TÚ Y YO SIEMPRE, NOVELA, CAPÍTULO XI “LA TERAPIA”, FRAGMENTO

TÚ Y YO SIEMPRE, NOVELA, CAPÍTULO XI “LA TERAPIA”, FRAGMENTO

© condiciones al final

CAPÍTULO XI “LA TERAPIA”

 SIN SOBRE

 Quien convertir pretenda de improviso

El amor terrenal en culto eterno,

Necesita labrar un paraiso,

Sobre la oscura sima del infierno.

¿Ves ese sol que llena de alegría

 El cielo, el mar, el bosque y la llanura?

Él trae a los mortales cada día

Nuevas dichas y nuevas amarguras.

             

Cada alma tiene un libro que atesora

Sus afectos; en él, sin vano alarde,

¡cuanto nombre se agrega en cada aurora!

¡cuanto nombre se borra en cada tarde!

Juan de Dios Peza

***

Alma, la protagonista, habla con su amiga y terapeuta  Verónica, empieza hablando Alma:

(…)

-Eso es bueno, el que duda y busca respuestas aprende más; pero volviendo al tema, lo que tú no aceptas es que yo crea en la reencarnación…

-Yo no debo aceptar o rechazar tus creencias…

-Pero lo haces y esto ya más que terapia es polémica – no permitió que Verónica contestara – y me parece bien, es más, pensaba proponerte que dejemos todos los rituales de la terapia y sencillamente externemos nuestras opiniones, te aclaro que yo no trato de convencerte de nada, pero sé que tú quieres que “vuelva al redil” y me hace bien escucharte, porque tú eres como el “abogado del diablo” que yo misma trato de ser, pero estoy tan inclinada a mis nuevas creencias, que se me dificulta ver las cosas desde mi anterior punto de vista …

Y quiero decirte que no he salido de él, sino que simplemente dejé de ser, como científica, un  espíritu masculino que no puede ser fecundado por un elemento extraño; ahora, en cuanto a mis convicciones, me he vuelto un espíritu femenino, mi mente se ha tornado más receptiva y fructífera y acepto, sin dejar lo mío, ser fecundada por lo ajeno y gestar lo diverso, dándolo a luz bajo una forma propia, es decir: después de la tesis científica occidental que tenía, estoy conociendo la antítesis (sabiduría oriental) y estoy dándole forma a mi síntesis; de nadie más, sólo mía.

Eso es, en mucho lo que hizo Carl Gustav Jung.cuando conoció a Wilhelm Reich.

-Otra vez Jung.

-¡Claro!, él reconocía lo profundo de la sabiduría china, pero sabía que no era posible apropiarse de la sapiencia oriental sin reflexionar, abandonando totalmente la ciencia occidental – la  miró inquisitiva – ¿aceptarías hipnotizarme y hacerme estas preguntas, como quedamos la vez pasada? – le tendió unas hojas,

Verónica las tomó.

-Está bien, como quieras… Ponte cómoda, cierra los ojos, respira   profundo… A la cuenta de tres vas a ir al nivel más  profundo de tu   mente… – leyó – el nivel cósmico; pedirás permiso para entrar a la cuarta dimensión y para tener acceso a los archivos Akáshicos. Avísame cuando estés lista. Uno…dos…tres.

Alma respiró profundamente; su expresión, ya de por sí tranquila, se llemó paz y pasados unos segundos respondió:

-Ya estoy en la cuarta dimensión.

(…)

la observó un instante antes de continuar; al constatar que estaba en un nivel muy profundo de conciencia, siguió leyendo

-¿Has reencarnado más de una al mismo tiempo que Edgar?

-Sí.

-¿Cuantas veces?

Alma no contestó de inmediato, pero unos segundos más tarde, con voz más tranquila respondió

-Ciento veintitrés.

Verónica no se esperaba esa respuesta, pero reponiéndose de inmediato de la sorpresa, siguió preguntando lo que Alma había escrito.

-¿En cuántas de esas vidas han sido pareja?

 -En cien – ahora ya había seguridad en su voz. 

-¿Hay alguna razón para que sean tantas? -preguntó por su cuenta.

 -No son muchas… sí hay razón; somos almas gemelas, la mitad perfecta   que le corresponde a cada quién; queremos llegar al estado superior,   pero hemos tenido (como todas las almas) tropiezos en el camino; a veces él, a veces yo… Además de amarnos mutuamente (por que al hacerlo nos   amamos a nosotros mismos), también somos como un ayudante del Angel   Guardián del otro y a veces sólo nos unimos para ayudar o salvar a nuestra otra mitad y nos separamos para seguir nuestra tarea en el camino hacia la perfección.

 -¿Por eso es que siempre se separan tan pronto?

-Sí; como toda alma completa tenemos una misión en la tierra, que llevaremos a cabo en una larga o corta serie de vidas, esa tarea consta de muchas etapas y aspectos; en algunas encarnaciones ya hemos hecho   cosas importantes, otras se nos han pasado sin pena ni gloria, pero esas nos retrasan; en algunas hemos pagado con sufrimientos lo que debíamos de vidas anteriores.

 -¿Todavía les quedan muchas encarnaciones por vivir?

(…)

Lo que respondió Alma, lo encontrarás en la novela Tu y Yo Siempre:

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

 

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

Tú y Yo Siempre

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores, y si piensas que en verdad vale la pena,

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

Tú y Yo Siempre

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

También visítame en

http://tuyyosiemprenovela.com (en construcción)

http://serunserdeluz.wordpress.com/

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

Anuncios

MIS REGRESIONES A VIDAS PASADAS

CAPITULO I

CÓMO EMPEZÓ TODO.

La primera regresión o mensaje con imágenes que tuve fue espontánea.  Sucedió hace algunos años, después de haber tomado un seminario sobre manejo de Energía Curativa en una congregación internacional proveniente de Japón.

Un amigo, después mi pareja, a quien llamaré  W[i]me invitó a tomar ese seminario para que pudiera solucionar un grave problema de insomnio que ya duraba 7 años, y al día siguiente de la terminación del curso, él me estaba dando energía curativa por medio de la imposición de manos[ii] 

imposicion-de-manos

en el Punto 8 (en el entrecejo, sitio del tercer ojo[iii])

El Tercer ojo

y   yo debía permanecer quieta, en silencio, con las manos juntas como en oración y con los ojos cerrados; generalmente esto proporciona una paz sólo comparable a la que da la meditación o entrar a nivel alfa[iv], pero esa ocasión después de ver una oscuridad absoluta, empecé a ver como en una película o en un vídeo una serie de imágenes un tanto incoherentes entre sí, pero clarísimas, muy vívidas  y sorprendentes en el sentido de que yo me sentía ahí, a veces como observadora a veces como protagonista, entre las imágenes estaban algunas del Sol y otras estrellas, pero vistas de cerca. 

EL SOL, nuestra estrella más cercana, alrededor de la cual orbitamos

(Esto me siguió sucediendo por mucho tiempo antes de que nos diéramos cuenta de que eran mensajes cifrados y de que podíamos descifrarlos).

Al terminar la imposición de manos, ingenuamente le platique a W lo que había visto y él, asombrado, inmediatamente tomó nota de todo lo que recordé, antes de explicarme que, contrariamente a lo que yo había supuesto, eso no era lo usual y, más aún, era algo que no debía pasar según las normas de la congregación.

REGRESIÓN A MUCHAS VIDAS PASADAS

Posteriormente, en una reunión con compañeros del seminario y también recibiendo (de W) Energía en el punto 8, me sucedió algo semejante, pero en esta ocasión fue mucho más impactante,  ya que pude percibir  desfilando ante mis ojos (por supuesto cerrados),  una rapidísima  sucesión de escenas de muchas vidas distintas, en diferentes épocas y lugares; sabía que se trataba de encarnaciones mías, al mismo tiempo que recuerdos de sueños en los que me había visto en otras encarnaciones,  pero que se referían a vidas reales vividas por mí.

La visualización de esta serie de vidas pasadas fue rapidísima, pues se sucedían una a otra velozmente, con muchos detalles que, debo confesar, olvidé después debido al impacto recibido, a la cantidad de información y a que fue como ver una película en cámara rápida.

En el momento en que retiró la mano de mi frente, todo se borró y volví poco a poco  a mi estado normal de conciencia (lo anterior es lo que se llama un “estado alterado de conciencia”  (Moody 1990)y yo llamo “estado superior de conciencia”[v]

Cuando lo comenté, nadie me creyó, pues aunque en la congregación creen en la reencarnación y antes habíamos estado haciendo ejercicios de respiración para despertar la conciencia, los maestros no aceptan las  regresiones (entre los miembros de la congregación) y ninguno de los otros alumnos presentes sabía de qué se trataba, así que nunca más pude comentar lo que me ocurría, so pena de que los maestros me llamaran la atención y los alumnos me vieran como “rara”.

Lo más asombroso fue que Nunca en mi vida había estado tan absolutamente segura de algo como en aquella ocasión lo estuve, de que había visto muchas de mis vidas pasadas.

LA REENCARNACIÓN Y REGRESIONES A VIDAS PASADAS

Antes de tomar ese seminario no recuerdo ni siquiera haber  leído acerca de la reencarnación, quizá cuando estudié antropología se llegó a mencionar, pero no lo creo, “eso” no se toma en cuenta ni como mito en la carrera; sin embargo, en el seminario no me sugestionaron para tener esa regresión, porque ni siquiera aceptaban que las regresiones pudieran ocurrirle a cualquiera, más bien lo prohibían, quizá para tener el control de los miembros de la congregación, ya que la persona con mayor jerarquía dentro de ella (que está en Japón) es la única que “puede” tener Regresiones a Vidas Pasadas y hacer lecturas de vida (como las que hacía Edgar Cayce), cuando alguno de los miembros lo necesita y puede acceder a ella -en Japón.

Edgar Cayce, el profeta durmiente, hacía lecturas de vida de sus consultantes

[v a]

ESCEPTICISMO Y PRINCIPIOS DE CONVENCIMIENTO: ¿CREER O NO CREER?

En cuanto a mis creencias, a pesar de ser algo escéptica y de tener una mente lógica y analítica, algunas veces me dejo convencer ante evidencias objetivas, no sin antes analizarlas desde todos los puntos de vista; sin embargo, al estar en el citado seminario,  cuando  por  primera  vez  escuche el concepto de reencarnación, aunque carecía de la mas mínima teoría (en el curso no daban explicaciones, simplemente afirmaban), lo pude aceptar sin reparos, lo cual es muy raro en mí, pero había una causa justificada: con la reencarnación se explican muchas cosas que de otro modo no tienen explicación, aceptando la reencarnación todo cae en su lugar, todo “encaja”.

Después de terminar el seminario, seguí teniendo experiencias que se podrían llamar paranormales  o  psíquicas,  pues  entraba  (sin saber muy bien cómo, o por qué) en un  estado  alterado  de conciencia y  tenia  visualizaciones  clarísimas  [que  no  eran sueños] y en las que unas  veces estaba como observadora y otras me sentía como protagonista.

Yo no entendía lo que me sucedía, porque la  primera experiencia que tuve carecía de sentido para mí, pues no la entendí y me dejo bastante confusa (en mi novela “Tú y Yo… Siempre” narro lo que vi esa primera vez), pero cuando en la  siguiente visualización  tuve  la  absoluta  certeza  de haber vivido muchas vidas,  sintiendo  un  convencimiento  total (como jamás lo había sentido en mi estado normal de conciencia),  mi desconcierto fue muy  grande:  por  una  parte,  la  absoluta seguridad de que lo que veía yo era (había sido) verdadero; pero  por otra, mi mente racional y lógica, con un cierto adiestramiento científico (soy antropóloga), que no podía creer que  eso  fuera  real. 

Esta experiencia la narro en mi novela “TU Y YO…SIEMPRE”, aunque en un contexto totalmente diferente (privilegio de novelista).

LA REENCARNACIÓN ¿EXISTE?

Aunque la teoría de la reencarnación ya la tenía casi aceptada, porque me parecía la respuesta más lógica a muchos enigmas que no tenían otra explicación,  eso de ver mis vidas pasadas, era diferente: mi  educación de católica (aunque “renegada”) no lo admitía totalmente y mis estudios de antropología, tampoco; tal parece que lo podía creer en teoría, pero ¡”ver” lo que me había sucedido hace siglos y en otras vidas!, ya era otra cosa.

Tuve que pasar por varias experiencias de ese tipo para al fin decidirme a investigar y así poder aceptar o negar con bases.

INVESTIGACIONES BIBLIOGRÁFICAS

DRA. EDITH FIORE “USTED YA ESTUVO AQUÍ

Edith Fiore Usted Ya Estuvo Aqui

Empecé por leer un libro escrito por una psicoterapeuta  (Fiore 1978) en el que describe como  fue  que  ella  se  topó  con  la  misma situación, solo que desde el lado de “afuera“,  es  decir,  al llevar a cabo una terapia de regresión bajo hipnosis[vi] se encontró  con que un  paciente, ya estando hipnotizado, empezó  a  hablarle  de  vidas  pasadas, y le dijo que hacia 2 ó 3 vidas, él había sido un sacerdote católico y procedió a narrar lo que le había ocurrido en aquella vida, que era el origen del problema que quería resolver en esta vida.

La   Dra.  Fiore no le creyó porque pensó que “su  vivaz  descripción  de  una  vida  pasada no era sino una fantasía”  El Dr. Raymond Moody también lo ha pensado, sólo que él la llamaba “metáfora de los hechos actuales, recombinados por el inconsciente del paciente”  (Moody 1990); el Dr. Moody también opinaba que algunas fobias  son enfermedades simbólicas y que las historias de vidas pasadas sólo son un reajuste de estos problemas simbólicos y que proporcionan nuevos enfoques de los problemas psicológicos, aunque después de sus experiencias con regresiones a vidas pasadas, Moody ahora está en favor de la reencarnación y las regresiones a vidas pasadas

Volviendo a la Dra. Fiore, poco  después de esa regresión a vidas pasadas no programada, tuvo  otra paciente, que, también bajo hipnosis le hablo  de  vidas  pasadas; aún así la  Dra. Fiore no se convencía y creía  que la paciente estaba reviviendo existencias imaginadas, pues sabía que su “paciente creía en la reencarnación.”

La Dra. Fiore pudo empezar a aceptar lo que estaba presenciando hasta que una tercera  paciente  no pudo encontrar el origen de su problema revisando toda su  vida;  entonces, la  doctora  le preguntó si el origen estaba en alguna vida pasada y la paciente empezó a narrar esa vida pasada  donde  su problema  había comenzado; pero esta vez la paciente  no  creía  en  la reencarnación.  

A partir de entonces, la Dra. Fiore empezó a usar la regresión a vidas pasadas cuando los pacientes no encontraban el  origen  de  sus problemas en su  vida  presente   y   ha   encontrado   que estas regresiones son considerablemente útiles, ya que con frecuencia el resultado es  una  remisión  inmediata  de síntomas  crónicos  que  ya  no  vuelven,  aún  después de años.

Lo mismo les ha ocurrido a los Dres. Brian L. Weiss, Úrsula Markham y Raymond Moody, entre muchos otros, y también, como ella, en sus libros nos narran historias fascinantes, pero lo importante no  es  eso,  sino  que  ellos y otros terapeutas de vidas pasadas (TVP) han encontrado  una  herramienta terapéutica que  ayuda a resolver problemas que de otra manera serian insolubles o, en el mejor de los casos, llevarían años de terapia para lograr un alivio incierto.

Después de leer a la Dra. Fiore, (en 1990, cuando ya hacía 2 años que había terminado mi novela “TU Y YO… SIEMPRE”), me encontré con otro  libro  sobre  el mismo tema,  escrito por el Dr. Brian L. Weiss (B. L. Weiss 1989),  jefe  del Departamento psiquiátrico del hospital Mount Sinai de Miami,  USA y profesor asociado clínico del Departamento. de  Psiquiatría  de  la Universidad de Miami, USA.

DR. BRIAN L. WEISS

El Dr. Weiss era escéptico hacia este tema, pero él también se encontró inesperadamente con una regresión a vidas pasadas cuando, como último recurso  hipnotizó a una de sus pacientes (a la que 18 meses de terapia convencional no habían mejorado)  para efectuar una regresión a la infancia, y ella, estando bajo hipnosis, al escuchar la orden: “vuelve a la época en que se iniciaron tus síntomas” (en lugar de “vuelve a la edad de…”), de pronto empezó a narrar una vida en el año de 1863 a.C, dando datos de la topografía del terreno, de cómo eran las construcciones, de cómo vestían ella y los demás y también reconoció a una sobrina actual, que en esa vida pasada era su hija.

El Dr. Weiss siguió efectuando regresiones semanales a su paciente y dos meses después se había convencido: “Yo me encontraba en la rarísima situación de presenciar una demostración científica de la reencarnación en mi consultorio del Departamento de Psiquiatría.  Y se me estaba revelando mucho más que la autenticidad de la reencarnación” (B. L. Weiss 1989).

 

Brian L Weiss Muchas Vidas Muchos Sabios Javier Vergara

Weiss, como su colega,  llega a la conclusión de que las regresiones a vidas pasadas ayudan  a algunos pacientes que no han respondido a otras terapias.

Él era muy escéptico y desconfiaba de  todo  aquello que no se pudiera demostrar según métodos científicos tradicionales. Sin embargo, sus experiencias con Catherine lograron convencerlo y ha escrito varios libros, da conferencias, cursos y entrevistas todo relacionado con la reencarnación, las Regresiones a Vidas Pasadas y los mensajes de los Maestros.

Raymond Moody Vida Despues de la Vida

Por un tiempo seguí buscando y leyendo libros sobre ese tema o temas afines, como las experiencias cercanas a la muerte  o ECM  (R. D. Moody, Vida después de la Vida 1975) que, unidos a las regresiones espontáneas que tenía constantemente, me convencieron totalmente de que la reencarnación existe y que se pueden revisar nuestras vidas pasadas por medio de las Regresiones a Vidas Pasadas.

Raymond Moody Regresiones

REGRESIONES A VIDAS PASADAS ESPONTÁNEAS

A través de ese tiempo seguí teniendo regresiones, ya sabiendo de lo que se trataba, pero aún eran espontáneas, pues no tenía la ayuda de un Dr. Weiss o una Dra. Fiore y yo no podía controlarlas (tenerlas cuando quería y acerca de lo que quería saber) como era mi deseo, lo cual me frustraba, porque yo no quería que me pasara, sino decidir cuándo, por qué y para qué, quería tener una.

En esa época me sucedía cuando algunos de los instructores de la congregación japonesa, en especial un hombre y una mujer, me daban Punto 8 (pero eso sólo dura 10 min. y, aunque yo no quisiera, me hacían regresar a mi nivel consciente), también me ocurría algunas veces cuando estaba sola, tranquila, relajada y con los ojos cerrados.    

Muchas de estas experiencias se perdieron, porque no las escribí de inmediato, pero en los capítulos II y III del libro que estoy escribiendo sobre MIS REGRESIONES A VIDAS PASADAS presento muchas de las que sí registré.

También las estoy publicando en este blog, poco a poco y a veces en resumen.  Por lo pronto, te voy a compartir

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2013/11/11/como-escribi-mi-novela-tu-y-yo-siempre-almas-gemelas/

 

CÓMO ESCRIBÍ MI NOVELA “TÚ Y

YO SIEMPRE”

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

Silvia Eugenia Ruiz “Tú y Yo Siempre”

Puedes adquirirla en:

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

Lee una sinopsis en: 

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2012/09/10/tu-y-yo-siempre-novela-capitulo-1-sinopsis/

TAMBIÉN  lee mi siguiente artículo, puedes verlo en:

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2013/11/11/como-escribi-mi-novela-tu-y-yo-siempre-almas-gemelas/

 

***

ESTE POST CONTINÚA EN:

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2013/11/08/mis-regresiones-a-vidas-pasadas-bridey-murphy-2/

*** 

Sígueme en Twitter

***

Bibliografía Sugerida[x]

Aspra, Lucy. Morir Sí Es Vivir. México, D. F.: Ed. Casa de los Ángeles, 2003.

Beowne, Silvia. La Vida en el Otro Lado. 1ª edición. México, D. F.: Editorial Diana S. A. de C. V., 2002.

Bernstein, Morey de. En Busca de Bridey Murphy (The Search for Bridey Murphy). 1956.

Besant, Annie. Nociones de Teosofía. México, D. F.: Editorial Orión, 1982.

Bowman, Carol. Children´s Past Lives.

De Rochas, Albert, barón. Las Vidas Sucesivas. 1911.

Fiore, Edith. Usted ya Estuvo Aquí (Revelación de Vidas Anteriores). Madrid: EDAF, 1978.

Germinara, Gina. Múltiples Moradas (Edgar Cayce). Edaf Ediciones, S. A., 1991.

Moody, Raymond A. Regresiones. Madrid: Editorial Edaf, 1990.

Moody, Raymond, Dr. Reflexiones sobre Vida después de la Vida. 1ª edición. Madrid: EDAF, 1978.

—. Vida después de la Vida. Madrid: EDAF, 1975.

Prophet, Elizabeth. Karma y Reencarnación. México, D. F.: Editorial Alamah, 2004.

Ravignant, Patrik. La Reencarnación. Buenos Aires: GRANICA, 1988.

Sherman, Harold. La Vida Después de la Muerte. México: Editorial Diana, S. A., 1972.

Silva, José. Para Obtener Ayuda del Otro Lado. México: Editorial Diana, S. A., 1992.

Snow, Robert,. Looking for Carroll Beckwith. Emauss Penn, Rodale Books, 1999.

Steiner, Rudolf. Reencarnación y Karma. Editorial Dédalo, 1975.

Stevenson, Ian. Twenty cases Suggestive of Reincarnation.

Stevenson, Ian,. «Half a Career with the Paranormal Journal of Scientific Exploration.» Paranormal Journal of Scientific Exploration 20, nº 1: 13-21.

Wambach, Helen. Vida Antes de la Vida. 1ª Edición. Madrid: Editorial Edaf, S. A, 1985.

Weiss, Brian L. Los Mensajes de los Sabios. Ediciones B, 2010.

—. A Través del Tiempo. Ediciones del Bolsillo, 1995.

Weiss, Brian L. M:D:. Muchas vidas, Muchos Sabios (Extraordinario Documento sobre la Reencarnación). Buenos Aires: Javier Vergara Editor, S. A., 1989.

Weiss, Brian. Muchos Cuerpos una misma Alma. Ediciones B, 2010.

—. Solo el Amor es Real. Ediciones B, 2010.

Whitton, Joel L. y Fisher Joe. La Vida entre las Vidas. 6ª reimpresión. México, D. F.: Editorial Planeta Mexicana, S. A. de C. V., 1996.

Sígueme en Twitter

 

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

También visítame en

http://tuyyosiemprenovela.com (en construcción)

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/

http://serunserdeluz.wordpress.com/

Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

_______________________

 ENLACES RELACIONADOS

http://sinfoniafantastica.wordpress.com/2007/07/23/nuestro-sol/


[i] Sólo pongo las iniciales para no mencionar el nombre de las personas

[ii] Imposición de manos: proyectar energía curativa a través de la palma las manos

[iii] Tercer ojo: abre la conciencia
 a los mundos interiores. También es el principal órgano 
para gobernar y poder despertar el cuerpo de energía, el tercer ojo actúa como un
”conmutador” que puede activar frecuencias más elevadas
 del cuerpo de energía y, en consecuencia, conducir a estados
 de conciencia más elevados, “Estados Alterados de Conciencia” ( EAC).  Se encuentra ubicado en medio de la frente, un poco más arriba del punto medio entre las dos cejas.

[iv] NIVEL ALFA: Los científicos han descubierto que las ondas  cerebrales tienen diferentes frecuencias; cuando estamos despiertos, la frecuencia de las ondas es de 21 vibraciones por segundo: (nivel Beta). Cuando estamos en esa zona crepuscular, al entrar al sueño, saliendo de él, o totalmente relajados, la frecuencia de las ondas cerebrales se retarda a una gama de 7 a 14 vibraciones por segundo: es la frecuencia Alfa, mencionado aquí como Nivel Alfa; en esta frecuencia ambos hemisferios del cerebro trabajan juntos y es en la que nuestra computadora está conectada a la computadora central o INCONSCIENTE COLECTIVO y cuando podemos ver y/o programar comportamientos o sucesos futuros, viajar en el tiempo y el espacio, ir a otras dimensiones, recibir información de seres sobrenaturales (Ojo, pueden ser positivos o negativos)  y más.

[v] Estado superior de conciencia: es una expansión de la conciencia y de la percepción más allá de la personalidad y del espacio y el tiempo en el que la conciencia es capaz de percibir aquello que no vemos, de entrar en contacto con los contenidos de un arquetipo, de experimentar estados de muerte y renacimiento, tener regresiones a vidas pasadas, incluso de visualizar simbolismos místicos, recibir mensajes de seres inmateriales,  de entrar en estado de gracia o de completa integración con el Absoluto.

[v a] http://elvampiro.wordpress.com/2009/10/01/las-profecias-de-edgar-cayce-la-atlantida-cambio-el-eje-de-la-tierra/  (sólo tomé la imagen de esa página)

[vi]Terapia de Regresión bajo Hipnosis: terapia en la que se hipnotiza al paciente para hacerlo regresar al momento de su infancia en el cual surgió el problema que se desea resolver.

[vii]Pablo el Veronés, también conocido como Pablo el Veneciano, encarnó por última vez en Verona en 1558. Actual Maha Chohán, Maestro Ascendido de VII Iniciación. Señor Director de los Siete Chohanes de los Siete Rayos, çel es el espíritu de Luz que me guía en mis visualizaciones y también Él es quien habla, a través de mi voz, cuando llevamos a cabo una canalización

[viii] Intervidas: Lugar donde se encuentra alma cuando no está encarnada, es decir cuando está entre una y otra encarnación.   Cada religión describe de maneras diferentes, aunque con muchas semejanzas, el sitio a donde van las almas al morir el cuerpo. Los egipcios lo llamaban Duat; los tibetanos lo llaman Bardo; los Hindúes, Devachan; los cristianos tienen 3 opciones: cielo, purgatorio e infierno (también está el limbo, pero ese más bien es un no-lugar).

En ese “lugar” las almas son juzgadas por sus acciones de la vida que acaban de dejar y premiadas o castigadas por las mismas; después “descansan” por un “tiempo” y más tarde, cuando llega el momento de reencarnar, deciden todos los detalles de su  próxima encarnación.

[ix] Hasta donde recuerdo, cuando veo mis vidas pasadas, aunque me vea como “protagonista” y narre en primera persona, no soy interlocutor de mi operador, salvo en el caso de Rasputín; también hay diálogo cuando canalizo al Maestro Pablo el Veronés o a algún otro ser de luz, pero eso no ocurre cuando veo mis vidas pasadas, con excepción de  Rasputín, tal vez su personalidad es tan fuerte que me hace a un lado, no lo sé.

[x] Esta es una lista de libros que leí para convencerme de que la reencarnación existe y además otros libros que he leído después, y que recomiendo a los lectores interesados en el tema, pero de lo escrito aquí  muy poco está basado en ellos, más bien son experiencias y conclusiones personales, además de las aportaciones sapienciales que me ha dado mi guía Pablo el Veronés.

UN ROMANCE CON JOSÉ JOSÉ (EN UNA VIDA PASADA)

REGRESIÓN A UNA VIDA PASADA EN QUE TUVE UN ROMANCE CON JOSÉ JOSÉ

Esta canción, por las razones que leerás a continuación, yo la escucho como: “Cualquier VIDA, cualquier hora, volveremos a vernos en cualquier lugar, para hablar de AMOR…

Este disco de José José lo escuché por primera vez un día después de haber tenido la regresión que vas a leer y la interpreto de la manera que menciono arriba.

POR: SILVIA EUGENIA RUIZ BACHILLER, ver condiciones de (c) al final.  

Continuación de: https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2013/04/11/regresion-a-una-vida-pasada-mia-con-jose-jose/

REGRESIÓN A UNA VIDA PASADA CON JOSÉ JOSÉ, SIGLO ¿XVIII? [NOROESTE DE ESCOCIA] REGRESIÓN A UNA VIDA PASADA EN QUE TUVE UN ROMANCE CON JOSÉ JOSÉ

Fecha de la Regresión: 2-II-91

ALMAS COMPAÑERAS (SOUL MATES)

Después de tener la Regresiones a Vidas Pasadas anterior, en que vi que fui madre de quien ahora es José José, tuve otra regresión en la que también lo vi, pero en ésta era mi pareja, por lo que pienso que somos almas compañeras, ya que nos hemos encontrado en relaciones cercanas por lo menos en dos vidas y en ésta, la presente, al menos hemos hablado y es mi ídolo.

Al tener las regresiones, algunas veces respondo preguntas que me hace mi operador y otras simplemente narro lo que voy viendo (lo que me parece más importante, porque es imposible describir todo lo que se ve, pues las “escenas” se van desarrollando y aunque puedo detenerlas -como poniendo “pausa”- generalmente no lo hago, pues quiero saber qué va a ocurrir después.

También a veces veo todo como desde afuera (como video) y otras veces como la o el protagonista, pues veo todo desde “dentro” del personaje y siento dolor, alegría, tristeza, percibo aromas, etc.

ELIZABETH Y PETE, LA REGRESIÓN

(Esto lo vi “desde afuera”, como una película, aunque yo fuera la protagonista)

-Veo una puerta de madera, hecha de tablas, la parte superior en medio circulo, barnizada, con un aldabón en la parte izquierda [desde afuera], alrededor había enredaderas.

Vi toda la casa, era inglesa del siglo XVII o XVIII, 3 pisos contando el ático, a la derecha un bosquecito, un caminito cubierto por las ramas de los árboles haciendo bóveda, llevaba a un lago.

-¿Dónde estás?

(Cuando me preguntan donde estoy veo en un mapa el lugar a donde me encuentro en esa encarnación, digo el nombre que me viene a la mente y después al terminar la regresión busco en un mapa y justo donde vi que me ubicaba hay un lugar con un nombre exacto o parecido al que dije, por más ilógico que parezca, como cuando vi en un mapa al noreste de Brasil y lo que me vino a la mente fue “Ámsterdam”, según mi mente consciente (que siempre está ahí), era imposible, yo sabía que Nueva York, cuando pertenecía a los holandeses se llamaba Nueva Ámsterdam, ¡pero en Sudamérica?, sin embargo cuando buscamos en el mapa, justo donde señalé, era la Guyana Holandesa y, como dije, en la desembocadura de un río está ¡Nueva Amsterdam!

Esta vez lo que vi fue Escocia, vi el lugar cerca de (o entre) Dumbarton y Greenock y – por lo que vi en Google Maps- entre estos dos lugares hay un río ancho o un lago).

-Mapa de Inglaterra, al norte. Sé que es en Escocia. Veo patos, pensé algo parecido a “Duck“, una joven estaba con los patos, luego siguió caminando por la orilla del lago, ella [yo] tenía el pelo castaño rojizo, recogido en un chongo, cara simple, pecosa, muy buen cuerpo {mucho busto, cintura pequeña}.  Llevaba una falda roja hasta los tobillos, chaleco negro muy ajustado en la cintura, blusa blanca plisada en el escote, manga larga, un pañolón rojo en el pelo.

OTRA ESCENA EN LA NOCHE:

-Es de noche, hay un camino lleno de hojarasca, probablemente sea otoño, voy por el bosque hacia el lago, hay patos. Veo otra casa a la orilla del lago [no parece ser la que vi antes], tiene la luz prendida.

Mas allá del lago,  en la otra orilla veo un castillo del siglo XII o XIII (tal vez sea simbólico, veo una sombra con un sombrero moderno, me recuerda a Dick Tracy). Hay sombras oscuras alrededor de la casa.

NUEVA ESCENA, FIESTA DEL PUEBLO:

-Es de día, otoño, porque hay muchas hojas secas en el camino. Veo una joven guapa con los patos ¿seré yo?  Alguien camina ¿yo? [misma descripción anterior], va contenta hacia el lago, se va a encontrar con alguien.

Es un día de campo; llega a una pendiente suave, hay un grupo de jóvenes, hombres y mujeres, ellos usan pantalones hasta abajo de la rodilla y medias blancas, chaleco negro y camisa blanca de mangas amplias. Algunos usan pañuelos en la cabeza [como José Ma. Morelos, héroe de la Independencia mexicana] parece ser una festividad.

Esta oscureciendo, hay una fogata con el humo gris y recto hacia arriba, una vez que oscureció aumentaron el fuego y todos bailaban dando vueltas alrededor de la fogata, tomados de la mano y en el sentido de las manecillas del reloj, estaban muy contentos.

[Simbólico] Veo un féretro moderno, lo que me hace decir [ahora]que alguien va a morir.

Una pareja de enamorados se van a la orilla y se suben a un pequeño bote de remos, porque quieren estar solos, piensan ir a otra orilla del lago que no está demasiado lejos.

Veo muchas piedras en la orilla, el bote se volteó, la joven va caminando en el lago, llegando  la playa, ahora el agua le llega a los muslos, pero el centro del lago es muy profundo; va con mucha dificultad, angustiada y asustada.

El joven está desesperado para salir del agua…

(Me angustio en el presente, mi operador me da Energía en el tercer ojo para calmarme).

…En una de las rocas grandes; se quiere agarrar de ahí, le dio un calambre, no puede nadar.

La joven esta sentada en la playita, esta mojada… le pasó algo a su compañero; ella está como atontada y recuerda al joven queriendo salir.

Es raro, el lago estaba tranquilo,  no llovía; ellos estaban jugando y abrazándose, se volteó la lancha, a él le dio un calambre y la jalaba, pero ella vio más por ella, no lo ayudó (no lo hubiera aguantado, él era muy fornido y musculoso y ella menuda y delgada) y ella se salvó, pues no hubiera podido ayudarlo porque él era mucho mas pesado y se hubieran ahogado ambos.

Donde llegó la chica el agua estaba turbia, con muchas ramas, había rocas.  Ella estaba sentada con los codos en las rodillas y la cabeza entre las manos, sollozando incontrolablemente.  Está mojada, hace frío, la lancha está lejos.  El lago es grande.

Ella no escucha a su novio y eso la angustia más, quiere oírlo, tiene que oírlo, pero el silencio es total, sólo se oyen las pequeñas olas del lago al llegar a la orilla. Se pregunta si los buscan, pero no lo cree, porque nadie los vio entrar al lago.

Él está vivo y quiere salir, está lejos de ambas orillas, como la roca era muy resbalosa, ahora está agarrado de la lancha que está volteada y se está hundiendo poco a poco, no grita, porque piensa que nadie lo puede escuchar o tal vez no quiere que los demás se enteren de que él y su novia iban a la otra orilla para estar solos.

(Ahora empiezo a ver todo desde “dentro”, yo soy la protagonista y las cosas me pasan a mí, ya no lo veo como película “desde fuera”, ahora las siento).

-Me recuesto, estoy cansada con frio, mojada, asustada…[la joven soy yo]. Veo la luna y la clásica silueta de bruja [casi hasta con su escoba, simbólico], como saliendo de un castillo.

Esta todo oscuro y la luna amarilla, amarilla. Las rocas muy altas.

Veo el lago,  pero desde otro punto…

Siento como la cabeza de un bebe deslizándose hacia arriba por entre mis muslos.  Es desagradable [probable simbología, que se explica después]. Un arcoíris.  Sensación de estar embarazada.

Amanece, estoy con fiebre, temblando. El joven ya se ahogó [él se llamaba Pete y yo Elizabeth].

(Nuevamente veo todo desde afuera) -Veo una muñeca pelirroja tirada y rota [simbólico] así me sentí.  Por fin llega gente, otros jóvenes más de la ciudad o más ricos [pantaloncitos cortos pero diferentes, medias gruesas verdes -como los pantalones, que tienen peto y tirantes tienen sombrerito ¿tiroleses?- llegan a donde estoy yo, me llevan cargando, estoy inconsciente y con mucha fiebre.

SOY RESCATADA

-Me llevan en una como diligencia en donde caben 6 u 8 personas, ellos no son de ahí, me llevan a otro pueblo, buscan a un médico, son puros hombres. Los del pueblo nos estaban buscando, era medio día o tarde del día siguiente. (en este momento de la regresión, pensaba: “duck, duck…”][i].

-Veo una bandera roja con una cruz dorada y dos diagonales también doradas [como la de Inglaterra, pero amarillo sobre rojo], está en la diligencia donde van los alemanes o suizos que me salvaron.

 CAMBIO DE ESCENA, EL ABORTO ESPONTÁNEO

-Veo un caballo blanco, llega una mujer en él, Es joven, rubia, bellísima, con vestido de terciopelo café claro rojizo y un sombrero pequeño, tiene  florecitas y un velo de malla corto.

Llega donde esta el Doctor, es la más rica del pueblo, ella está enamorada de él; el doctor es joven, se acaba de morir el doctor viejo.  La gente le tiene desconfianza.

Ella entra sin preguntar, me ve y se molesta, no está preparada para ser la esposa de un médico, porque se siente celosa de que vea a otras mujeres en esos trances.  Su delicadeza se ofende.

El médico se lava las manos hasta los codos… yo estoy abortando… tengo una hemorragia. Ella se va; él quiere seguirla, pero yo lo necesito, estoy inconsciente, tengo una hemorragia abundante, estoy abortando y me puedo morir si se va.

Me hace un legrado, con una cucharita metálica saca sangre y algo más, lo tira a la basura. Yo sigo inconsciente, no me entero.

NUESTRO AMOR FRUSTRADO POR LA MUERTE

Yo llevaba poco tiempo de relación con ese muchacho [Pete], pero lo amaba y me atraía tanto que acepté hacer el amor con él y me embarazó. Él también me amaba y sí pensaba en matrimonio conmigo.

En el pueblo todos se sienten mal por lo que nos ocurrió en el lago.  Él se murió.  Ellos piensan que yo quizá también y dejan de buscarme en el fondo del lago, no saben que estoy en otro pueblo cercano, ni lo que me pasó.

JOSÉ JOSÉ ERA MI NOVIO EN ESA ENCARNACIÓN

-Visualiza quien es Pete en esta vida.

-José José.  En aquella vida no lo escuché pidiendo auxilio y la necesidad de oírlo resultó en esta vida (ya que hasta antes de esta regresión tenía yo obsesión por escuchar a José José, todo el día, todos los días, después mi gusto por sus canciones se volvió más “normal”, me sigue gustando pero ya no obsesivamente).  Además en esa encarnación yo lo amaba tanto que hasta acepté hacer el amor con él antes del matromonio, por eso siento cariño y algo bonito por él en el presente.

UNA VIDA DIFERENTE PARA MÍ

-Veo un carruaje con cabida para 4 personas, va por una pendiente, a lo lejos se ve el mar.  un caballo bayo y otro mas clarito.  Van dos mujeres, yo una de ellas, voy elegante, como citadina, era yo aldeana… ya paso tiempo.  No me morí. Me casé con el Doctor.

[Ese doctor de entonces, fue mi novio en esta encarnación (SZ), y él quería que mi madrastra y yo hiciéramos las paces en esta vida. Desde que en una de mis Regresiones a Vidas Pasadas vi lo que le hice a mi actual madrastra en otra vida, yo estoy dispuesta a pedirle perdón, pero ella no está satisfecha con lo que me hizo sufrir en esta vida, en una encarnación en el antiguo Egipto y otra en Nueva Orleáns y no me quiere perdonar, pero yo ya la perdoné por la presente encarnación, en la que me hizo padecer mucho durante toda mi adolescencia y también por las otras].

-El médico curó a alguien importante de paso por la aldea y ese paciente se lo llevó a la ciudad y lo encumbró.  Ese hombre se cayó del carruaje,  porque se le rompió una rueda, el señor  rodó, cayó a un barranco y se hirió una pierna; el médico se la salvó de la amputación.

Cuando estuve recuperada del aborto, y regresé al pueblo, mi familia me desconoció por haber estado embarazada sin casarme y me corrió, entonces regresé y me quedé en casa del médico, como empleada de servicio y después cuando lo llevaron a la ciudad, nos casamos… y después éramos casi de la sociedad.

DAMA DE COMPAÑÍA

-Sigo en ese camino o carreterita con la otra mujer, veo la playa, muchas piedras blancuzcas. Desde el cerro por donde venimos se ve una pequeña bahía a la izquierda, luego, en una lengua de tierra está un faro blanco, con el techo cónico negro, más hacia la izquierda otra bahía, que es puerto a donde llegan barcos balleneros, pero por ahora no hay barcos.

Estamos al norte de Inglaterra, noroeste, ¿es Escocia? ¿y la isla es Irlanda?  Es al norte de Inglaterra, veo el mapa, luego te enseño (cuando vi el mapa sí resultó ser Escocia y los nombres que mencioné estaban justo donde puse mi dedo). Yo voy acompañando a la señora (aristócrata) que va a descansar a ese pueblito pintoresco.

MI PATRONA MUERE

Hay una iglesia como española, iglesia católica, es un funeral, toda la gente va de negro, llevan la caja, es la mujer a la que iba yo acompañando, ella era de ahí.

Estaba enferma,  desde que estaba en la ciudad ya se sentía mal; iba a descansar, pero se murió muy pronto.  Me siento extraña ahí; yo iba como su dama de compañía, aunque estaba casada con el médico, seguíamos en un status inferior, porque éramos pueblerinos, no aristócratas.

TESTAMENTO

En la casa de la ciudad de mi patrona, una casa muy elegante, se va a leer el testamento.  Es una casa muy grande.  En la biblioteca – una enorme biblioteca- con muebles antiguos [para esta época], nos citan a mi esposo [el doctor] y a mi.

Me siento en una silla [son de madera, el respaldo es tubular, redondeado, tiene un arco y luego el respaldo propiamente dicho, forrado de Jacquard de terciopelo color ostión, con florecitas rojas y verdes, muy elegante.  Mi esposo estaba parado detrás de mi.

Está toda la parentela de la señora, que era viuda. Me dejó la casa con todo el mobiliario.  Los parientes se molestaron, mi esposo no sabía que hacer por la desaprobación de los demás por la herencia que me dejó mi patrona. Yo no reacciono, me quedo como lela.

Me hace firmar el notario y ya puedo tomar posesión de la casa.  Todos están muy enojados; los criados se ponen a mis órdenes.

MI ESPOSO, EL DOCTOR, Y SU ALCOHOLISMO

A mi esposo no le gusta nada mi herencia, piensa que no puede aceptar que ahora yo tenga más que él.  Empieza a beber todos los días en la taberna; ya no lo llaman porque siempre esta borracho.

Cuando llega me golpea, yo le tengo miedo, pero me tengo que aguantar, pienso que estábamos mejor en la aldea, cuando  no éramos ricos, aunque la gente nos miraba feo porque me quedé en su casa sin estar casados y después de casados no cambió mucho la situación.  A pesar de eso y aunque entonces no éramos ricos yo era más feliz…

Mi marido de entonces, el doctor, si es SZ, que fue mi novio en esta vida, mi madrastra de ahora era la mujer rica que estaba enamorada de él en la aldea…Se quedó de solterona… (otro karma que le debo, con razón no me perdona).

POR QUÉ ME CASÉ CON EL DOCTOR

-Yo no lo quería, yo aún amaba a Pete (José José) me quedé con el doctor en su casa porque me dio protección, luego me lo cobró, porque me tenia a su servicio y como su amante, porque no tenía yo a donde ir. Luego sí nos casamos, pero no enamorados.  Él no quería a la otra mujer por sus inseguridades.  Fui un escape, pero le vino igual, porque yo heredé y sus inseguridades lo hacían maltratarme.  No fui feliz.

AÑOS DESPUÉS

Me veo ancianita, sin hijos ¿por el aborto? ordenando y mandando.  Él murió de cirrosis; descansé cuando se murió (en esta vida también cayó en el alcoholismo, mucho después de que terminamos).

PETE Y JOSÉ JOSÉ

Esa vida sentía yo amor y atracción por Pete, el papá del bebé que no nació, con él conocí el amor, además me atraía mucho, era yo muy joven, estaba  muy enamorada, Pete es José José. Había atracción y un gran amor; estábamos muy jóvenes.

Siempre pensé que lo dejé morir.  Me sentí culpable toda mi vida porque yo viví y él no. Me sentía culpable por haber abortado, aunque haya sido aborto espontáneo. Toda esa vida sentía que se la debía, porque él murió y yo viví.

En una vida anterior, en España, él (José José) fue mi hijo y era empleado de los Reyes Católicos, pero no sabía que yo era su madre, yo morí de hambre sola y en la miseria.

Esta regresión puedes verla en: https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2013/04/11/regresion-a-una-vida-pasada-mia-con-jose-jose/

En Escocia él me quería.  Yo sentía una enorme atracción hacia él y también sentía un gran amor por él, por eso cedí a su amor. Eso también me hacía sentir mal: el haberlo amado totalmente sin estar casados.

Hoy quería saber quien fue José  José  en otras vidas y si alguna vez tuvimos alguna relación cercana y ahí está [02-02-91] F

FIN DE LA REGRESIÓN

EXPLICACIÓN DE MI OBSESIÓN POR JOSÉ JOSÉ Y  SU SOLUCIÓN

Tal vez cuando llegué a la playa, siendo Elizabeth, y Pete (ahora José José) se quedó en el lago, yo necesitaba escuchar su voz para saber que estaba vivo, pero no la podía escuchar puesto que él no gritaba pensando que nadie lo iba a oír.

Eso puede explicar que en esta vida  haya yo tenido la necesidad de escuchar la voz  de José José todo el tiempo, y oyéndola me siento tranquila y a gusto, pero después de esta regresión, se acabó la obsesión de oírlo todo el día, todos los días, ahora me sigue gustando mucho (él y su voz), pero dentro de lo normal, ya se terminó la obsesión al tener esta regresión y ver la causa de esa situación, que a mí no me molestaba, pero ¡pobre familia y vecinos! que tenían que escucharlo todo el tiempo, quisieran o no.

Por otro lado, me pregunto si José José en esta vida tiene necesidad y el propósito de hacerse oír, por lo que le ocurrió en esa otra reencarnación, que por no pedir auxilio, murió ahogado.

También me imagino que si algún día le dijera que fuimos amantes en una vida pasada, me respondería con esta otra canción:

AMNESIA

Seguimos otro día.  

(c) Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación, regresiones a vidas pasadas, con temas como psicología, PES, sueños, tantra, kundalini, iniciaciones, brujería, esoterismo, arqueología, etc.

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

foto Angel Sosa Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

También visítame en http://tuyyosiemprenovela.com  (en construcción) http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/ http://serunserdeluz.wordpress.com/ https://aquevineadondevoy.wordpress.com/

puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando no lo modifiques ni quites  el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.


[i] Al transcribir esto y no entender por qué pensaba “duck”, busqué en un diccionario en inglés y encontré (aparte de “pato”) lo siguiente: duck 2 |dək| verb 1 [ no obj. ] lower the head or the body quickly to avoid a blow or so as not to be seen: spectators ducked for cover | she ducked into the doorway to get out of the line of fire | [ with obj. ] : he ducked his head and entered. (Evitar algo) • (duck out) depart quickly: I thought I saw you duck out. (Salir rápido) • [ with obj. ] avoid (a blow) by moving down quickly: he ducked a punch from an angry first baseman. (Evitar un golpe) • [ with obj. ] informal evade or avoid (an unwelcome duty or undertaking): a responsibility that a less courageous man might well have ducked | [ no obj. ] : I was engaged twice and ducked out both times. (evitar una responsabilidad) 2 [ no obj. ] plunge one’s head or body underwater briefly: I had to keep ducking down to get my head cool. (Meter la cabeza al agua)
Creo que en esa vida hice algo así, evadí el salvar a mi novio y la necesidad de escucharlo me apareció en esta encarnación, por su lado Pete (ahora José José) no se hizo escuchar entonces y ahora tiene que hacerse oír ¡Y lo ha logrado!