EL BESO FRÍO DE LA DESPEDIDA (ÍNFIMO MORTAL)

EL BESO FRÍO DE LA DESPEDIDA (ÍNFIMO MORTAL)

EL BESO FRÍO DE LA DESPEDIDA (ÍNFIMO MORTAL)

Carta/poema de despedida, de Danshaggy. Ya la había publicado pero lo hago de nuevo debido a la fecha, 2 de noviembre, en que vienen de visita los que se nos adelantaron.  Danny viene (está conmigo) todas las noches, pero hoy es un día especial, por eso publico su triste y hermosa despedida/premonición.

.

Siento en mi mejilla el beso frío de la despedida,

en mis frías manos, el calor de la caricia de tus manos;

en la comisura de mis labios ha caído la solitaria lágrima y siento su sabor a mar,

en este anuncio del adiós que me has dado.

.

En esta vida nos dimos todo:

El alma, el corazón, nuestro pensamiento…

 

En el día a día, en los pensamientos de uno estaba el otro… en el día a día…

El pesado andar del camino de la vida, tu compañía lo volvía más liviano.

.

Y hoy, aquí, juntos en este lecho de la fría muerte,

frente a ti, viéndote sin que me puedas ver,

escuchándote sin poderte hablar,

siento tus palabras de la última despedida, de ésta:

Nuestra última reunión.

.

Pero en pensamiento y sentimiento te digo:

Te espero en la eternidad… en la eternidad…

.

Allá, donde los ínfimos mortales como yo,

se codean con los dioses de todos los tiempos,

.

.

de todo el Partenón del mundo y de la historia.

 .

Esperando aquí mi juicio de pluma de Maat

y que me permitan el paso a los eternos campos de Aaru,

donde el paso a la eternidad me permita dejar de ser un grano de sal

y volverme uno con el universo…

.

Ahí te espero, en la obscura noche de la muerte,

a un costado de la puerta de luz,

que es el paso de nosotros hacia el infinito.

.

Sé que me puedes oir, aunque no me escuches,

sé que sientes que estoy aquí, a tu lado, abrazándote;

consolándote en la pérdida.

.

No llores por mi partida, alégrate por mi descanso,

en la distancia de la muerte,

estaré a tu lado en la cercanía de la vida.

.

Sé alegre por mi vida, porque al estar triste en mi despedida, no me querré ir,

.

No querré ir a tomar mi lugar en el infinito,

a tomar mi lugar con las estrellas.

.

Walk into the light

.

No podré verte desde allá, en mi espera en la puerta de la luz,

esperando que sea el momento de estar juntos por la eternidad.

.

Daniel.   A Mayo 08, 2017.

.

Mexicali, B. C., 8 de mayo, 2017, Danshaggy, © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller.

*

Este poema lo escribió Danshaggy el día de nuestro segundo aniversario, como premonición de lo que pasaría quince días después, cuando en realidad partió hacia el infinito, hacia Intervidas. Cuando se fue, vino a decirme que me ama y pedirme perdón, yo le dije lo mismo, nos perdonamos y constatamos que nos amaríamos en la eternidad:  https://serunserdeluz.wordpress.com/2017/05/25/viniste-a-despedirte-mi-amado-danny/  

Tres días después, una vez pasado su juicio de Maat, regresó, porque mi dolor era demasiado y vino a consolarme, me dijo que si no lloraba tanto y me cuidaba, él seguiría estando conmigo, sin detener su evolución espiritual por ello:  https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2017/05/28/segunda-visita-espiritual-de-mi-amado-danny/ 

y así, ha seguido conmigo cada noche desde entonces, a veces no me dice cosas para protegerme, como por ejemplo, que me había escrito esta carta/poema, porque estaba encriptada en su laptop y no sabía si la iban a poder abrir, la abrieron hoy, 9 de agosto, 2017 (con su ayuda), y me la pasaron, por eso la publico hasta ahora; ya tenía otra despedida de él (despedida en general), que publiqué antes y ahora le toca el turno a esta preciosa y sentida despedida para mí, que me hizo verter muchas lágrimas de tristeza, pero él me ha consolado y como decimos en México, apapachado.

.

Voy a responderla, pero primero necesito salir de este estado de shock; tengo emociones y sentimientos encontrados, necesito ubicarme, ya lo haré cuando me sea posible.

Serunserdeluz.

.***

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue.

 

Anuncios

EL BESO FRÍO DE LA DESPEDIDA (ÍNFIMO MORTAL)

EL BESO FRÍO DE LA DESPEDIDA (ÍNFIMO MORTAL)

Carta/poema de despedida, de Danshaggy.

.

Siento en mi mejilla el beso frío de la despedida,

en mis frías manos, el calor de la caricia de tus manos;

en la comisura de mis labios ha caído la solitaria lágrima y siento su sabor a mar,

en este anuncio del adiós que me has dado.

.

En esta vida nos dimos todo:

El alma, el corazón, nuestro pensamiento…

 

En el día a día, en los pensamientos de uno estaba el otro… en el día a día…

El pesado andar del camino de la vida, tu compañía lo volvía más liviano.

.

Y hoy, aquí, juntos en este lecho de la fría muerte,

frente a ti, viéndote sin que me puedas ver,

escuchándote sin poderte hablar,

siento tus palabras de la última despedida, de ésta:

Nuestra última reunión.

.

Pero en pensamiento y sentimiento te digo:

Te espero en la eternidad… en la eternidad…

.

Allá, donde los ínfimos mortales como yo,

se codean con los dioses de todos los tiempos,

.

.

de todo el Partenón del mundo y de la historia.

 .

Esperando aquí mi juicio de pluma de Maat

y que me permitan el paso a los eternos campos de Aaru,

donde el paso a la eternidad me permita dejar de ser un grano de sal

y volverme uno con el universo…

.

Ahí te espero, en la obscura noche de la muerte,

a un costado de la puerta de luz,

que es el paso de nosotros hacia el infinito.

.

Sé que me puedes oir, aunque no me escuches,

sé que sientes que estoy aquí, a tu lado, abrazándote;

consolándote en la pérdida.

.

No llores por mi partida, alégrate por mi descanso,

en la distancia de la muerte,

estaré a tu lado en la cercanía de la vida.

.

Sé alegre por mi vida, porque al estar triste en mi despedida, no me querré ir,

.

No querré ir a tomar mi lugar en el infinito,

a tomar mi lugar con las estrellas.

.

Walk into the light

.

No podré verte desde allá, en mi espera en la puerta de la luz,

esperando que sea el momento de estar juntos por la eternidad.

.

Daniel.   A Mayo 08, 2017.

.

Mexicali, B. C., 8 de mayo, 2017, Danshaggy, © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller.

*

Este poema lo escribió Danshaggy el día de nuestro segundo aniversario, como premonición de lo que pasaría quince días después, cuando en realidad partió hacia el infinito, hacia Intervidas. Cuando se fue, vino a decirme que me ama y pedirme perdón, yo le dije lo mismo, nos perdonamos y constatamos que nos amaríamos en la eternidad:  https://serunserdeluz.wordpress.com/2017/05/25/viniste-a-despedirte-mi-amado-danny/  

Tres días después, una vez pasado su juicio de Maat, regresó, porque mi dolor era demasiado y vino a consolarme, me dijo que si no lloraba tanto y me cuidaba, él seguiría estando conmigo, sin detener su evolución espiritual por ello:  https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2017/05/28/segunda-visita-espiritual-de-mi-amado-danny/ 

y así, ha seguido conmigo cada noche desde entonces, a veces no me dice cosas para protegerme, como por ejemplo, que me había escrito esta carta/poema, porque estaba encriptada en su laptop y no sabía si la iban a poder abrir, la abrieron hoy, 9 de agosto, 2017 (con su ayuda), y me la pasaron, por eso la publico hasta ahora; ya tenía otra despedida de él (despedida en general), que publiqué antes y ahora le toca el turno a esta preciosa y sentida despedida para mí, que me hizo verter muchas lágrimas de tristeza, pero él me ha consolado y como decimos en México, apapachado.

.

Voy a responderla, pero primero necesito salir de este estado de shock; tengo emociones y sentimientos encontrados, necesito ubicarme, ya lo haré cuando me sea posible.

Serunserdeluz.

.***

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue.

 

2, 3 Y 4 DE JUNIO 2017 NOVENA Y DÉCIMA VISITAS ESPIRITUALES DE DANNY, CÓMO ES INTERVIDAS.

2, 3 Y 4 DE JUNIO 2017 NOVENA Y DÉCIMA VISITAS ESPIRITUALES DE DANNY, CÓMO ES INTERVIDAS.

Viernes 2 de junio, 2017.

Dado que me dieron más las 8 am sin haber dormido, sólo dormí una hora y media y se llegó la hora en que siempre me llamaba Danny, me desperté y sin preámbulos, ahí estaba, conmigo, nos saludamos, comentamos lo de anoche, extendió algo más lo de nuestro amor en Teotihuacan, pero de momento no me acuerdo, ya lo haré cuando lo escriba.

Empecé mi día, ahora sí me ganaban las lágrimas de tanto en tanto con la música (aunque me porte increíblemente bien, llorando muy poco), escuchando boleros románticos, que me llegan al alma (sobre todo los que me cantaba cuando estaba romántico, tenía una voz hermosa), pero nada de histerismos, ni siquiera sollozos, sólo lagrimitas deslizándose por mis mejillas.

En la noche, por estar organizando las publicaciones a media noche de sus visitas y los reblogs, me fui a acostar tarde, y después de la 1 am apagué la luz, lista para verlo, ahí estaba, como siempre (un poco antes de nuestro último enojo había pensado que si en algo podía confiar, era en que me iba a llamar, cuando pasaron los días y no llamaba, di todo por perdido, pensando que él ahora sí lo había dado por terminado, sin saber que estaba herido y en coma, me falló la intuición). Ahora sigo confiando en que ahí va a estar, aunque llegue yo un poco tarde.

Me sentía mal, merendé en la cama y el último vaso de agua para mis medicinas me hizo sentir mal.

No recuerdo de qué platicamos, pero fue poco y salpicado con mi malestar y él dándome energía y suaves masajes que me aliviaban, pero no lo suficiente, a las 3 am empecé con diarrea y vómito, hasta las 5:30, cuando me empecé a sentir menos mal, pero aún adolorida del estómago (en la congregación japonesa donde aprendí a curar por imposición de manos, decían que esas enfermedades son “limpieza”, creo que algo hay de cierto en eso).

Finalmente somaticé mi trauma emocional, quizá el no haber podido sacar con llanto esa tristeza (nunca hubiera acabado de sacarla), me hizo somatizar los sentimientos de pérdida, quizá la noche anterior sin dormir se debió a lo mismo.

Él me dijo que me pidió que no llorara, porque estaba yo a punto de la histeria y sabe que si llegara yo a eso ¿quién me iba a sacar? Yo no tengo a nadie aquí que me consuele, ni un hombro para llorar, salvo mi hermana y mi mejor amiga, pero ambas lejos (¿qué karma tengo con la distancia?). Sé que él quiere mi bien, pero le dije que tengo que llorar, que no me amenace con no venir si lloro. Lo prometió y entendió que tengo que llorar, antes no soportaba escucharme llorar o a punto de llorar y a veces sí se iba, para llamarme después, cuando ya estuviera yo calmada ¡hombres!

Sólo su promesa de venir todas las noches si no lloro, me ha salvado del derrumbe total. La pérdida es enorme: el amor de mi vida.

Sábado 3 de junio 2017.

De nuevo me dormí como a las 10 am, sólo dos horas; me desperté, estaba a mi lado, velando mi sueño, se aseguró que ya no me sentía tan mal y me prometió estar conmigo en la noche, me dijo que en el día no está aquí conmigo, para darme algo de privacidad y que tenga yo qué contarle cuando nos veamos en la noche. Me alivia, porque sí era abrumador pensar que estaba todo el tiempo conmigo, observando todo lo que hago o no hago.

Apagué la luz a la 1:30 por la misma razón de ayer, aunque estoy ansiosa por verlo, tengo cosas que hacer y él lo entiende, aunque le estoy llegando tarde a lo que podría ser nuestro actual “sueño de siempre”.

 ***

Al empezar a bajar la escalera no lo vi, pero al llegar al nivel del piso, ahí estaba, me trató con mucho cuidado, se sentó en el sillón y me sentó en sus piernas, pero nos empezamos a sentir incómodos y queríamos platicar, así que me ayudó a recostarme en su regazo, no sin antes decirme.

-Quiero hacerte el amor después de platicar.

-Yo también, mi vida.

Platicamos sobre cómo es Intervidas:

-No todos ven el famoso túnel, yo casi no lo vi, fue muy corto, cuando decidí primero ir por ahí y después ir a despedirme de ti, casi de inmediato estaba en la luz.

 

Me dieron la opción de elegir entre la luz y la oscuridad, siendo ésta Bárbara a quien también amé mucho en esta vida que acaba de terminar.

Si la elegía a ella, te hubiera perdido a ti, que eres luz.  No dudé mucho, te elegí a ti, tu sacaste lo que de luz había en mí en esta encarnación; ella acrecentó lo que traía yo de negativo y oscuro de vidas pasadas.  Después de otras experiencias, y golpes duros de la vida, al fin te encontré a ti, me iluminaste, me hiciste volver a creer en el amor, eras la elección, la única, así que elegí a la luz.

*

Después tuve otras alternativas, más sencillas: o irme al jardín a aprender tranquilamente y pasarla feliz sin más, hasta que llegara el tiempo de reencarnar y yo aceptara hacerlo o (no sé si a otros les den esa opción) ir a seguir aprendiendo a los Archivos Akáshicos a aprender a niveles más altos que en el jardín, también la elección era obvia: Archivos.

*

-¿Y no hubo juicio o revisión de tu vida?

-Sí, pero no es juicio, es revisar tu vida, qué hiciste bien, qué te faltó por aprender, en qué te equivocaste.

-¿Quienes estuvieron como “jueces” por decirlo de algún modo?

-Consejeros, más bien; estuvieron, sin orden de importancia:

Jesús, Buda (representado por el Dalai Lama), Galileo, Tycho Brahe, Giordano Bruno, Albert Einstein, San Agustín (sí, no te asombres), Aristóteles;  presidía una entidad femenina, tal como tú lo viste en tu revisión, en mi caso era tu antigua conocida Lakshimi, la diosa hindú de la armonía y la abundancia, que una vez te visitó en mi nombre, para unirnos en armonía.

VER:

https://serunserdeluz.wordpress.com/2017/05/31/soy-privilegiada-lakshmi-diosa-de-la-armonia-y-la-abundancia-vino-a-mi-no-una-sino-dos-veces-30-05-15/

Lakshmi o Laksimi

(Se me olvidaron los 4 consejeros faltantes).

Revisamos mi vida, me dejaron sacar las conclusiones a mí, ya las sabía, aunque me liberaron de cosas en vida que yo llamaba “mis demonios”. Me disculparon, era cobro de karmas, no debía haberme sentido tan mal por ello, fue un gran alivio. Ya tengo casi todo pagado, lo tuyo, lo pagamos juntos, todo mi bagaje negativo anterior lo fui pagando también y ¿sabes qué? Que antes de encarnar tú decidiste que me ibas a apoyar y ayudar a que fuera menos pesado ¡Gracias! No te lo pude agradecer lo suficiente en vida, pero viéndolo desde aquí, no hubiera habido otra manera de sobrevivir sin ti, sin tu apoyo, tenías que llegar a mi vida, si no, no hubiera podido con los últimos dos años. De verdad eres mi complemento, o como tú le quieras llamar, pero eres mi otra mitad, ahora y siempre, amor.

-Me alegra haber sido de ayuda a mi mitad perfecta, mi flama divina, tú tenías razón, tienes y tendrás siempre mayor jerarquía (eres único, EL único) que quien fue una de mis almas gemelas (Soul mate) y por quien encontré la espiritualidad, para prepararme para ti, a quien encontraría varios años después.

-Todo estaba planeado por nosotros mismos, salvo lo que dejamos a nuestro libre albedrío.

-Lo sé, mi amor.

Seguimos con el tema, pero se me escapan los detalles, luego le pregunté:

-Oye amor…

-Dime (en “ese” tono)

-He estado pensando que estuvo mal que no me adelantaras lo principal de la historia de la novela, me quedé con los hilos a medio entretejer, pero sin saber a dónde iban, nunca me quisiste decir de la promesa ni lo que iba a pasar en el matrimonio de los protagonistas, así que no puedo seguir ¿crees que podríamos intentar la escritura automática?

-Podríamos, pero hay prioridades, amor, a mí me gustaría primero que hicieras lo que me dijiste, del libro en papel con tus poemas, los míos y los nuestros.

-Sí, claro, nuestro sueño, no completo, pero lo que pueda hacer.

-Sería un gran regalo para mí y te lo agradecería mucho, sobre todo si se los haces llegar a mis hijos.

-Ése es el objetivo, si está dentro de mis posibilidades, lo haré. Pero necesito tiempo.

-¿Te quito mucho tiempo? Acá no se mide, no me mido, jajaja

-¡Nooo! ¡ni se te ocurra! Mi tiempo terrestre es tuyo, igual o más que antes, mi ilusión de cada día es que llegue la noche para platicar y estar contigo.

-Yo te espero a que te desocupes y sé que estás apagando la luz a veces hasta 3 horas antes que en el pasado, mismas que me regalas y te agradezco.

-Y me hace feliz pasarlas contigo.

Él me repitió:

-Oye bebé, quiero hacerte el amor, ¿no estás muy cansada? Lo digo por anoche, que estuviste malita, si estás cansada, lo dejamos para después.

No me hice del rogar, yo también lo deseaba, dejamos nuestro lugar junto a la escalera y venimos a mi cama, fue tierno y rápido, no tenía yo energía para más y él lo percibió así.

A las 4:30 nos despedimos, pero él se quedó, como siempre, a mi lado, su energía (la energía de Garmín, que es su nombre cósmico, el mío es Andra), en forma de su cuerpo cuando era mi Danny.

Otra vez llegó el medio día sin haber podido dormirme, él se preocupa, ya no me regaña como antes, aunque esto sólo me pasaba cuando estábamos enojados o no me llamaba y no sabía yo si estaba bien o no, creo que de alguna manera, yo presentía que algún día podría pasarle algo como lo que le pasó, por eso me preocupaba tanto por él, me angustiaba si no sabía que había llegado bien a su casa; sólo dejó de llamarme algunas veces, con mi consiguiente angustia, pero él decía que no tenía por qué preocuparme…

A las 12:30, límite de su hora habitual para llamarme en nuestros felices tiempos pasados, yo aún no había podido dormir y  aunque lo tenía aquí, conmigo, quise verlo en la escalera.

Allá nos fuimos y lo primero que vi al bajar las escaleras, fue un túnel oscuro y húmedo, como de desagüe cuya entrada se veía debajo de la escalera, me afligí, sobre todo porque no lo vi a él, pero de inmediato salió detrás y por fuera de la entrada negra del túnel y me tranquilicé.

-¿Y este túnel?

-No sé, aquí estaba cuando llegué.

-Me asusté.

-Yo también bebé, pensé que me iba a succionar y ya no te iba a ver.

-Yo también pensé lo mismo, amor.

-Mientras me lo permitan y tú lo quieras o lo necesites, estaré aquí contigo, el tiempo que sea necesario.

-Gracias, amor, por mí, todo el tiempo que me reste de vida.

Me sonrió, nos tomamos de la mano, me dio un beso y el túnel desapareció, dejándonos la incógnita…

Me tomó la mano, me miró a los ojos y dijo afligido:

-Me preocupas, amor, no me gusta que no puedas dormir.

-Ya viste que a veces simplemente no tengo sueño, es peor cuando me caigo de sueño y no puedo dormir. Ya se me pasará, no te preocupes, hoy dormí lo que para ti era normal: 3 horas.

-Pero yo aguantaba, tú eres más delicada.

-Bueno, si no aguanto, pues vienes por mí y asunto arreglado.

-Todo a su tiempo amor, pero no quiero que estés enferma ¿de acuerdo?

-Sus deseos son órdenes, señor.

-Más te vale, jejeje.

-Te amo.

-Yo también te amo, bebé, trata de dormir aunque sea un poco, desayuna e intenta dormir ¿lo harías por mí?

-Por ti hago cualquier cosa, así lo haré.

-Te veo en la noche, espero que temprano, no me llegues tarde.

-No amor, ya programé la publicación y si no la veo, ni modo. Te amo hasta siempre.

-Hasta siempre preciosa, yo también te amo, te veo en la noche, bye

Ciudad de México, 4 de junio, 2017.

***

No sé si continuaré publicando lo que platicamos noche a noche, sólo lo haré si me participa algún conocimiento que juzgue que es positivo compartir; Sé que continuaré viéndolo mientras lo necesite (el resto de mi vida).

***

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

***

Imágenes tomadas de internet y Pinterest.

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores, y si piensas que en verdad vale la pena,

 ¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

Tú y Yo Siempre

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

O pídemela directamente a:

https://www.facebook.com/Serandra

o

serandra2@yahoo.com.mx

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

1 Y 2 DE JUNIO 2017 OCTAVA VISITA ESPIRITUAL DE DANNY EXPLICACIÓN DE KARMA Y ACEPTACIÓN DE ENAMORAMIENTO.

1 Y 2 DE JUNIO 2017 OCTAVA VISITA ESPIRITUAL DE DANNY EXPLICACIÓN DE KARMA Y ACEPTACIÓN DE ENAMORAMIENTO.

Viene de:

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2017/06/05/30-31-de-mayo-2017-danny-septima-visita-espiritual-sirio/

 

 

(Al fin comprendí cabalmente el mensaje de este video, y me expliqué mi cuestionamiento sobre quién es mi alma gemela y quién mi flama divina, aunque lo sabía, tuve que ver el video nuevamente, ahora que ya no está, para captarlo bien: Danny es mi flama divina, ni duda cabe)

***

Ya pasaron muchas horas desde esta más reciente experiencia con Danny, mi amor.

Espero recordarlo todo, aunque es mucho (más de 4 horas en la noche y media hora en la mañana).

 

Apagué la luz a la 1.13 am. Empecé a relajarme, pero, como siempre, él ya estaba ahí desde que empecé a bajar la escalera. Me emociona mucho verlo esperándome, es cierto que me espera en el “sueño de siempre” (aunque ahora, que viene en espíritu, no es sueño, es visualización de su energía y recepción de sus mensajes, porque entablamos diálogo, como antes).

 

No recuerdo bien el orden, pero empezamos a platicar en nuestro lugar de siempre, ahora más cómodo.

 

-¿Cómo fue tu día, bebé?

 

-Bien, mi amor, bueno, unas lagrimitas, pero perdónamelas…

 

-Lo único que quiero es que no sufras por mí.

 

-Mientras vengas todas las noches, estoy tranquila, escribiendo, publicando, contestando comentarios, he tenido mucho apoyo por mi dolor y tú también en lo tuyo que he publicado.

 

-Ya lo vi, gracias.

 

-Quisiera hacer más, pero el tiempo no alcanza.

 

-Lo sé, aquí es maravilloso no tener ese limitante.

 

-Me imagino. Amor…

 

-Dime –ese tono que usa cuando le digo Amor para preguntar algo… me fascina.

 

No sé explicarlo, no lo oigo, pero percibo la vibración.

 

-Quiero preguntarte algunas cosas ¿se supone que allá no puedes mentir?

 

-Jajaja, no, no puedo mentir, ¿para qué lo haría?

 

-Para lo que lo hacías aquí.

 

-Ups, no suena nada bien lo que me vas a decir.

 

-No es bronca, al contrario, pero siempre sospeché que me mentías, más o menos en buena onda.

 

-Jajaja ¿cómo está eso?

 

-Que lo hacías, como tú mismo decías, como mecanismo de defensa.

 

-A ver… dispara.

 

-Jajaja, desde abril de 2015, cuando éramos amigos y sabías que yo estaba libre, empezaste a poner pensamientos románticos en tu Facebook

 

-Ajá…

 

-Yo sospechaba que era por mí y te lo llegué a preguntar, pero me decías que era “en general”, aunque a veces te referías a algo que habíamos platicado la noche anterior.

 

-Era mecanismo de defensa, sí así, mira cómo me tuviste, si te hubiera confesado cómo me traías, me hubieras hecho polvo.

 

-¿Me crees capaz?

 

-Ahora no… bueno, no mucho, jajaja.

-No, en serio.

 

-No, ahora, estando acá, sé que no. Allá aún al final no quería entregarme con las manos atadas.

 

-Yo sí lo hacía.

 

-Pero yo te amaba y amo demasiado.

 

-Yo también a ti.

 

-Pero yo no estaba tan seguro.

 

-¿Y los poemas?

 

-Salvo los de Bárbara y algunos que escribí antes de ti, todos fueron para ti y te lo dije.

 

-Sí, y después me decías de alguno que era “en general”.

 

-Mecanismo de defensa.

 

-Ok, ya despejé esa duda.

 

Este diálogo fue mucho más largo, pero no lo recuerdo completo. Lo que sí recuerdo es que me quedó claro que me amaba más de lo que reconocía y decía, y que ahora ya lo puede decir sin tapujos, lo cual me encanta.

 

Tampoco recuerdo cómo empezamos a platicar sobre el karma que pagamos en esta vida y que se generó en Teotihuacan, cuando yo era un virgen encargada del templo de Quetzalcóatl y él era guerrero jaguar.

 

-Yo fui el culpable, lo reconozco.

 

-Vi una regresión a esa vida, pero muy escueta.

 

-Te cuento cómo fue y a la vez tú vas a ver qué paso, desde tu punto de vista, bueno de Citlalli (¿recuerdas que mencioné el Citlaltépetl en mi último cuento?).

 

-Claro.

 

-Bueno, Miztli (puma), yo en esa vida, regresó triunfador de una batalla y fue a ofrecer un sacrificio de flores y una mariposa al templo de Quetzalcóatl, donde tú oficiabas como receptora de las ofrendas.

 

Te vi, me acerqué a darte la ofrenda, se suponía que no debía tocarte, pero me atrajiste mucho y subrepticiamente te toqué las manos, te hice temblar.

 

-Ahora recuerdo, y sí me hiciste temblar porque nunca me había tocado un hombre, además tú eras muy atractivo, tenías una energía especial.

 

-Y tú eras una mujer muy hermosa y joven, la tentación total.

 

-¿Y luego qué pasó?

 

-Al día siguiente fui a llevar otra ofrenda y volví a tocar tus manos, te sonrojaste, pero me sonreíste. Esa era la señal de que iba yo a ser aceptado.

 

Por la noche estuve caminando alrededor del templo esperando verte de alguna manera, en algún lugar del templo.

 

-Y yo sentí la necesidad de salir a una de las terrazas, porque estaba muy acalorada, sobre todo cuando recordaba el roce de tus dedos en mis manos.

 

-Sí, te vi en la terraza, hice ruido para que me vieras, lo hiciste y diste unos pasos atrás.

 

-Me dio miedo.

 

-¿De qué?

 

-¿Te parece poco? de todo lo que pasó (en ese momento, lo que iba a pasar en el futuro), que hasta ahora aún lo estamos pagando.

 

-Cierto, no estaba viendo eso, sino aquel presente, sólo te miraba desde abajo, nada más.

 

-Pero las intenciones…

 

-Eso era otra cosa, jejeje.

 

-Jajaja, siempre el mismo ¿en todas las vidas has sido así?

 

-No, y en esta al final, cuando te conocí ya era yo un hombre tranquilo, nada mujeriego.

 

-Porque me lo dices ahorita te lo creo, antes lo dudaba un poco, aunque sí te creía, te quería creer, tenía que creerte.

 

-¿Y tú siempre has sido celosa?

 

-Creo que sí. En esta vida sólo contigo. Bueno, pero sigamos. Voy yo.

 

-Te vi y me metí corriendo con la respiración agitada y las mejillas ardiendo.

 

-Di dos vueltas más, pero ante tu ausencia, me retiré.

 

-Al día siguiente, para demostrar mi devoción, volví a llevar una ofrenda, me la recibió la otra sacerdotisa, pero le dije que quería entregártela a ti y fue a llamarte.

 

-Salí a recibirla, sabiendo que eras tú, ya iba yo sonrojada, acalorada y con las manos sudándome.

 

-Volví a tocarte, pero ahora fue una caricia un poco más atrevida y tú me contestaste con una sonrisa tímida y las mejillas a reventar de lo rojas.

 

– Hacías temblar mi mundo. Desde bebé me llevaron al templo para consagrarme como sacerdotisa virgen de Quetzalcóatl, toda mi vida debía ser casta y tú hacías tambalear esas creencias y convicciones, me hacías sentir cosas raras y, suponía, prohibidas.

 

-Esa noche volví a buscarte, ahora ya sabía en cual terraza y efectivamente, saliste, me viste y sonreíste. Fue todo lo que necesité para subir a la terraza, ayudado por un mecate que había llevado para ello.

 

-Sentí pánico al verte subir, podrían matarnos, pero al mismo tiempo, no me retiré, te esperé, con el alma en un hilo.

 

-Subí, te sonreí, me sonreíste bajando la vista, me acerqué…

 

-Te señalé un rincón oscuro, donde las antorchas del templo no alumbraban, no quería que nos descubrieran.

 

-Justo lo que yo quería, un lugar obscuro para poder declararte y demostrarte mi amor.

 

-Te tomé de la mano y nos dirigimos allá.

 

-Llegamos, te recargue en la pared, levanté tu rostro asustado y te di un beso en la mejilla, apenas rozando tu piel, pero reaccionaste intensamente.

 

-Era algo impensable que un hombre rozara mi rostro con sus labios, sentí que el piso se hundía.

 

-Te dije que eras muy bella, que me gustabas mucho, que te quería bien.

 

-Sólo negué con la cabeza, pero no te impedí que siguieras.

 

-Te besé en la boca, suave, tiernamente y casi te desmayaste. Tuve que sostenerte para que no cayeras al piso. Cuando te repusiste me pediste que me fuera y obedecí. Desde entonces nos encontrábamos cada noche, hasta que una vez, un guardia casi nos sorprende.

 

-No podemos seguirnos viendo aquí, mi niña ¿no hay otro lugar más seguro?

 

-Sí, hay habitaciones que están arreglando y nadie pasa por ahí, mañana vamos allá, ahora vete.

 

-Con la ilusión de estar en un lugar más discreto me despedí con un beso un poco más apasionado, al que respondiste ya sin tapujos.

 

-Y lo demás es historia, me sedujiste, me entregué a ti, nos amamos así, a escondidas por un tiempo, pero nos descubrieron y nos castigaron enviándonos para vendernos como esclavos, a ti al sur y a mí al norte, al país de los chichimecas. Así pagamos nuestra transgresión a las normas, el saltarnos la prohibición, ya que yo era esclava virgen del templo y no debía tener ningún tipo de relación amorosa y menos sexual.

 

Ver.

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2016/01/09/regresion-a-una-vida-pasada-en-teotihuacan-sacerdotisa-y-guerrero-jaguar/

 

Y, según me dijiste anoche, eso lo pagamos ahora, amándonos como nos amamos, y sin poder estar juntos, sin poder vernos, ni tocarnos, acariciarnos, besarnos, tú allá en el norte y yo en el sur, muy lejos uno del otro y te me fuiste y ese karma no se eliminó.

 

-No bebé, pero ahora podemos amarnos en energía, es mejor que el amor virtual que teníamos ¿cierto?

 

-Cierto y más seguido también.

 

***

 

Luego retomamos el tema de cómo nos enamoramos.

 

-Desde que comentabas en mis posts en el grupo de Facebook, llamabas mi atención, empecé a leer los tuyos y comentarte, me pareciste una mujer muy inteligente e interesante desde el principio. Me enamoré de tu mente, eso sí te lo decía.

 

-Pero era lo único que decías, no dabas ni un paso más y eso no era suficiente.

 

-Eso te lo decía desde el principio de nuestra amistad por Facebook/Messenger, pero desde que supe lo lejos que estábamos, puse un muro que no debía yo traspasar y te lo comenté.

 

-Cierto, sobre advertencia no hay engaño, pero a la vez, me mandabas música romántica, mixes que decías que me dedicabas ¿? Me preguntabas qué música me gustaba y ésa me mandabas, me sentí cortejada y a la vez no, porque no me decías nada explícito.

 

Todas las noches A la 1:30 me mandabas un canción (romántica) especial, yo la veía cuando ya me iba a acostar y me metía a la cama con una sonrisa por tu melodía enviada sin falta a esa hora.

 

Cuando te dije que me gustaban los tigres, cambiaste tu portada e imagen de perfil a tigres, te lo agradecí y me respondiste:

 

-¿Por qué no, si puedo hacerlo?

 

También si quería yo compartir algún video en mi blog y no se podía, te pasabas días viendo cómo hacerlo, algunos se pudo, otros no, pero le dedicabas mucho tiempo a darme gusto.

 

Yo me preguntaba ¿le intereso más que como amiga? Pero no soltabas prenda.

 

-Tú tampoco ayudabas. Te ponía esos pensamientos románticos A TI y mis fans me contestaban derritiéndose ¿y tú?, sólo un like.

 

-Ah, porque me daban celos y te decía en privado (al fin que hablábamos todas las noches) que me había gustado, pero que yo no era como tus fans.

 

-Y era cierto, eras distinta. Te llegué a poner un texto diciendo que preferiría pensar que no me leías, a saber que me leías y no te importaba que te decía que te amaba.

 

-Y cuando te preguntaba si había alguna dedicatoria, respondías, que no, que era general ¿cómo te iba a responder? 8 meses de amistad y nada, ni pintabas ni daba color.

 

-Y me traías loco…

 

-Hasta que yo tuve que hacerlo y esos larguísimos minutos en que te insinuaba, sin decirlo abiertamente, me hiciste sufrir mucho, porque no te dabas por enterado, hasta que te dije que me atraías mucho.

 

-Yo esperaba que me dijeras “estoy loca por ti”, como yo lo estaba por ti, pero sólo alcancé un “me siento atraída por ti”, que tuve que aprovechar, si no te decía lo que sentía, no lo ibas a repetir y ante tu admisión de que sentías algo por mí, reconozco que muy seco (para lo que hubiera querido decirte, que te amaba, te adoraba, me traías loco), te dije que tú también me atraías, pero estábamos muy lejos (ése había sido el impedimento para decírtelo yo), pero que podíamos intentarlo (lo deseaba intensamente).

 

-Pues sí lo estaba y estoy, pero a los dos días, asaltaron a tu ex y te olvidaste de mi, hablábamos menos que antes, lo único que cambiaste fue llamarme “bebé” en lugar de Silvia, no eras cariñoso, no cambió nada más, así que por eso, después de 13 días, preferí regresar a ser amigos y me lo aceptaste tan tranquilo.

 

-Se me cayeron las alas del corazón, pero no quise rogarte, acepté tu decisión y luego empecé a mandarte música pidiendo volver, pero me ignorabas.

 

-Y cuando te pregunté si esas canciones llevaban mensaje, dijiste que no, así que a mí también se me cayeron las alas del corazón.

 

-Qué par…

 

-Sí, hasta que después de mi ida a Guadalajara y ausencia de 5 días, me recibiste con dos poemas (los primeros para mí), pero dijiste que los habías hecho porque perdiste una apuesta.

 

-Ya no me acuerdes de mis tonterías.

 

-Jajaja, pero de todos modos, estuvimos juntos 2 años y no me quiero acordar de nada más.

*** 

 

Todo esto lo platicamos en nuestro lugar junto a la escalera, pero me voltee en la cama y le dije.

 

-Ven de este lado

 

Así que en ese momento ya estábamos en mi cama, de frente, cerquita, vi su labio, le dije que siempre me gustó su boca y que quería morderla… me la acercó.

 

-Sírvete.

 

Lo besé, succionando ese labio que me encanta, él respondió y empezamos a besarnos apasionadamente, salvajemente, y seguimos, hasta amarnos locamente, vehementemente, aunque fue un momento muy corto, fue muy intenso, como nunca antes, otra nueva experiencia.

 

Reposamos un rato, cuando recuperé el aliento, después de muchas palabras de amor, me dijo.

 

-Ya es mejor que te duermas, seguimos dentro de unas horas tuyas, debes descansar bebé.

 

-Sí amor, está bien, pero te quedas conmigo.

 

-Claro amor, ése ha sido el trato ¿cierto?

 

-Mjjm.

 

-Te amo mucho bebé, recuerda que te espero en el sueño de siempre, no llegues tarde.

 

-No, mi amor, llego a tiempo, como siempre.

 

-Te amo, hasta al rato, hasta siempre.

 

-Te amo hasta siempre amor.

 

Vi el reloj, eran las 5:45 am y me dormí después de las 8am, pero feliz porque mi amor estuvo aquí, conmigo y por lo que platicamos, además nos amamos.

 

Ciudad de México, 2 de junio, 2017.

 

CONTINÚA EN:

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2017/06/07/2-3-y-4-de-junio-2017-novena-y-decima-visitas-espirituales-de-danny-como-es-intervidas/

 ***

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

 Imágenes tomadas de internet y/o Pinterest.

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores; y si piensas que en verdad vale la pena,

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

 

 

 

 

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar

REGRESION A VIDAS PASADAS EFECTUADA BAJO HIPNOSIS

© condiciones al final

.

FRAGMENTO DE UNA REGRESIÓN A VIDAS PASADAS

.

7 de Octubre de 1990,

.

Esta sesión fue llevada a cabo por un parapsicólogo durante un curso de parapsicología en el que demostraba que la reencarnación existe y que se pueden hacer regresiones a vidas pasadas bajo hipnosis y con otros métodos (pranayama, por ejemplo).

Al final de ese curso, el parapsicólogo acostumbraba elegir a un alumn@, hipnotizarl@ y hacer una regresión a vidas pasadas.  

En esta ocasión la elegida fui yo y después de hipnotizarme y demostrar que estaba yo en un nivel muy profundo (me borró el número 7 de la mente y me puso a sumar/restar 3+4 y 9-2 y no pude escribir el resultado en el pizarrón, pues en mi mente no encontraba la respuesta, después me “regresó” el número 7 pero yo seguía  hipnotizada)  dijo que ya estaba lista para la regresión, que empezó:

 

-Relájate y respira profundo varias veces.

 (…)

 -Tienes dos años, ¿Dónde te encuentras?

 -En mi casa de la colonia Álamos.

 -¿Dónde, exactamente?, observa.

-En el jardín.

 -¿Cómo estas vestida?

 – De rosa, con un moño en la cabeza y otro atrás, en la

 cintura. A veces me ponen pantalones, mi papa quería un hijo.

-A ti ¿Como te gusta que te vistan?

-Me gustan los pantalones, juego con muñecas, pero también me compran soldaditos, carritos, canicas y pelotas.

 ¿Te gusta jugar con esos juguetes?

 -Sí.

-¿Tu mamá quería un hijo también?

-No, para ella esta bien.

-¿Ella como se siente?

 -Contenta.

 -Ahora tienes seis meses, ¿Dónde te encuentras?

 -En la casa de (la calle donde vivía cuando nací).

 -Observa dónde y cómo.

 -Estoy en la recámara, pero no en la de ellos, en una cuna de mimbre…es un moisés, blanco, con cobijitas azules.

-Tu papá quería un niño.

 -Si.

 -¿Qué sientes hacia él?

-Rencor.

 – ¿Y hacia tu madre?

 -Amor.

 -Ahora vas a retroceder siete meses, ¿Dónde estas?

 -Está oscuro.

 -¿Qué sientes?

 -Nada.

 -¿Tienes hambre?

 -No.

 -¿Frío?

 -No.

 -¿Cómo es donde estás?

 -Hay agua, está oscuro… Yo tengo una luminosidad dorada… Me estoy chupando el dedo (el sujeto se chupa el dedo).

 -¿Cómo está tu mamá?

 -Tiene problemas con mi abuela

 -¿Qué pasa?

 -Dicen algo de una puerta

(Cuando se casaron mis padres vivieron en una casita al lado de la casa de mi abuela, ambas casas se comunicaban por una puerta en los jardines). 

 -¿Y tu papá?

 -Él no se entera.

 -¿Y tú como sabes?

-Lo siento… Lo sé.

-Qué dicen?

 -… Dicen cosas suavecitas, hablan como mujeres, mi padre no se entera, pero se hieren, mi madre llora.

 -¿Qué sientes cuando ella llora?

 -Dolor aquí (señala el plexo).

 -¿Cómo es ese dolor?

 -Siento una presión.

 -¿Es muy fuerte?

 -No, pero es molesto.

-¿Y tu papá y tu mamá, ¿Cómo se llevan?

-Discuten mucho, se pelean.

-¿Qué sientes cuando ellos pelean?

 -Dolor aquí (vuelve a señalar el plexo). 

 -¿Cómo es ese dolor?

 (El sujeto se dobla en la silla) -muy fuerte.

 -¿Donde lo sientes?

 (El sujeto señala el plexo y la espalda y se queja) -me falta el aire… No puedo respirar (se queja).

 El operador le coloca el pulgar en la frente -ahora te sientes bien, respira profundo… (cuando el sujeto se recupera continúa)

-Vas a retroceder 100 años ¿Quien eres?

(Debido a que en la dimensión en que me encontraba no existe el tiempo como lo conocemos, no retrocedí 100 años exactos, quizá 200 ó más y fui a una vida que era importante para mi encarnación presente, pues los que vi ahí, en esta vida fueron mi madrastra y mi padre)

 -Alma.

-¿Dónde estás?

 -Arriba hay luces como foquitos en dos hileras, en medio hay una guía metálica a lo largo, a los lados van seres azules en hilera, son largos, está oscuro.

 -¿Estás ahí?

 -Sí.

 -¿Quién eres?

 -Alma.

 -¿A dónde vas?

 -Voy del lado izquierdo (el sujeto señala el lado izquierdo).

 -¿Qué haces ahí?

 -Voy a mi castigo… Y juicio.

 -Observa y dime qué ves.

(Aquí describo el Lugar de los Muertos que yo vi)

-A la izquierda hay una luz amarilla, a la derecha oscuridad azul, a la izquierda abajo hay un lago de lava rojo.

LAGO DE LAVA erta ale

LAGO DE LAVA erta ale

 (en otras regresiones a muertes pasadas he visto estos dos túneles al revés: el azul a la izquierda y el dorado a la derecha).

 -¿Y tú qué haces ahí?

 -Estoy pagando

 -¿Y qué sientes por estar pagando?

-Estoy…conforme.

 -¿Por qué?

 -Porque es lo que debo.

 -¿Qué debes?

-Algo hice.

 -Retrocede a la vida en la que hiciste lo que tienes que pagar.

-… Veo un lago oscuro, es en la noche, es un bosque… Hay una línea roja en medio del lago.

Lago de Irlanda

Lago de Irlanda

-¿Quién eres tú?

 -Aún no me veo.

 -Observa bien.

 -… Soy mujer, rubia, mi vestido es azul, con un delantal blanco.

 -¿Cuántos años tienes?

 -12 … ó 16.

 -¿Cómo te llamas?

-… Alice…Knight.

-¿Dónde estas?

 -En Irlanda.

 -¿Qué estás haciendo?

 -Estoy descansando junto a un árbol… Viene un joven hacia mi… Nos queremos…pero no me pertenece.

 -¿Quién es? Cuántos años tiene?

-Está casado con mi hermana… Tiene 30 años.

 -¿Lo amas?

 -Me agrada, me gusta estar con él.

 -¿Por qué andas con él, si es esposo de tu hermana?

 -Porque me gusta el peligro…y desafiarla.

 -¿Por qué?

-Me desquito.

 -¿De qué?

 -Cuando éramos niñas no me quería, me maltrataba, me pegaba, me jalaba las trenzas. “era ahora yo mas bonita”.

 -Vas a ir ahora a un hecho importante.

 -Veo una estrella (hace un movimiento curvo con la mano)…Como las que ponen arriba de los arbolitos de navidad… Es un Árbol de Navidad.

Arbol de Navidad

Arbol de Navidad

 -¿Cuántos años tienes?

 -20 él es aún mi amante, mi hermana no lo sabe.

 -¿Dónde estás?

 -En su casa, estoy adornando el árbol, atrás a mi izquierda hay una chimenea de piedra rosa, está encendida, a la derecha los sillones de la sala, enfrente, a la derecha un arco que hace de puerta y junto al arco, hacia la derecha esta la escalera. Él viene de afuera, del lado izquierdo y entra a la sala, yo siento deseo…él se acerca, me besa apasionadamente y empieza a desabrocharme los botones de la espalda, sin dejar de besarme, él está de espaldas a la escalera, lleva tres botones desabrochados, cuando veo que mi hermana viene bajando la escalera… Me quiero separar de él, pero como no la ha visto no me suelta y ella nos ve, lanza una exclamación y entonces sí me suelta y se siente muy apenado… Mi hermana grita y llora y acaba por correrme de mala manera… Afuera esta nevando…

 -¿Qué sientes cuando te corre?

 -Siento mucho odio, volteo para agarrar el atizador de la chimenea…y…(el sujeto se cubre la cara con las manos y solloza)…

 (El operador la calma poniendo el pulgar en su frente)

-Calma.

(En otra regresión a esta vida de Alice vi que salió corriendo de la casa, sin abrigo, fue al lago y se suicidó ahogándose.  En varias encarnaciones he muerto ahogada, es la muerte que más he visto).

-¿Dónde estás ahora?

 -En el túnel.

 -Ahora ya sabes lo que hiciste.

-Sí y voy a mi castigo en la lava.

 -¿Cómo te sientes por tener que pagar?

 -Triste y arrepentida, pero contenta por pagar, porque no supe valorar (4 veces) a mi hermana, su cariño, su casa, debí haberle agradecido mucho, pero lo pagué todo y con gusto.

 -¿Y después de pagar que pasa?

 -Voy por otro túnel rojizo, es muy largo, me acerco a una puerta, más bien es un hueco oscuro, es rectangular, y a su alrededor está una imagen…es un hombre con los brazos y las piernas abiertas… Se parece al dibujo del equilibrio de Leonardo (me refería al Hombre Vitruvio de Leonardo Da Vinci), pero tiene genitales masculinos y pechos femeninos.

hombrevitruvio DaVinci

hombrevitruvio DaVinci

 -¿Qué más ves?

 -Todo es rojo, el camino es rojo, cuando me acerco a la puerta veo que hay muchos seres esperando.

Tunel rojo intervidas

Tunel rojo intervidas

 ¿Qué esperan?

 -El juicio

 -¿Y qué pasa en el juicio?

 -Ahí vemos qué hice, cuánto pague, qué queda por pagar… Hay una mesa larga…

 -Qué te dicen.

 -No sé, no escucho nada.

 -Vas a entrar a un estado mas profundo…¿Qué pasa en el juicio?

 -En la mesa hay una pluma de ave para firmar, es verde y tiene Uuna luz alrededor… Ellos firman mi próxima vida, sí me aceptaron, porque pagué bien.

 -¿A dónde vas a nacer?

 -En… Nueva Orleans.

(Esta encarnación no fue la siguiente inmediata, sino la que tuvo relación con la vida de Alice, eso lo vi en diversas regresiones posteriores a esta misma vida,  me llamaba Louise)

 -¿Qué eres?

-Mujer. Aquí esta mi hermana, soy mulata, mis padres me vendieron como prostituta a un burdel.

Nueva Orleans cuarto de burdel

Nueva Orleans cuarto de burdel

 -¿Quién es tu hermana?

 -Es la…señora, la patrona.

 -¿Cómo te trata?

 -Me quiere, pero me maltrata más que a las demás.

 -¿Y tú?

 -También la quiero, la respeto mucho, siento mucho cariño por ella.

-¿Aunque te maltrata la quieres?

-Sí, es la única figura femenina de respeto que conozco.

 -Ahora vas a retroceder muchos, muchos siglos atrás a una vida en que hayas sido hombre.

 -…Estoy en una cueva.

 -¿Que año es?

 -no hay años.

(…)

 

Continúa una encarnación en que fui cavernícola, no estoy segura si Homo Sapiens o Neandertal, ver:

 

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2014/02/23/cavernicola-regresion-bajo-hipnosis/

 

                  Después ­la regresión de Rasputín, ver:

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2014/05/29/rasputin-regresion-bajo-hipnosis/

                        

Al terminar la regresión a la vida de Rasputín, siguió el operador:

 -Ve a la otra vida.

 -Hay nieve, veo un cristal de nieve.

  -¿Cuántos años tienes?

 -Cuatro años.

-Ve al momento de tu muerte.

  -Muero de hambre y frío, no puedo ver, no me puedo mover.

 (El operador no profundizó en esta vida, en otras regresiones a ella, vi que era ciego y paralítico y morí solo a los 4 años, durante una tormenta de nieve, en que mi familia había salido a trabajar y no pudieron regresar en días).

Tormenta de nieve

Tormenta de nieve

  -Pasa a la siguiente existencia.

  -Pinos.. Hay un lago… Yo lo conozco, pero de color violeta, ahorita se ve color turquesa.

Moraine Lake Sunrise Canada

Moraine Lake Sunrise Canada

  -¿Dónde estas?

 –En Canadá, tengo 18 años y soy mujer; soy la misma de Nueva Orleans, estoy aquí con mi esposo… Me casé con un hombre muy anciano, sólo para hacerle compañía, él me sacó del burdel para casarse conmigo.

  -Ve a Intervidas después de esa encarnación.

  -Túnel dorado, mi castigo es en la segunda alberca de Lava, estoy muy poco tiempo.

LA PUERTA DEL INFIERNO

LA PUERTA DEL INFIERNO

(La primera vez que usé un aparato Inner Quest en el consultorio de un médico, tuve una regresión espontánea a la vida de Louise en Nueva Orléans, pronto la publicaré).

  -Ve a la siguiente vida ¿Dónde estás?

(Aquí me salté una encarnación, en la que sólo viví 2 ó 3 meses, mi madre era judía checoeslovaca, durante la Segunda Guerra Mundial y el Dr. Mengele hizo experimentos conmigo, matándome siendo un bebé).

 -En la casa de (la calle donde vivía cuando nací)

  ¿Qué edad tienes?

 -Seis meses.

 -¿Cómo estás?

 -Mojada.

 -¿Cómo te llamas?

  -Silvia.

 

Fin de la regresión.

 

***

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romanticatu-y-yo-siempre-novela-romantica

Tú y Yo Siempre

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

También visítame en

http://tuyyosiemprenovela.com (en construcción)

http://serunserdeluz.wordpress.com/

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/

 

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

***

Imágenes tomadas de internet

 

 

 

 

   

 

RASPUTÍN, REGRESIÓN BAJO HIPNOSIS

© condiciones al final

REGRESIÓN BAJO HIPNOSIS A RASPUTÍN Y OTRAS VIDAS

Rasputin FOTO

Rasputin FOTO

.

Regresión mía efectuada bajo la guía de un reconocido parapsicólogo.   07/10/90.

 

FRAGMENTO

 

VIENE DE:

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2014/02/23/cavernicola-regresion-bajo-hipnosis/

 

(…)

 

(Después de la muerte del cavernícola el hipnotizador me siguió preguntando):

 

-¿Qué sientes cuando te queman?

 

-Nada, ya no estoy ahí.

 

-¿Dónde estás?

 

-Arriba viendo… Pobre gente… Hay una luz azul a la

izquierda.

 

-¿Y ahora que sientes?

 

-Tristeza por abandonar mi cuerpo, como cuando te cambias de

casa, porque ya te encariñaste.

 

-Avanza…

 

-Estoy en un túnel…

 

(El hipnotizador perdió una gran oportunidad de ver qué hay en Intervidas, el espacio/tiempo entre dos encarnaciones)

 

-Avanza a una vida en la que hayas sido de provecho para la

humanidad. ¿Qué eres?

 

-Hombre.

 

-¿Qué hiciste?

 

-Hice bueno y algo malo.

 

-¿Cuántos años tienes?

 

-25, pero esos son años cronológicos, yo estoy mas

evolucionado.

 

-¿Cómo te llamas?

 

-Rasputín.

 

-Avanza a otra vida.

 

-No.

 

-¿Quieres trabajar esa vida?

 

-Sí.

 

-Ve un momento cumbre de tu vida.

 

-La virgen… Esta enfrente.

 

-¿Cómo se llama?

 

-Es la virgen María. Tiene vestido blanco y un manto

azul…despide una luz blanca muy hermosa.

 

-¿Dónde estás?

 

-En el campo.

 

-¿En qué ciudad?

 

-Pokros…Kopros…Pokroskoie

 

-¿Qué hace la virgen?

 

-Me esta hablando.

 

-¿Qué dice?

 

-Que tengo cosas que hacer

 

-¿Qué cosas?

 

-Viajar.

 

-¿Y que tienes que hacer?

 

-Lo que sienta yo que tengo que hacer.

 

-¿Y que sientes ahora?

 

-Miedo.

 

-¿De que?

 

-Porque no sé lo que tengo que hacer.

 

-¿Y qué haces?

 

-Viajo.

 

-¿A dónde?

 

-…Traigo … (ademan circular con los brazos)…cosas

metidas que no sé si son o no son, si las estoy inventando.

 

-¿Qué ves?

 

-Algo oscuro (ademan a la izquierda) y luminoso arriba…es largo, metálico, rectangular…(lo que veo es un ferrocarril, pero no lo digo porque con mi mente consciente pienso que en esa época no había ferrocarriles, pero en Rusia ya existían desde 1837 y el Trans Siberiano desde 1891. No me preguntó fechas, así que no sabemos cuándo fue que Rasputín vio este ferrocarril durante su viaje).

 

-Ve a otro momento importante, alguna curación.

 

-Un velo de novia…

 

-Acércate.

 

-Veo ruedas metálicas…(ve nuevamente un ferrocarril, pero no lo dice)… No se me hace lógico… Algo le pasa a la novia, esta acostada en el suelo, la tienen en brazos…fue un desmayo, porque no veo sangre…le doy energía…

 

-Siente la energía… Jálala, siéntela, jala mas energía.

 

-No, ya tengo mucha…(pone sus brazos hacia abajo, con las manos vueltas hacia la gente del curso donde se llevó a cabo la regresión) está saliendo, veo dos haces de luz blanca que salen de mis manos y se cruzan a unos 4 m hacia el fondo y 2 m hacia arriba, es hermosa…todo en medio queda iluminado y caen puntitos de luz blanca donde se cruzan los dos rayos de luz…

 

Ya se fue…

 

Ya está bien la novia.

 

-Ve a otra curación.

 

-Estoy en un burdel, necesito a las mujeres… Hay nieve, es

una aldea chiquita, pobre… Llegan unos cazadores con

chaquetas de piel de oso y gorros igual, dicen que a otro lo

atacó un oso y casi le arrancó la pierna, salen todos y yo

también, aunque soy forastero siento que debo ir…yo no traigo

ropa de piel como ellos, sólo ropa de lana negra, pero no tengo

frio; voy porque algo me llama internamente…

 

Está tirado en la nieve con el muslo izquierdo desgarrado, tiene una

hemorragia muy fuerte, yo siento que tengo que ayudarlo y me

abro paso entre sus compañeros para acercarme, extrañamente

me dejan pasar, me arrodillo y solo pongo mi mano a unos

centímetros de la herida, nunca lo había hecho y tampoco sé por

que lo hago, pero la sangre deja de fluir y unos momentos después,

el herido abre los ojos.

 

Los demás hacen una camilla con sacos de piel y ramas y se lo llevan a su casa.

 

Poco tiempo después se curó y yo ya sé cuál es mi misión.

 

-Ve al momento de tu muerte, ¿Dónde estás?

 

-Agua helada…

 

-¿Sientes algo en el estómago?

 

-Me arde mucho (se toca y se dobla), se me

está desbaratando.

 

-¿En la espalda qué sientes?

 

-Me duele, tengo dos heridas de bala (trata de tocarse la

espalda.

 

-El agua helada ¿Qué es?

 

-Un río.

 

-¿Cómo se llama?

 

-Neva…no quiero morir…todavía no, aun no debo morir.

 

-¿Qué esta pasando?

 

-Voy adentro del rio… Allá voy.

 

-¿Qué sientes?

 

-Paz, resignación…

 

-¿Qué sientes porque ya estas muerto?

 

-(El sujeto se rebela) murió mi cuerpo, no yo.

 

-¿En qué fecha?

 

-1916.

 

-¿Qué día?

 

-16…ó 19 de diciembre… Yo no quería, pero murió mi cuerpo.

 

-¿Cómo te sientes?

 

-Triste, apesadumbrado… Hice lo que tenia que hacer, pero

aproveche mis facultades para satisfacer mis bajas pasiones y

eso lo tengo que pagar…

 

La regresión continúo con un breve recuento de otras vidas, que ya publicaré después, finalizando con:

 

-Ve a la siguiente vida ¿Dónde estas?

 

-En (nombre de la calle Dónde vivía cuando nací).

 

_¿Qué edad tienes?

 

-Seis meses.

 

-¿Cómo estas?

 

-Mojada.

 

-Cómo te llamas?

 

-Silvia.

 

Después de este “paseo” por unas pocas de mis vidas pasadas empezando por cuando fui cavernícola y llegando hasta la actual, me sacó de la hipnosis y volví a ser yo, Silvia.

 

Ahora, al publicar esta regresión me doy cuenta de que el parapsicólogo que la llevó a cabo frente a sus alumnos de un curso de parapsicología,  tenía mucha confianza en lo que estaba haciendo y (aunque dudaba -igual que yo-  que yo hubiera sido Rasputín) me hizo preguntas que  no eran fáciles de contestar si estaba yo “inventando” y además se podían comprobar la respuestas. También debo aclarar que yo ya sabía algo de la vida y la muerte de Rasputín (aparte de bibliografía, ya había tenido otras regresiones a esa encarnación), pero él no estaba enterado de eso y dije muchas cosas que no había leído ni “visto” en mis regresiones anteriores.

VER TAMBIÉN:

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2012/10/17/yo-fui-rasputin-regresion-a-mi-vida-pasada/

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2013/11/08/mi-alma-gemela-en-vidas-pasadas-y-lo-paranormal/

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2013/08/31/rasputin-y-mi-novela-premonitoria/

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2012/09/07/tu-y-yo-siempre-rasputin-4/

 

LOS TÚNELES DE INTERVIDAS

 

En otra regresión a esa misma encarnación:

Entre la vida de Rasputín y la siguiente, vi, como en una

“Y” la entrada a dos túneles o grutas, el de la izquierda

era una gruta oscura y con un tenue resplandor blanco

azuloso, a la derecha había otra gruta con una luz

dorada. Me vi en el de la izquierda, que era frio y

húmedo, además de oscuro y estaba yo colgado en un gancho

de carnicero como vestido viejo hecho hilachos: era mi

alma, deshilachada por mis pecados; estaba entre otras

muchas. Estuve mucho tiempo ahí, hacia frio, estaba

oscuro y sentía mucha humedad. Después de no se cuánto

tiempo, me solté del gancho y me encaminé hacia el otro

túnel; para llegar a la entrada, tuve que dirigirme hacia

adelante (la entrada) y luego doblar a mi izquierda, pero desde

donde lo estaba viendo, era el túnel de la derecha; éste tenía a

lo lejos una luz dorada y era seco y caliente.

 

Después de un larguísimo camino por ese túnel, llegue al final;

ahí se veía una roca como todo alrededor, pero de la cual

provenía la luz dorada; en cuanto llegue ahí se abrió la

roca como si fuera puerta y me encontré en una como sala

de juntas, pero de estilo medieval: una mesa enorme y

pesada, tal vez de roble y 26 sillas también de esa

madera, muy pesadas y antiguas.

 

En la cabecera estaba una mujer con ropas como las de las figuras de la Virgen

(de ella salía la luz); en las doce sillas de cada lado

había sentados 24 hombres con hábitos como de monjes

(cafés y de tela burda), todos estaban encapuchados y con

la cabeza baja; sólo pude ver la barba gris de 2 ó 3 de

ellos.

 

Entré porque estaban revisando mi caso, todos

tenían muchos papeles en las manos. La mayoría (21)

decían que ya había yo pagado todo, pero los tres que

estaban junto a mi, de mi lado izquierdo (yo estaba en la

otra cabecera), decían que aún tenia yo algo que pagar.

al fin se pusieron de acuerdo y me enviaron de nuevo a la

vida terrenal.

 

CONCLUSIONES: EN INTERVIDAS SE PAGAN KARMAS EN TÚNELES DORADOS-ROJIZOS O AZULES.

Entrada a la gruta roja hacia arriba

Entrada a la gruta roja hacia arriba

Ver también:

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2014/04/17/platon-la-republica-y-el-mito-de-er-her/

.

De lo que he visto, saco en conclusión que:

  • Entre una vida y otra aún debe uno de seguir pagando.
  • Parece que el alma va a uno de dos túneles
  • Casi siempre he visto el túnel azul a la izquierda y el dorado-rojizo o café a la derecha -esto lo escribí en agosto de 1990.
  • En  otra regresión en octubre de 1990 los vi al revés.
  • En una ocasión en el azul había figuras angélicas y en el dorado diabólicas -regresión de junio de 1990.
  • En la que acabamos de ver -después de encarnar y morir como Rasputín- estuve colgado en el de la izquierda, oscuro y húmedo, hasta que pagué y luego me encaminé a mi juicio por el dorado, seco y caliente.
  • Cuando vi la muerte del cavernícola, vi una luz azul a la izquierda y un túnel, pero el hipnotista no me dejó decir más al respecto.
  • En esta misma sesión de Regresiones a Vidas Pasadas, al estar viendo otra encarnación, el hipnotista me envió brevemente a la zona Intervidas:

 

-Ve al intermedio después de esa encarnación.

 

-Túnel dorado, mi castigo es en la segunda alberca de

lava, estoy muy poco tiempo.

 

Aquí tampoco aprovechó la oportunidad de enviarme al túnel (lástima que no era Michael Newton, pues con él sí hubiera averiguado mucho sobre la zona Intervidas, que él llama entre vidas).

 

***

PD.  Un lector me acaba de informar en sus comentarios que hace regresiones y sus sujetos han visto túneles azules y amarillos.  Eso me confirma que no sólo soy yo (Silvia) quien ha visto esos túneles, aunque los he visto varias veces y en Intervidas después de diferentes encarnaciones, es bueno saber que lo de los túneles azules y amarillos (yo digo dorados) es recurrente.

 

***

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

Seguir a @serunserdeluz

 

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

Tú y Yo Siempre

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

También visítame en

http://tuyyosiemprenovela.com (en construcción)

http://serunserdeluz.wordpress.com/

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/

 

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

 

 

 

 

 

 

“Tú y Yo… Siempre” Capítulo XIII “Intervidas”

© condiciones al final
 Escribí mi novela “Tú y Yo Siempre” basándome en regresiones a vidas pasadas espontáneas (sin saberlo), la terminé pero no la publiqué debido a situaciones familiares, pero sí inicié una exhaustiva investigación sobre las regresiones, que seguí teniendo, pero ya voluntariamente (la mayoría) y además me convertí en Canal de un Maestro Ascendido. Años más tarde, después de muchas regresiones, e investigaciones, sumadas a los conocimientos que me da mi guía espiritual, le aumenté a la novela varios capítulos, éste es uno de ellos.
Sí me basé en Platón y su “mito” (ECM) de Er para este capítulo, pero es una versión mía a la que le añadí los conocimientos dados por mi guía y las conclusiones de muchas regresiones e investigaciones.

El mito de Er

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2014/04/17/platon-la-republica-y-el-mito-de-er-her/

En la novela Tu y Yo Siempre incluyo conocimientos, en forma novelada para hacerlos más amenos, pero los conceptos espirituales ahí vertidos son experiencias y vivencias propias, con un hilo conductor de una pareja de almas gemelas, cuya historia de su actual encarnación si es pura novela romántica.

FRAGMENTOS DE UN CAPÍTULO DE MI NOVELA TU Y YO SIEMPRE, GRATIS.

 (Una plática entre Alma -la protagonista- y su amiga escéptica Sandra)

 

-Así que cuéntame las novedades- Sandra la había ido a visitar cuando escuchó de su relación con Javier, pues sabía perfectamente lo enamorada que estaba de Edgar.

-Ya sabrás que Javier y yo…

-Lo acabo de saber, pero no podía creerlo. ¿Así que es cierto? ¿y Edgar?

(…)

-Así es, aunque tal vez según tú no lo sea tanto; pero he encontrado respuesta a muchas de las interrogantes que tenía.

-¿Cuales interrogantes?

Alma la observó, creyó notar más apertura en su amiga y decidió hacerla partícipe, hasta donde fuera posible, de lo que había averiguado con Verónica.

-Muchas, pero la principal es ¿por qué esa atracción tan fuerte e instantánea?

-Eso es muy común, y tú lo sabes.

-Claro, pero ahora me explico la causa primigenia de ese tipo de atracciones a primera vista, y no me pongas esa cara, porque SÍ voy a hablar de la reencarnación – la miró beligerante.

Sandra hizo un esfuerzo para cambiar de expresión, porque aunque sí quería saber más, no le era fácil oír a su amiga, la lógica, la razonable (antes de Edgar) hablar de esos temas.

-Continúa.

-Bien, todos los conceptos e ideas que voy a mencionar los conocemos los terapeutas -Sandra no lo era, pero había estudiado sicoanálisis- no te voy a decir nada nuevo, siempre y cuando los veas desde un punto de vista más amplio.

Por ejemplo, al hablar de traumas, sabemos que los que ha experimentado una criatura volverán a aparecer como tema de sus juegos, o más tarde en su vida adulta, hasta que domine el miedo ligado a la experiencia; tratándose de “mujeres que aman demasiado” la situación es la misma: reproducimos una y otra vez las relaciones desventuradas con el propósito de hacerlas manejables, de vencerlas…

-¿Cuantas relaciones así has tenido?

(…)

Sandra no acababa de creer en la reencarnación, pero la explicación que le daba su amiga le sonaba coherente… siempre y cuando pudiera aceptarla. Alma prosiguió.

(…)

Ahí está la explicación del “amor a primera vista” y de que mientras no viviéramos todo el amor que sentíamos uno por el otro, no nos era posible separarnos.

-Pero al fin lo hicieron.

(…)

-La razón de esas repeticiones es que todos tratamos de vencer los miedos, enojos y frustraciones pasados y darnos por vencidos es renunciar a una oportunidad de rectificar lo que hicimos mal y de encontrar alivio.

-Esos son fundamentos sicológicos que explican nuestro impulso inconsciente de volverlo a hacer a pesar del dolor que eso nos origina, pero también son los fundamentos de la Ley del Karma… la sicología no descubrió el hilo negro, eso los saben los hinduistas, budistas, etc. desde hace miles de años. Esa es la razón de que tanta gente no pueda dejar de repetir y repetir hasta lograr procesar todo el dolor.

-Eso ya lo sabemos, pero a mí me suena fatalista que estemos marcados desde otras vidas.

-No, si lo analizas bien. Es más fatalismo decir que en tu edad adulta tienes que volver a sufrir lo que sufriste en la niñez, ¿es que el haber padecido algo que tú no originaste merece castigo?, te has preguntado ¿por qué algunos tienen padres que les causan traumas desde que nacen?, ¿qué pecado cometieron si acaban de nacer?… Mi explicación es más lógica: si hicieron algo mal en otra vida, en esta lo vinieron a pagar. Tan sencillo como eso.

(…) ¿no te parece más fácil pensar que cada uno de nosotros escoge lo que va a sucederle?

-¿Fácil?, no, en lo absoluto; además, ¿de dónde sacaste la idea?

-¿Recuerdas que desde niña cuando necesito resolver algún problema y no me es posible hacerlo por los medios normales, la respuesta me llega con un sueño coherente y clarísimo?

-Sí, me acuerdo que al principio me burlaba de ti porque no te creía, pero después sentí envidia cuando me di cuenta de que era cierto (…)

-Bueno, pues después de estar varios días tratando de analizar esas situaciones repetitivas de tantos pacientes (hombres y mujeres), y principalmente las mías, sin lograr ir más allá de que se repiten situaciones porque se tienen que pagar cuentas de otras vidas hasta que queden saldadas…

-Todo eso está bien, pero sólo están alargando el origen hacia atrás, yo pregunto ¿por qué empezamos a sufrir?

-Para eso también encontré una respuesta querida amiga: tenemos que vivir lo mismo que hicimos, pero en la situación contraria.

Por ejemplo: si un hombre viola, después nacerá mujer y será violada; si mata nacerá para ser asesinado; si maltrata también será maltratado; si debe ser víctima, encontrará su victimario.

Esa es una de las respuestas a por qué a veces esas parejas se atraen a primera vista sin mediar más nada, y por qué algunos siguen juntos a pesar de que sufren al hacerlo: porque ya se escogieron desde antes de nacer. Pero lo que quiero compartir contigo es un sueño que me explicó todo, y que escribí, porque es uno de esos sueños aclaratorios de los que ya hablamos – Fue a la recámaray trajo varias hojas que le dio a Sandra, ésta leyó:

 

-“Veo el momento de mi muerte. Mi alma sale del cuerpo y se encamina hacia un lugar nebuloso, pero al mismo tiempo luminoso, en donde hay muchas computadoras manejadas por hombres y mujeres muy jóvenes, vestidos con túnicas blancas.

Cuando llego con uno de ellos, pregunta mi nombre, oprime una tecla y de la impresora salen varias hojas llenas de datos.

Me da las hojas y veo que es mi historial: muchas fechas cada una seguida de un nombre (Rahab, Rasputín y otros) y un lugar: Jericó, Siberia, Nueva Orleáns, etc.) y después tres columnas en las que están enlistados mis buenos actos, los malos y el saldo deudor o acreedor de cada vida. Al final está el saldo global en números rojos, por lo cual intuyo que voy a tener que pagar.

Llego con los jueces que están detrás de los jóvenes y entrego las hojas; las comentan y me dicen que tengo una tarea que hacer porque salí de mi cuerpo antes de tiempo y debo regresar a realizar algo que se tomará como pago parcial de mi deuda. Acepto gustosa.

Me ordenan colocarme a la entrada de un túnel con cuatro diferentes corredores: a la izquierda todo es azul y hay dos “bocas”, una va hacia arriba y la otra hacia abajo; a la derecha todo es dorado y también hay dos accesos, uno que asciende y otro que desciende.

Mis órdenes fueron observar y recordar todo lo que viera.

Según llegaban las almas con sus listados y su sentencia, eran enviadas a uno de los túneles. Las que tenían saldo acreedor (muy pocas) eran enviadas hacia arriba del azul o del dorado; las otras tenían que ir hacia abajo, de cualquiera de los dos.

De los corredores ascendentes bajaban las almas ya purificadas y luminosas y de los otros subían sucias y tristes; después todas se dirigieron hacia un anfiteatro al aire libre. Cuando estuvo lleno, salió al foro un ángel para informarles que estaban a punto de  renacer, y que podían escoger su vida futura, según sus méritos o culpas, basándose en los modelos que aparecerían, con su clave respectiva, en las pantallas que cada quién tenía delante.

Al elegir su próxima vida anotarían el código correspondiente, así como también las claves de lo que querían pagar de su deuda y con qué clase de sufrimientos o trabajos lo harían. Asimismo deberían apuntar con qué personas queridas u odiadas deseaban reencarnar, y en caso de que los elegidos lo aceptaran, renacerían en grupo;  de no ser así, las deudas de uno y\o del otro quedarían pendientes hasta una próxima existencia en que ambos quisieran saldar sus cuentas.

Al terminar, pasarían al recinto contiguo a recibir más instrucciones.

Se apagó la luz y en las pantallas fueron apareciendo los modelos de todas las vidas imaginables: desde presidentes y mandatarios (que podían terminar en el exilio y la miseria, o en grandes reconocimientos), hasta vidas oscuras llenas de pobreza e ignorancia en algún barrio bajo de cualquier ciudad; pasando por campesinos o indígenas de zonas olvidadas por la civilización y también genios, científicos, artistas, vendedores, amas de casa,artesanos, maestros, etc. … había de todo y con todos los finales imaginables e inimaginables, posibles e imposibles.

Claro que para cada quién había un cierto rango dentro del cual escoger: no todos podrían ser genios o políticos famosos. Pero todos tenían muchas opciones.

Después pudieron ver en sus monitores a todos sus seres queridos y odiados y también una gran gama de goces y sufrimientos.

Las almas debían elegir el modelo de vida que querían, las personas con las que deseaban encontrarse, y los deleites y padecimientos que preferían, con las claves correspondientes; también decidían cómo iban a terminar esa existencia.

Las que quisieran “quemar etapas” podrían pedir varios modelos y sus vidas tendrían tantos cambios como patrones hubieran solicitado. Un alma podría elegir ser mujer, pobre, maestra, ama de casa y pintora, y nacería como niña humilde que llegaría a ser maestra, se casaría y después (dependiendo de los dolores que seleccionara) por divorcio o viudez, llegaría a ser pintora (si optara por tener goces como tal, sería rica y famosa).

Otra alma podría decidir ser hombre, rico, pobre, ignorante, erudito, vendedor, escritor y monje; nacería entonces en familia opulenta, quedando huérfano y pobre, teniendo que ganarse la vida como vendedor sin aspiraciones; después tomaría los hábitos jesuitas, para, como tal, ser un escritor erudito.

Esas vidas serían la delicia de cualquier novelista: protagonistas que van de un extremo a otro; se elevan y caen; sufren y gozan, experimentando situaciones y sentimientos totalmente opuestos y encontrados, todos dentro de una sola existencia.

Pude darme cuenta de que en ese momento de elección, cada uno de nosotros tiene en sus manos la decisión de cómo será su futura vida y lo curioso es que casi todos optaban por existencias muy semejantes a la anterior: la sirvienta seguiría siéndolo; la monja y el obrero lo mismo. Aunque cambiaran de sexo, lo cual no ocurría siempre, en general escogían lo ya conocido, con muy pocos cambios.

Entonces me expliqué el por qué de tantas y tantas vidas por las que hemos de pasar, si al escoger no salimos de lo mismo; pero también supe la razón de ello: si dejamos deseos, frustraciones y miedos pendientes en una vida, tenemos que eliminarlos para quedar libres de esas cicatrices en las siguientes. Esa es la razón por la cual repetimos una y otra vez vidas similares (así como en cada existencia reproducimos hechos y actitudes) buscando satisfacer deseos que han quedado sin resolución, en la eterna búsqueda de la felicidad y el no-deseo, y eso se logra hasta que todos los deseos han quedado satisfechos.

Así, por medio de códigos elegían qué deudas pagarían y cuáles quedarían pendientes (a pagar en “cómodas reencarnaciones”, con intereses y tal vez hasta con “embargos” y quizá aún con “cárcel”); también decidían las deudas que adquirirían en pago de los bienes (reales o ficticios) que quisieran adquirir. Lo único que no se podía determinar era el monto de lo que debían pagar por “mala conducta”, ni cómo lo iban a hacer, pues esos cargos se harían conforme el alma fuera llevando a cabo sus malos actos.

Una vez que todos anotaron sus respectivas claves, pasamos a un salón contiguo, en donde les dieron a beber una gota del “agua del olvido”, para iniciar su próxima vida sin recuerdos (conscientes), que a la vez que inútiles y dolorosos, serían molestos, porque siempre que tenemos cambios (de casa, pareja, ciudad, etc.) añoramos lo bueno de lo que teníamos, sin recordar lo que no nos gustaba, y tendemos a comparar, sintiéndonos a disgusto con lo actual: un soldado del Imperio Romano que renaciera como repartidor de diarios en Nueva York en la última década del siglo XX, ¡jamás se acostumbraría! El olvidar lo pasado es para nuestra comodidad y beneficio; si antes vivimos en la playa y ahora en la montaña, no añoraremos el mar, y viceversa.

A mí no me dieron la gota del olvido, porque mi tarea consistía en regresar a mi vida actual y contar lo sucedido.

Las luces se apagaron se sintió una sacudida y cada uno de nosotros fue a encontrar su destino: los demás a sus nuevas vidas, atraídos por un óvulo acabado de fecundar, y yo a mi existencia actual.

Sandra terminó de leer y levantó la vista con una interrogación en la mirada. Alma aclaró:

-Una sensación de caer de una gran altura me despertó en mi cama, vi el reloj: no habían pasado más de 90 minutos desde la última vez que lo había visto. Sin levantarme tomé la libreta y la pluma que siempre tengo en el buró para estos casos y empecé a escribir.

-Me suena a Platón.

-No lo discuto, pero desconozco, al menos conscientemente lo que él haya escrito al respecto.

-¿Nunca leíste “La República”?

-No que yo recuerde – le sonrió – al menos en esta vida.

Sandra la contemplaba sin decidirse si creer, rechazar o preguntar.

-Sé que es muy simbólico, pero es claro y coherente. Alguien de otra época o cultura no habría visto computadoras, pero lo que importa es que fue la respuesta a muchas de mis interrogantes.

(…)

___________________

OTROS CAPÍTULOS GRATIS DE LA NOVELA TU Y YO SIEMPRE

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2012/09/10/tu-y-yo-siempre-novela-capitulo-1-sinopsis/

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2012/09/11/tu-y-yo-siempre-resumen-capitulo-2-catalhoyuc/

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2012/09/18/tu-yo-siempre-capitulo-3-la-serpiente-luminosa-kundalini-resumen/ 

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2012/09/07/tu-y-yo-siempre-rasputin-4/

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2013/08/31/rasputin-y-mi-novela-premonitoria/

***

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

Tú y Yo Siempre

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

También visítame en

http://tuyyosiemprenovela.com (en construcción)

http://serunserdeluz.wordpress.com/

http://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.