque en él, sin embargo, ahí está, esa ternura, esa dulzura que le embarga desde que toma a la criatura en sus brazos. Puede llevarla a su casa como esclava, pero prefiere no hacerlo. Busca una solución con la mirada y ve a un indígena que está por ahí.

Le ofrece monedas de oro para que se lleve a Xóchitl a su casa, pues su madre va a ir a un lugar lejano. Lo responsabiliza con su vida por ella y le ordena que cuando tenga edad, se la lleve a Xochimilco para verla.

El indio comprendió a medias el discurso, pero sí entendió lo principal: cuidar a la niña y llevársela a Alvarado a su casa de Xochimilco cuando estuviera en edad; a cambio de eso estaba recibiendo una cantidad de dinero que para cualquier indígena significaba una fortuna.

José que “casualmente” era hermano de Citlalli y tío de Xóchitl se sintió muy feliz de que, aunque su hermana había sido violada por Pedro de Alvarado, Adelantado o encomendero de su propio pueblo -Xochimilco- y enviada a quién sabe donde, como esclava, su sobrina milagrosamente se había salvado [el mismo Alvarado dio la contraorden], y lo que era mejor, le había dado muchas monedas de oro para que la cuidara, cosa que de cualquier manera iba a tener que hacer, en caso de que no se la llevaran también.

Si el costo era guardarle a Xóchitl y llevársela para concubina cuando estuviera en edad de ser violada, esperaba que el español la tratara bien, lo cual era de esperarse si le había pagado una fortuna para que se la cuidara, sin saber que él era tío de la niña y que ambos vivían en Xochimilco, por lo tanto, el español tendría a la niña muy cerca.

Tomó a la niña de brazos de Alvarado y rápidamente y sin voltear, la lanzó a su trajinera para llevarla a Xochimilco.   Xóchitl cayó de bruces sobre las cebollas que su tío llevaba al mercado, todavía escuchando los alaridos de su madre por el dolor del hierro candente en su mejilla. La niña se asomó por la orilla de la trajinera y vio cómo encadenaban a su madre y la llevaban a empujones hacia algún lugar que la niña no podía imaginar. Su tío, temiendo que Alvarado cambiara de opinión, empujó la cara de la niña, que nuevamente quedó entre las cebollas, percibiendo el olor que después siempre le traería sensaciones desagradables, aunque ya no recordara por qué (esa es la explicación de que en esta vida aún odio el olor a cebolla, no lo soporto).

-Bien, continúa ¿qué pasa con Xóchitl?

-Xóchitl no tenia padre; había sido producto de otra violación de algún soldado español, pero tenía mas rasgos indígenas que blancos; los indios casi aceptaban a estos hijos mestizos, hijos de madres violadas, como si fueran indios puros, pero siempre sentían algún recelo hacia ellos.

Sin embargo, Citlalli amaba tiernamente a su hija, no le importaba que fuera bastarda, pues ella misma también lo era, había sido producto de un antojo de Cuitláhuac, hermano del Huey Tlatoani Moctezuma Ilhuicamina, durante un viaje en el que había pasado por Xochimilco y la madre de Citlalli le había llamado la atención.

 

Xóchitl, ¿concubina del encomendero de Xochimilco, Don Pedro de Alvarado?

Todos en el pueblo lo sabían y, por ser el padre quien era, le tenían un cierto respeto a la madre de Xóchitl; ahora la niña también iba a ser “especial”, ya que estaba reservada para uno de los conquistadores más importantes, pues era el segundo al mando y además, dueño de Xochimilco, era conocido por los indígenas como Tonatiúh [dios sol], debido a su pelo y barba rubios, casi rojos; a pesar de su violencia, seguían llamándolo así.

-¿Pero qué pasa con Xóchitl?

-José llego con la niña a Xochimilco y les platicó a sus parientes lo sucedido. Acordaron hacer un consejo de familia para decidir que harían con Xóchitl.

Acuerdan seguir las órdenes de Alvarado, deciden que ya que Xóchitl es mestiza, no hay tanto inconveniente y cuando tenga edad será ofrecida al conquistador…

-¿No tuvieron problema con que Xóchitl fuera concubina de Pedro de Alvarado?

-Su tío José se consolaba pensando que por lo menos sabían que si el capitán Alvarado la quería para él, ningún español se atrevería a tocarla, y si había dado tanto dinero para que la cuidaran, podían esperar que fuera benévolo con ella.

Decidieron que Xóchitl se quedaría con José Tepictli y con su esposa Maria Tlazotlicíhuatl (esos son los nombres que mellegan) y que las monedas se guardarían enterradas en la chinampa del anciano del pueblo, para usarlo en caso de necesitarlo para pagar los impuestos que se les cobraban a los indios. En tal caso, el dinero regresaría a Alvarado, pero no perderían sus tierras. Aunque pensaban que si Xóchitl era su concubina, eso no seria muy probable.

La niña creció muy cuidada y sin ser obligada a efectuar todas las labores usuales de las mujeres y sin aprender todas sus limitaciones, pues daban por hecho que iba a vivir con el Adelantado y que no le haría falta el saber de las mujeres indígenas, salvo el saber curar, pues su tía era curandera y su madre también lo había sido; tampoco iba a tener que ajustarse al comportamiento y principios de los aztecas, ya que se tendría que acostumbrar a los de los españoles.

Su niñez transcurrió tranquilamente, ayudando a su tía en la casa y a su tío en la venta de cebollas, pues ellos no habían tenido hijos.

-¿En esa vida no odiabas las cebollas?

-Mmm, no, no me agradaban, pero no las odiaba, fue un recuerdo reprimido, que ha salido en esta encarnación. Ya estoy cansada.

Fin de la regresión.

 

Dado que mi operador no es psicoterapeuta, no hizo nada para quitarme ese aversión a las cebollas crudas, que aún padezco.

 

***

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romantica
tu-y-yo-siempre-novela-romantica

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

Tú y Yo Siempre

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

También visítame en

http://tuyyosiemprenovela.com (en construcción)

http://serunserdeluz.wordpress.com/

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

 

 

YO AMÉ A PEDRO DE ALVARADO 2 A. PRECUELA, HERNÁN CORTES Y LA NOCHE TRISTE

© condiciones al final

.

SUEÑO ANTERIOR A LA LECTURA DE VIDAS DE HERNÁN CORTÉS

Ver:

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2014/03/08/yo-ame-a-pedro-de-alvarado-2-hernan-Cortés/

La lectura de vidas que hice de Hernán Cortés, se debió a que estaba tratando de rectificar (porque no quería ratificar) quién fue, en mi vida presente, Hernán Cortés, porque en un sueño en el que varias personas o maestros me estaban hablando sobre la muerte, y donde todo lo veía en blanco y negro, de repente pensé [o me dijeron]:

El Árbol De La Noche Triste

Arbol de la Noche Triste siglos pasados

Arbol de la Noche Triste siglos pasados

Y vi el árbol y junto a él [el árbol era joven, no como está ahora] estaba parado Cortés como conquistador, elegante e imperioso…instantáneamente se convirtió en mi esposo de esta vida, para entonces ya fallecido, pero no en su mejor expresión ni con su carisma, sino parado medio desgarbado, con su pantalón azul clarito y su suéter rojo  y de cuadritos azul, blanco y rojo  (que le gustaba ponerse los fines de semana); tan solo estaba parado, como esperando a alguien. me desperté y me quede inquieta porque no quería pensar que pudieran tener alguna relación.  Eso fue unos 3  ó  4 días antes de hacer la lectura de vidas.

Arbol de la Noche Triste Siglo XX

Arbol de la Noche Triste Siglo XX

Con esa lectura quería ver que no era cierto, pero…

Lo que vi está en mi post cuyo enlace está arriba, pero creo que es necesario dar más datos para que los lectores (sobre todo los no mexicanos, que no están familiarizados con nuestra historia) capten el contexto, recordando que en el momento de la conquista (invasión) yo estaba encarnado como sacerdote azteca de Quetzalcóatl, así que viví en carne propia todos estos sucesos, pero del lado de los mexicas.

HERNÁN CORTÉS Y LA NOCHE TRISTE

noche triste

noche triste

La Noche Triste es el nombre dado por los españoles a la noche del 30 de junio de 1520, cuando a las afueras de Tenochtitlan (hoy Ciudad de México) Hernán Cortés con sus huestes españolas sufrió una derrota, a manos del ejército mexica.

***

ENTRADA DE CORTÉS A TENOCHTITLAN

Cortes_y_Moctezuma

Cortes_y_Moctezuma

Todo empezó desde el 8 de noviembre de 1519, cuando Cortés y su ejército entraron en la capital del Imperio azteca, México-Tenochtitlan y El emperador Moctezuma II, rodeado de la nobleza mexica, lo recibió con honores, sin sospechar de la falsedad y astucia del visitante, Hernán Cortés fue hospedado por Moctezuma en el palacio de Axayácatl (que había sido padre de Moctezuma y Huey Tlatoani de los mexicas o aztecas), situado en el centro de la isla-ciudad.

Moctezuma y Cortés foto Tlacaelel

Moctezuma y Cortés foto Tlacaelel

Pero como en aquellos aposentos Moctezuma tenía depositados los tesoros de su padre Axayácatl y Cortés los descubrió, éste pensó en la conveniencia de capturar al emperador y mantenerlo como rehén para robar impunemente el tesoro.

Moctezuma

Moctezuma

Prisión de Moctezuma

Moctezuma apresado Van Beecq

Moctezuma apresado Van Beecq

El pretexto para hacer prisionero a Moctezuma II surgió cuando un pueblo totonaca que se había aliado con los españoles se negó a pagar el tributo debido a México-Tenochtitlan alegando que no eran ya vasallos de los aztecas y pidió ayuda a la guarnición española estacionada en el puerto de Veracruz.

Ello condujo a una escaramuza entre los bandos que culminó con la muerte de siete españoles, entre ellos el capitán Juan de Escalante.

Cortés, al enterarse del suceso, reprochó a Moctezuma II su hipocresía y le tomó como prisionero. Moctezuma fue conducido al palacio de su padre Axayácatl, que Cortés había convertido en su cuartel.

Moctezuma apresado por Cortes

Moctezuma apresado por Cortes

Los vasallos de Moctezuma, al verlo pasar prisionero, se enfurecieron y demandaron arrojar a los españoles de la ciudad.

Cortés exigió a Moctezuma que le entregara al cacique Cuauhpopoca, el noble azteca que había sido, a sus ojos, el causante de la muerte de los soldados españoles.

Moctezuma lo hizo presentar junto con sus amigos notables.

Dos días más tarde, Moctezuma recibió la segunda afrenta. Los españoles le encadenaron para poder consumar sin temor alguno el asesinato de Cuauhpopoca y su séquito, a quienes dieron muerte atándoles vivos a los postes de una hoguera, al estilo español.

La matanza del Templo Mayor

Matanza Templo Mayor

Matanza Templo Mayor

Cuando Cortés, tuvo que ausentarse de Tenochtitlan, para enfrentar a la expedición de Pánfilo de Narváez, dejó como sustituto a Pedro de Alvarado, al cargo de una compañía de 80 soldados que deberían resguardar y proteger al prisionero Moctezuma II, preciado cautivo que les aseguraba la neutralidad de los mexicas, que no los atacarían, para que no mataran a su emperador.

Alvarado, ante las continuas noticias (o quizá mentiras) aportadas por sus aliados tlaxcaltecas y totonacas sobre las intenciones agresivas de sus anfitriones, recurrió a la táctica que tantos éxitos le depararía en el futuro: atacar primero.

Parece que Tonatiuh (Alvarado) trató de descabezar la posible rebelión eliminando la clase dirigente tenochca. La orden de atacar a los señores, que estaban indefensos celebrando un festival religioso, el Tóxcatl, para el cual el mismo Alvarado había dado permiso, acabó en una masacre del estrato dirigente de la ciudad, además españoles y tlaxcaltecas masacraron a decenas de mujeres y niños indefensos.

Esta Matanza del Templo Mayor, encendió la mecha de la rebelión que comenzó poco después de que Cortés regresara y tratara de calmar los ánimos.

ASESINATO DE MOCTEZUMA

Para ello exigió a Moctezuma II que se dirigiera a su pueblo para tranquilizarlo y Moctezuma II se asomó a la azotea de su palacio, instando a sus seguidores a retirarse.

Moctezuma_palace

Moctezuma_palace

La población contempló horrorizada la supuesta complicidad del emperador con los españoles, por lo que comenzaron a arrojarle piedras y flechas que lo hirieron mortalmente (eso fue lo que dijo Hernán Cortés, pero hay versiones de que fue el mismo Cortés quien mató a Moctezuma por negarse a sus exigencias, el emperador falleció poco tiempo después del ataque).

Códice de Moctezuma Muerte  Foto BNAH.mentiras

Códice de Moctezuma Muerte Foto BNAH.mentiras

Ver: http://www.arqueomex.com/S2N3nMentirasVerdades123.html

Cortés comprendió inmediatamente las funestas consecuencias que tendría lo sucedido.

Según la versión azteca, todos los nobles aztecas que se encontraban en poder de los españoles fueron ejecutados al dejar de ser útiles.

Sin embargo algunos nobles sobrevivieron, quizá los que no eran rehenes.

En verdad nada se sabe de cierto de los últimos momentos del emperador Moctezuma.

Españoles tirando cadaveres de Moctezuma e itzquauhtzin

Españoles tirando cadaveres de Moctezuma e itzquauhtzin

Muerto Moctezuma II, los señores y los sacerdotes eligieron a Cuitláhuac como su gobernante y caudillo de guerra. Éste desplegó gran actividad para alistar tropas y buscar alianzas (que no consiguió), y tratar de destruir a los invasores españoles. Pero murió pronto, víctima de la viruela.

ESCAPE HACIA TACUBA Y LA NOCHE TRISTE

Después de una semana de combates entre mexicas y españoles, los españoles y sus aliados indígenas estaban cercados en el palacio de Axayácatl y sus alrededores casi sin alimentos, por lo que decidieron huir al punto de la medianoche del 30 de junio de 1520.

Pero los guerreros aztecas los descubrieron. Pronto empezó a sonar el tambor y los españoles se vieron rodeados por embravecidos guerreros.

Museo_de_América_Conquest_of_Mexico_04

Museo_de_América_Conquest_of_Mexico_04

En minutos la laguna que rodeaba México-Tenochtitlan hirvió de canoas repletas de nativos armados de lanzas y flechas, en tanto desde las azoteas los guerreros atacaban la retaguardia, otros nativos cortaron los puentes a tierra firme.

La Noche Triste huida de espanoles

La Noche Triste huida de espanoles

Algunos soldados que prefirieron deshacerse de las joyas y oro que cargaban lograron salvarse, en tanto que muchos de los que iban lastrados por armadura de acero, barras de oro y joyas robadas, murieron ricos (hay una leyenda acerca del salto de Alvarado durante esta huida, que publicaré en otro post).

Noche Trista huida Cortes y huestes

Noche Trista huida Cortes y huestes

Hombres y caballos se ahogaron en las acequias y pozas, se perdió la artillería, de más de mil tlaxcaltecas aliados sobrevivieron apenas un centenar y la mitad de la tropa española quedó muerta y heridos casi todos los demás. Se dice que el 90% del producto del saqueo del tesoro de Moctezuma se perdió en el fondo del lago.

Batalla de La Noche Triste

Batalla de La Noche Triste

“El Árbol de la Noche Triste”

 

arbol-de-la-noche-triste Francisco J sep 2012

arbol-de-la-noche-triste Francisco J sep 2012 Calzada México-Tacuba y Cañitas, Ciudad de México 08769, México

Cuando el ejército español se vio forzado a huir de Tenochtitlan, sufriendo la baja de más de la mitad de sus elementos y la pérdida de la mayor parte del tesoro que habían saqueado en su invasión a Tenochtitlan, en su huida hacia Tlacopan, después de haber sufrido una cruel derrota a manos de los mexicas, Cortés, herido y hundido en soledad, lloró amargamente su derrota bajo el follaje de un ahuehuete, (nombrado desde entonces “El Árbol de la Noche Triste” por los españoles). Casi quinientos años después, los restos de este  árbol aun siguen en pie, dando vida a una de las imágenes icónicas del periodo de la conquista, quedando totalmente ligado a la figura de Hernán Cortés.

***

Esto es lo que dice la historia, creo que yo tengo una regresión en que vi detalles de esta batalla, pero no la conservo en mi memoria debido a lo traumático de ella, quizá sí la tenga en la computadora, en cuyo caso la publicaré, ya que es mi versión de los hechos, siendo testigo presencial y defensor de mi pueblo en la batalla.

***

El meollo del asunto es que  en mi lectura de vidas de Hernán Cortés, confirmé que sí fue mi esposo en esta vida.  Si no lo has leído, ve a:

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2014/03/08/yo-ame-a-pedro-de-alvarado-2-hernan-cortes/

***

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

También visítame en

http://serunserdeluz.wordpress.com/

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/

________

ENLACES RELACIONADOS

http://es.wikipedia.org/wiki/Noche_Triste

http://www.sopitas.com/site/250723-vagando-con-sopitas-com-presenta-el-arbol-de-la-noche-triste/