YO AMÉ A PEDRO DE ALVARADO, REGRESIÓN A UNA VIDA PASADA

© condiciones al final

Viene de:

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2014/03/03/yo-ame-a-pedro-de-alvarado-serie-introduccion/

TONATIUH

Mi pareja de la época en que tuve esta regresión y operador (también es mi alma gemela)   y yo estábamos en la ciudad de Oaxaca, después de haber ido en viaje de trabajo [para formar una reserva de la biosfera] en la Presa Miguel Alemán.

Tanto él como yo manejamos Energía Curativa por medio de la imposición de las manos y cuando uno de los dos se sentía indispuesto, el otro lo ayudaba dándole lo que llamamos “purificación” [pasando Energía con la mano a unos centímetros de distancia de la parte afectada, como la técnica del Reiki].

Era frecuente que cuando él me daba “purificación”, yo tuviera visualizaciones, sobre todo de vidas pasadas, es decir “regresiones espontáneas”, generalmente relacionadas con algunas circunstancias que estábamos viviendo en el momento.  Lo que voy a narrar empezó una noche en que  yo me sentía mal debido a una inflamación abdominal.

REGRESIÓN ESPONTÁNEA A UNA VIDA PASADA EN XOCHIMILCO, MÉXICO

Después de media hora de estar de pie recibiendo purificación, me senté, y aún teniendo los ojos cerrados, empecé a visualizar muchos árboles; eran cipreses (altos, delgados) y  también vi árboles blancos (álamos).

XOCHIMILCO flickr rageforst

XOCHIMILCO flickr rageforst

Supe que estaba en Xochimilco (México).

Vi una mujer indígena muy joven (casi una niña) en una trajinera llena de cebollas, su negrísimo y sedoso pelo peinado en una larga trenza.  De pronto me vi sentada junto a ella…mas bien casi “dentro” de ella, pero no como otras veces que sí me siento totalmente la protagonista, ni como cuando, aún siendo la (o el) protagonista, veo todo desde afuera y/o arriba; esta vez estaba yo medio integrada a ella, pero sí era ella.

Empecé a narrar lo que veía: para ese entonces mi alma gemela ya sabía que debía fungir como mi operador y siempre tenía una libreta y pluma a la mano, para poder escribir lo que yo veía espontáneamente.

-Yo sembraba y vendía cebollas…[quejido]

-¿Que pasó?

-¡Me violo!… no… me sedujo.

-¿Quien?

-El español…(vi una figura de un dios azteca, que se me hizo conocido en nivel consciente, pero no recordaba su nombre), sin embargo solo dije:

-Tonatiuh.

DIOS AZTECA TONATIUH DIOS SOLAR

DIOS AZTECA TONATIUH DIOS SOLAR

-No entiendo.

Empecé a quejarme y sobarme el vientre que estaba abultado por la inflamación; cada vez se abultaba mas en la realidad física.

-¿Que pasa?

-Estoy embarazada.

-¿Cuantos meses llevas?

Mas quejidos -Seis.

Empecé a llorar muy afligida.

-No…¡no lo quiere! -quejidos y llanto inconsolable.

-Ve al momento del nacimiento de la criatura.

-Eres tú.

-Sintiendo un presentimiento él preguntó -¿el bebé?

-No…¡el español!

-¿Cómo se llama?

-Pedro de Alvarado.

-!? – (Se asombró mucho y supongo que no le agradó saberlo, puesto que Alvarado tiene  fama de sanguinario lo que  más se recuerda de él son las matanzas del Templo Mayor y otras tanto en México como en Guatemala).

Pedro de Alvarado conquistador de Mexico y Guatemala

Pedro de Alvarado conquistador de Mexico y Guatemala

-¿Lo conoces en esta vida?- el operador quería confirmar o desechar el dato.

-Sí, eres tú.

-¿Y al bebé?

-Sí, es mi actual hijo, pero tú no lo querías y eso me hacía sufrir mucho.

SEGUNDA REGRESIÓN LA MISMA NOCHE, MÁS TARDE, YA ESTANDO CASI DORMIDA, PERO CON LOS OJOS ABIERTOS.

Empecé a ver que iba yo en mi trajinera llena de cebollas; llegué a un muellecito y Pedro de Alvarado-Tonatiuh me estaba esperando ahí, era su casa, me mandaron entregar mis cebollas ahí en lugar del mercado.

Casa y canal Xochimilco

Casa y canal Xochimilco

Me ayudó a bajar de la trajinera y subir al muelle y me llevó a las caballerizas para hacerme el amor por primera vez.

Me empezó a hablar bonito, y aunque yo no entendía las palabras, sí el sentido [y el sentimiento] que tenían y lo dejé acariciar mi pelo y luego mis mejillas que estaban ruborizadas y ardiendo; él entonces me besó el cuello y casi deshizo mi trenza al acariciarme.

Yo había visto a españoles violar mujeres indígenas y nunca era de esta manera, pues siempre las tomaban por la fuerza, sin embargo ¡nada menos que Tonatiuh! quien tanto temíamos y que a pesar de su crueldad aún conservaba cierto halo de deidad, me estaba conquistando, seduciendo en lugar de forzando.

Llegó hasta a hincar una rodilla en el suelo, para desatar mi cinturón y quitarme la falda.  Para entonces, aunque aún no en lo físico, yo ya era suya en alma y espíritu (por supuesto, ambos ignorábamos que somos almas gemelas).

Me hizo el amor bruscamente y me lastimó, pero yo ya estaba perdidamente enamorada de él y lo acepté y al final lo disfruté, entonces empezó a insultarme, a decirme “puta” y otras cosas.  Yo seguía sin entender las palabras, pero me di cuenta de su cambio de actitud, pues ahora estaba enojado, pero nunca supe por qué [al momento de sentir que me causaba placer, pensó que no era la primera vez y eso lo enfureció, además el no estaba acostumbrado a que una mujer gozara: las españolas “decentes” por su educación y las indígenas, porque eran violadas no gozaban. Las únicas que gozaban o decían hacerlo eran las prostitutas y él me comparó con ellas, sin ponerse a pensar que ni tenia yo la educación represora de las católicas españolas  decentes, ni estaba siendo violada; lo único que sintió fueron celos y furia en caso de que yo fuera “puta”.

(En otra regresión vi que desde que yo era niña pequeña él había ordenado que a mí me respetaran los otros españoles y por eso me había salvado de ser violada, así que ésa sí era mi primera vez).

PEDRO NO “ME PUSO CASA”

La relación siguió; yo iba tres o mas veces por semana a su casa y hacíamos el amor, casi siempre en la caballeriza, nunca adentro de la casa, y nunca me “puso casa” como hacían algunos españoles con las mujeres indígenas “especiales”; yo no entendía por qué y suponía que yo no le interesaba, pero la realidad era que él quería que yo conservara mi independencia y el contacto con mi gente, no quería sacarme de mi ambiente para llevarme al “limbo” en el que vivían esas indígenas, pues ya no las aceptaba nuestra gente y jamás pudieron entrar a la sociedad española; ni aún las que sí se casaban con españoles eran bien aceptadas, aunque fueran de sangre noble (como Tecuichpo, la hija de Moctezuma o Malinche, la amante de Cortés, a quien él casó también varias veces con algunos de sus subordinados).  Pedro lo hacia por mi bien, sobre todo porque él estaba poco en la Ciudad de México, debido a sus viajes de conquista, pero eso, en aquel entonces, nunca lo entendí.

Estas dos regresiones a mi vida como Xóchitl, una indígena xochimilca fueron las primeras de muchas regresiones que tuve por varios meses a esa encarnación, muchas de ellas de manera espontánea, cómo estas dos. Ya la iré publicando poco a poco

Continúa en:

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2014/03/08/yo-ame-a-pedro-de-alvarado-2-hernan-cortes/

***

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

También visítame en

http://tuyyosiemprenovela.com (en construcción)

http://serunserdeluz.wordpress.com/

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/ 

Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

 

____________________________________________________________________________________

Anuncios