¿Tu relación es Dhármica, Kármica o es tu Alma Gemela?

¿Tu relación es Dhármica, Kármica o es tu Alma Gemela?

¿Tu relación es Dhármica, Kármica o es tu Alma Gemela? 

(Yo he aprendido lo mismo, aunque quizá lo hubiera escrito con otras palabras, pero estoy de acuerdo con lo aquí planteado) 

almas gemelas

Condena o bendición, lo cierto es que nuestro libre albedrío a la hora de elegir nuestras relaciones personales, sobre todo las sentimentales, es un poco limitado.

Venimos con un encuentro pactado, lo que se traduce en que la vida, de una manera u otra te va a poner en el camino a las personas con quienes acordaste encontrarte, de la forma en que acordaste encontrarte, y difícilmente la relación no va a darse.

En algunos casos directamente encarnamos como miembros de la misma familia, asegurándonos así que la relación ocurra, aunque en otros podemos nacer en polos opuestos del planeta con la certeza de que acabaremos encontrándonos, como así ocurre, porque el encuentro entre dos almas que pactaron encontrarse es inevitable.

Eso sí, lo que hagamos con ese encuentro sí queda en manos de nuestro libre albedrío, aunque fuerzas internas, memorias del alma, propósito de vida, sensaciones de familiaridad e inevitabilidad, nos llevarán a relaciones profundas, gestionemos como gestionemos.

Pero sea cual sea el tipo de relación que nos une con otra persona, familiar, laboral, amistosa, sentimental… se engloba en uno de los tres tipos de relación álmica que existen.

Relación Dhármica, Kármica o es tu Alma Gemela

Reconocerlo nos permite evolucionar, nos permite extraer de la relación todo el aprendizaje que tiene para las partes, pero fundamentalmente nos permite, aquí y ahora, vivir en paz y en amor.

Relaciones kármicas:

A lo largo de nuestras muchísimas existencias, en nuestra interacción con otras personas hemos generado karmas.

Generar karma significa que ocurrió un desequilibrio, que alguien dañó y que el otro fue dañado.

Si consideramos los largos años de luchas, oscuridad, devastación que han existido a lo largo de la historia, no resulta difícil comprender que en algunas vidas nos hicieron mucho daño, y en otras lo hicimos nosotros.

La ley del karma busca reestablecer ese equilibrio, y por ello, encarnación tras encarnación, pactamos con otras personas un reencuentro para solventar nuestros errores pasados.

Son relaciones complicadas, que pueden darse en cualquier ámbito de nuestra vida, porque se disparan muchas memorias de dolor y viejos patrones, que, como permanecen en el inconsciente, no reconocemos como tales y es muy habitual repetir patrones y salir de esta encarnación sin haberlos resuelto.

En estas relaciones se genera tanto sufrimiento como dependencia, conflictos repetitivos que cuesta mucho solventar.

Resulta más fácil comprender porque resulta tan difícil escapar de una relación que hoy denominamos “tóxica”, porque nuestro alma nos reclama resolver un conflicto de no se sabe cuántas vidas.

Lo suyo es reconocer que nuestra relación es kármica y descubrir qué es lo que venimos a sanar, hacerlo y continuar nuestro camino.

A veces no lo conseguimos, porque se requiere esfuerzo por ambas partes, aunque cuando uno comprende el mecanismo, sin lugar a dudas baja el nivel de karma que traían. De cualquier modo, son relaciones temporales de las que hay que salir cuanto antes.

Relaciones dharmáticas:

Mucho mejor, donde va a parar…  También estas pueden darse en cualquier tipo de relación que tengamos, son relaciones basadas en el compañerismo, en el trabajo conjunto, pactadas para la evolución de las almas.

Una relación sentimental dharmática es una relación tranquila, basada en el afecto y en el bien común, no traen karmas conjuntos que resolver, vienen a ayudarse.

Algunas están pactadas para toda la vida, otras sólo para un tramo de ella y a veces, dado lo pacífico de la relación, resulta complicado abandonarla cuando ha llegado el momento de hacerlo.

No hacerlo implica que no vamos a estar disponibles para pactos posteriores, para otros aprendizajes que nos están esperando.

Soltar una pareja dharmática cuando ha llegado el momento es un gran acto de amor, y como compañeros del alma que han venido a eso, cuando se hace desde el amor, la pareja es capaz de encontrar nuevas formas de relacionarse desde el compañerismo que les une, eso sí cada cual con su propio camino.

Almas gemelas, llamas gemelas, complementos divinos:

Tanto relaciones karmáticas, como dharmáticas, son confundidas a menudo con el alma/llama gemela.

Para empezar, tenemos muchas relaciones kármicas y dhármicas, pero una única llama gemela por toda la eternidad, nuestro complemento, la otra polaridad de una misma esencia.

Podemos confundir una relación dharmática porque las llamas gemelas, sin duda, vienen a apoyarse, sólo que en ocasiones de manera menos dulce, ya que son auténticos catalizadores de todo lo que nos queda por sanar. Por ello la complicidad, el afecto, la amistad que surge en ambos tipos de relación puede llevar a la confusión.

Una diferencia fundamental es que cuando las llamas han pactado encontrarse en una encarnación no es para un tiempo, es para no separarse más.

Es una conexión tan sumamente potente e inevitable, tan diferente a todo lo vivido (tiene que ser así porque no tenemos nada más que una) que resulta muy complicado entender qué nos está pasando, tan intensa que hasta que se coloca en su sitio se dan ciclos de corredor/cazador.

Y en ese aprendizaje de relacionarnos de forma tan diferente, surgen episodios de dolor de ahí que personas que vivan relaciones karmáticas crean que están en una relación de llamas gemelas.

Nada más lejos de la realidad, las llamas gemelas no han venido a resolver asuntos pendientes, han venido a conocer el auténtico amor incondicional, a vivirlo en pareja y a anclarlo y esparcirlo por donde quiera que pasen.

*

Fuente:

https://triskelate.com/tu-relacion-es-dharmica-karmica-o-es-tu-alma-gemela-descubrelo?epik=0QAh0E_IWH4Jz 

Anuncios
REGRESIONES DE GARMÍN Y ANDRA, HIJOS.

REGRESIONES DE GARMÍN Y ANDRA, HIJOS.

Recordar… debo recordar… recuperar todo lo que platicamos Danny y yo esta madrugada.

 .

Después de resolver nuestro dilema y amarnos, empezamos a platicar como antes, o casi como antes y llegamos al tema de lo que sufrimos en esta encarnación como Daniel y Silvia y cómo nos afectó la distancia; nos pusimos nostálgicos.

 .

-Pagamos muy caro el amarnos en Teotihuacan, bebé, pero no pude resistirme a tu belleza y tuve que conquistar tu amor, con un costo muy alto, entonces y ahora.

 .

-Sí amor, lo sé. En esta vida ni siquiera tuvimos la oportunidad de tocarnos, acariciarnos, mucho menos la posibilidad de tener un hijo tuyo, de llevarte a ti, a la esencia de tu vida, junto con la mía, en mi vientre, qué emoción tan inefable, qué ilusión más grande.

 .

¿Sabes si alguna vez tuvimos hijos?

 .

-Sí, mi amor, cuando fuimos ostrogodos, tuvimos un hijo, entre las dos veces que Odín te secuestró.

 .

-¡Oh!, temo preguntar, pero ¿era tuyo?

 .

Danny sonrió – Sí, amor, era mío, nació más de un año después de que te rescaté la primera vez.

 .

-Uff, ¡qué alivio!, quiero recordar cómo fue el llevarte dentro de mí, en mi vientre, sentir latir tu vida dentro de mí, ¡qué hermosa sensación! ¡qué bello sentimiento!

 .

-Sí amor mío, qué hermoso saber que yo estoy dentro de tu cuerpo todo el tiempo, por 9 meses, luego tiene que ser menos… jejeje – me abrazó tiernamente.

 .

Eso es maravilloso, siempre y cuando no nos castiguen por ello.

 .

-¿Qué quieres decir, amor?

 .

-Que me estoy acordando de por qué nos capturaron cuando vivimos en Teotihuacan.

 .

-Platícame, ahora el de las regresiones eres tú, mi amor.

 .

-Recuerdas que nos veíamos en la terraza del templo de Quetzalcóatl todas las noches, mientras estuviera yo en la ciudad y no en batalla?

 .

Ver:

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2016/01/09/regresion-a-una-vida-pasada-en-teotihuacan-sacerdotisa-y-guerrero-jaguar/

 .

-Sí y una vez que casi nos descubren te llevé a una habitación que no se usaba.

 .

-Y ahí pude amarte completamente, pudimos entregarnos totalmente uno al otro y ser inmensamente felices.

 .

-Hasta que una vestal nos vio y nos denunció; te pedí que huyeras, pero no quisiste dejarme y me propusiste huir contigo porque el castigo iba a ser ejemplar, me ayudaste a bajar por el mecate por la que tú subías y emprendimos la carrera antes de que los sacerdotes llegaran a la terraza.

.

-Yo sabía cómo huir y aunque los sacerdotes nos persiguieron por días, no sabían por dónde encontrarnos. Entonces regresaron, fueron al cuartel y me denunciaron a mí, para que me persiguieran los guerreros, pero ya llevábamos mucha ventaja.

.

Nos dirigimos hacia el reino tarasco, que no formaba parte del imperio de los toltecas en esa época.

 .

Tú ibas ya embarazada, pero me seguías el paso, comías lo que encontrábamos y yo cazaba, aunque íbamos huyendo, éramos felices porque estábamos juntos, esperando un hijo y más o menos libres de amarnos cuando quisiéramos.

 .

-De esa etapa no me acuerdo, quizá por las dificultades.

 .

-Sí amor mío, tú llevabas la peor parte, nuestra ventaja era mi entrenamiento como guerrero, sabía esconderme, encontrar agua, cazar para comer y construirnos refugios para pasar las noches.

 .

Pero cuando ya te faltaba una semana para dar a luz, nos encontramos un cerro de rocas, nuestros perseguidores estaban cerca, la subida casi a 90º y aunque te ayudaba a subir, pisaste una piedra suelta y te resbalaste, yo iba detrás de ti, pero no pude detenerte y ambos caímos.

 .

El golpe te hizo comenzar el trabajo de parto y aunque yo tenía un cierto entrenamiento para curar heridas, un alumbramiento es distinto, justamente estaba pensando cómo ayudarte cuando escuché que nuestros perseguidores estaban cerca, por tu bien y el del bebé tuve que rendirme, sabía que los guerreros traían un curandero con hierbas para curaciones y mayor conocimiento que el mío.

 .

Con las manos en alto, me rendí y les pedí ayuda para ti y nuestro bebé.

 .

Me sometieron y amarraron, mientras el curandero te atendía, el bebé nació vivo, tu saliste bien del paso, nos regresaron a Teotihuacan, nos quitaron a nuestro hijo que esperábamos con tanta ilusión, nos juzgaron y nos enviaron lejos para ser vendidos como esclavos.

 .

-De eso sí ya me acuerdo, ya lo he visto, a ti te mandaron a la zona del ahora Yucatán (hacia el sur), para venderte como esclavo para cosechar henequén.

 .

A mí me enviaron al norte, a la ahora frontera con Estados Unidos a venderme como esclava para cosechar algodón. Así que a ti te mandaron al sur y a mí al norte: ahora fue al revés, tú estuviste en el norte (Mexicali) y yo en la Ciudad de México (al sur de Teotihuacan, no en Yucatán, más al sur, pero para el caso es lo mismo, estuvimos a 2,600 km y sin posibilidades económicas para viajar de un lado al otro.

 .

-Sí bebé, nos castigaron poniendo una gran distancia de por medio entre nosotros, por habernos amado cuando te estaba prohibido, lo cual no era justo.

 .

-Oye, amor, ¿y tuvimos hijos en otras vidas?

 –

-En Sumeria, no.

.

Ver:

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2016/02/21/regresion-a-una-vida-pasada-en-sumeria-y-una-tragica-historia-de-amor/ 

 .

.

En Japón siendo tú geisha y yo samurái, tú sabías cómo evitar los embarazos y nos amamos pocas veces; tú de nuevo estabas confinada, de nuevo yo era guerrero y sólo te podía ver cuando regresaba de una batalla y hasta que me enviaban a otra;  hasta que ya no regresé vivo de mi último combate y un hermano de armas te lo notificó un año después. Entonces sí te dejaste vencer por el dolor, ahora te reconozco que eres más valiente y estás intentando superar mi muerte.

 .

-Pero no salgo totalmente de la negación, la ira y la depresión.

 .

-Bueno, bebé, no te me pongas triste de nuevo, ahora sabemos que algún día tú vendrás a mí, al Hogar y nos amaremos en espíritu ambos, hasta que reencarnemos y esperamos, deseamos, anhelamos encontrarnos de nuevo para, entonces sí, poder amarnos muy de cerca y entregarnos todo, mi amor, que ya lo necesitamos, amarnos ambos en espíritu y también amarnos los dos estando encarnados.

.

.

Nos pusimos románticos y nos amamos en energía.

*

 .

Ciudad de México, 21 de noviembre, 2017, © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller.

 .

.***

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

 

Imágenes tomadas de internet y/o Pinterest.

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores; y si piensas que en verdad vale la pena,

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

 

NOS AMAMOS A PESAR DE TODO

NOS AMAMOS A PESAR DE TODO

Amigos, esta vez voy a publicar juntos dos poemas míos, de rebeldía ante la adversidad, lo hago así porque es el mismo tema. Espero les guste.

.

NOS AMAMOS A PESAR DE TODO

 .

¿Tanto, tanto, tanto, hasta la exageración nos amamos

en esas vidas pasadas?

¿Por amarnos tanto, pecamos?

.

Porque ¡cuánto karma hemos pagado!

nos encontramos, nos amamos,

nuestras vidas mutuamente,

totalmente nos entregamos.

.

Y desde el mismo momento

en que nos confesamos que nos amamos,

a pagar karmas nos condenaron.

.

Una tras otra, muchas veces nos golpearon,

muchas desgracias nos pasaron,

a ti, a mí, a nuestros seres amados.

.

Y cuando las superábamos

y libre y totalmente nos amábamos.

un nuevo obstáculo nos encontrábamos,

pero siendo nosotros, más nos entercábamos.

.

Al menos, junto al pago de karmas,

también nos dieron las armas

para defendernos y luchar:

.

El gran amor, la persistencia

y la gran terquedad,

por eso, nos amaremos siempre,

a pesar de la fatalidad.

*

Silvia

***

Ciudad de México, 20 de octubre, 2017, © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller.

2:10 pm.

 ***

NUESTRAS ARMAS

.

.

Amor mío, tú y yo.

a pagar nuestro karmas

venimos a esta vida.

.

Pero no nos enviaron sin armas,

lo mejor que nos pudieron dar,

fue la terquedad, la necedad,

la persistencia

y siempre querer ganar.

.

Sin esas cualidades, mi bien,

nuestro amor no hubiera podido ser

por no tener armas para defender,

para insistir, para proteger

y hacer este amor crecer.

.

Una semana no hubo

sin algún obstáculo a vencer,

alguien estaba a cargo,

al parecer,

de hacer nuestro amor amargo

y a nosotros hacernos padecer.

.

Todo lo vencimos, menos a Ella,

la que acaba con toda suerte,

Ella, la Señora, la Muerte.

 

Sin embargo, ni Ella pudo tener

el éxito de acabar con nuestro amor,

porque aún estando con ella,

noche a noche me vienes a ver.

*

Silvia

***

Ciudad de México, 10 de septiembre de 2017, © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller.

6:45 pm.

.***

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

 Imágenes tomadas de internet y/o Pinterest.

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores; y si piensas que en verdad vale la pena,

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

1 de JULIO VISITAS ESPIRITUALES DE DANNY: ODÍN, OSTROGODOS, ESTADO DE COMA Y OTROS

1 de JULIO VISITAS ESPIRITUALES DE DANNY: ODÍN, OSTROGODOS, ESTADO DE COMA Y OTROS

 

En su visita espiritual de hoy, le pregunté a Danny (Garmín) sobre el estado de coma, ya que él pasó sus últimos 9 días en coma.

Verlo en:

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2017/07/04/conocimientos-transmitidos-por-danny-garmin-desde-intervidas-estado-de-coma/

 

Otro de los temas que vimos, fue una regresión a una vida en que se iniciaron nuestros karmas que pagamos con estar enamorados y lejos.

LOS OSTROGODOS, ODIN Y NUESTROS KARMAS)

 

Estuvimos viendo también esa vida pasada de él cuando luchó en batalla con Odín 3 veces (Odín era un dios, y también era humano, era el dios de la guerra, la magia y la poesía, tuvo uno o varios avatares: Odín humano el que llevaba a su gente a la guerra Odín dios, era el que decidía quién iba a ganar cuando dos tribus se enfrentaban).

 

Me habló de cuándo empezaron nuestros problemas/karmas con nuestros amores: en esa vida, fue en un lugar muy frío, muy al norte, éramos ostrogodos (los ancestros de los ostrogodos), vimos la regresión entre los dos.

 

Para ir cronológicamente me fue diciendo y yo viendo esa vida pasada.

 

Éramos ostrogodos (de hecho, godos, antes de dividirse en visigodos y ostrogodos), de los más antiguos, del norte frío de Europa, del sur de Suecia, época, antes de Cristo; Nacimos en la misma tribu, una tribu de guerreros,

Nuestras casas, como tiendas de campaña o chozas hechas básicamente con troncos y pieles, estaban juntas, desde pequeños jugábamos todos los días; al hacernos preadolescentes nos enamoramos.

 

Un día fuimos a pasear a caballo, montados en uno solo, él atrás, yo adelante y nos dimos cuenta que nuestras diferencias físicas nos atraían y de que nos deseábamos, desmontamos y un poco torpemente hicimos el amor.

 

Regresamos a nuestras casas a decirles a nuestros padres que queríamos casarnos, ellos hicieron los arreglos de costumbre, pero mis padres no quisieron recibir las ovejas acostumbradas en los contratos matrimoniales, entonces los padres de él ofrecieron hacer la fiesta del matrimonio, pero en mi casa.

 

Nos casamos y estábamos en la fiesta cuando nos atacaron. Una tribu vecina que había sido amigable hasta entonces, pero de repente dejaron de serlo.

 

Los guerreros (todos los hombres) y algunas mujeres montamos en los caballos y fuimos a la defensa de nuestra tierra. La batalla fue cruenta, pero pudimos repelerlos, sin embargo el jefe máximo de nuestros enemigos, que era Odín, en su versión humana (avatar del dios Odín), en batalla cuerpo a cuerpo contra Garmín (Danny, en esta última encarnación, nombre cósmico,  Garmín) Odín lo venció y le quitó la espada, yo acudí a apoyar a Garmín, pero también me derrotó y me tomó como rehén  Odín se quedó con la espada y con la esposa de Garmín (yo, Andra, mi nombre cósmico), me llevó como botín de guerra, me puso entre su corte de concubinas y a veces me llamaba.

 

Garmín volvió a reunir a los guerreros y fue a liberarme, hubo otra lucha, en la que venció mi tribu y me rescataron, Garmín me recuperó y también volvió a obtener su espada, así como la espada de Odín en señal de rendición de él.

 

En nuestra tribu había mujeres dedicadas a tener hijos y otras, como yo, guerreras que si no queríamos, no los teníamos o bien se los dejábamos a las madres a que los cuidaran. Yo tuve un hijo de Garmín.

 

De esa vida, lo que sacamos en conclusión es que Odín era enemigo mortal de Garmín, lo cual se demostró en una tercera batalla, en la que Odín volvió a quitarle la espada, pero ya no se ocupó de mi (por esa vida).

 

Menudo enemigo que se echó a cuestas Garmín: un “dios” (según nuestras creencias: extraterrestre).

 

En vida, Danny (Garmín) tenía recuerdos vagos de esa encarnación, sólo recordaba las batallas y que él y Odín, mutuamente, se habían quitado las espadas (ganándolas en batalla, pues entregarlas era una forma de rendición), sólo que él recordaba que le había quitado dos veces la espada a Odín y éste una a él, ya recordando con más detalle, fue al revés, Odín se quedó con la espada de Garmín (Danny en esta pasada vida) en la primera y tercera batallas.

 

Ver la historia en:

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2015/06/01/preguntas-a-mi-consejero-odin-dios-de-la-sabiduria/

 

Otras cosas que vimos es que en esa tribu: vestíamos con ropa hecha de pieles y/o cuero, montábamos a pelo, no había discriminación hacia la mujer, todos éramos iguales en esa lejana época.

 

En la guerra, las mujeres eran soldaderas, acompañando a sus hombres o eran también guerreras, las que querían quedarse con los niños y a atender a los heridos, así lo hacían, no había jerarquías.

 

Regresando al enemigo de Garmín, Odín, recordamos que también se le llamaba Votán o Wotán, igual que Quetzalcóatl (era el mismo), con quien Garmín también tuvo una especie de enfrentamiento, pero no en batalla, aún siendo guerrero; porque en esa vida, que transcurrió en Teotihuacan, Quetzalcóatl era el dios principal y yo era una “vestal” del templo de Quetzalcóatl, que, como todas las “vestales” tenía que permanecer prisionera en el templo y ser siempre virgen; por su parte, Garmín era un guerrero jaguar; nos enamoramos y rompimos las reglas, en esa vida se nos castigó, pero en esta vida, acabamos de pagar el “karma” generado en esa encarnación por desobedecer a un “dios,” y lo pagamos amándonos profundamente, pero sin tener la oportunidad ni siquiera de vernos a los ojos ni tocarnos.

Ver la regresión a esa vida en:

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2016/01/09/regresion-a-una-vida-pasada-en-teotihuacan-sacerdotisa-y-guerrero-jaguar/

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2017/06/06/1-y-2-de-junio-2017-octava-visita-espiritual-de-danny-explicacion-de-karma-y-aceptacion-de-enamoramiento/

 

Platicamos de otras cosas, pero estas fueron las principales.

***

Ciudad de México, 4 de julio, 2017 © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

_______________________

NOTAS AL PIE DE PÁGINA

[i]  Ondas alfa. Nuestro cerebro produce impulsos eléctricos que producen ritmos que son conocidos como ondas cerebrales. Las diferentes ondas cerebrales se relacionan con diferentes estados de consciencia, tales como concentración intensa, estado de alerta (despierto), sueño profundo, sueños vívidos, somnolencia, relajación, hipnosis, estados alterados de conciencia, etc.

Existen cuatro tipos principales de ondas cerebrales: alfa, beta, theta y delta.

Ondas Beta. Se producen cuando el cerebro está despierto e implicado en actividades mentales. Su frecuencia oscila entre 14 y 30-35 Hz (ciclos por segundo o cps). Denotan una actividad mental intensa.

Ondas Alfa. Alfa representa un estado de escasa actividad cerebral y relajación. Estas ondas son más lentas y de mayor amplitud que las beta. Su frecuencia oscila entre 8 y 14 cps. En alfa, el cerebro se puede conectar con la “computadora central” el inconsciente colectivo, campo morfogenético o Archivos Akáshicos, como quiera que se le llame a la fuente de toda información.

Ondas Theta. Son ondas de mayor amplitud y menor frecuencia (entre 4 y 8 cps). Se alcanzan bajo un estado de calma profunda. La persona que está fantaseando (o soñando despierta), se encuentra en este estado, es un estado de inspiración de ideas y soluciones creativas. Su mente está en “otro sitio” (a veces decimos “en la luna”), hay mayor comunicación con el inconsciente colectivo.

Ondas Delta. Son las ondas de mayor amplitud y menor frecuencia (entre 1,5 y 4 cps). Nunca llegan a cero, pues eso significaría la muerte cerebral. Se generan ante un estado de ‘sueño profundo’.

 ***

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

Imágenes tomadas de internet y/o Pinterest.

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores; y si piensas que en verdad vale la pena,

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

CONOCIMIENTOS TRANSMITIDOS POR DANNY (GARMÍN) DESDE INTERVIDAS: ESTADO DE COMA.

CONOCIMIENTOS TRANSMITIDOS POR DANNY (GARMÍN) DESDE INTERVIDAS: ESTADO DE COMA.

Como saben mis lectores que me han seguido en mis últimos posts, en mayo, mi Flama Divina, mi complemento, mi mitad perfecta, trascendió muy joven, a los 44 años, y yo quedé deshecha sin él.

Su nombre en esta encarnación era Daniel (Danny, Danshaggy), su nombre cósmico – el de su alma – es Garmín.

Garmín vino a despedirse, pedirme perdón (cuando trascendió estábamos enojados) y a decirme que me ama, yo le dije lo mismo. Sin embargo, no mencionó que ya no estaba en este mundo, me lo dijeron unas horas después.

Ver la historia en:

https://serunserdeluz.wordpress.com/2017/05/25/viniste-a-despedirte-mi-amado-danny/

Estuve dos días inconsolable, hasta que él volvió a venir y me pidió que dejara de llorar y me cuidara, yo le pedí que siguiera viniendo y a ese acuerdo llegamos, yo no me pongo histérica por el llanto y la angustia y él viene todos los días.

Ver la historia en:

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2017/05/28/segunda-visita-espiritual-de-mi-amado-danny/

En esas visitas, platicamos como antes, nos decimos que nos amamos, etc. Pero ahora en lugar de responder mis dudas y preguntas de asuntos históricos y terrestres, me transmite conocimientos que él está adquiriendo allá, en Intervidas[i]

Algunos son los que por el momento más nos interesan: saber por qué tuvimos que sufrir tanto con nuestro amor a distancia, ver nuestras vidas pasadas y asuntos relacionados, pero también otra clase de temas, más espirituales, por ejemplo, lo que hoy les voy a compartir: el estado de coma.

Él estuvo 9 días en coma, después de un accidente en el que quedó muy mal herido y finalmente trascendió sin haber despertado totalmente, a veces tenía destellos, pero muy leves.

Lo escrito es lo que él me dijo anoche, en nuestra plática usual, él es el narrador:

ESTADO DE COMA.

 

(…)

 

-Te puedo decir lo que me pasó a mí al estar en estado de coma y lo que ya al estar aquí, de este lado, en Intervidas, he sabido sobre eso y los karmas.

 

Como ya te dije en otra ocasión, al estar en coma, yo entraba a estados muy profundos de la mente, nivel Theta, a veces Delta y en ocasiones podía estar en el nivel alfa, que, como sabes, es estado profundo de la conciencia o mente, pero al mismo tiempo se está consciente y normalmente, puede uno hablar y comunicarse, no era mi caso, pues estaba muy mal herido y no podía casi hablar, también de cuando en cuando, rozaba las ondas Delta[ii].

 

Cuando estaba en nivel alfa, si había alguien conmigo, quería decirles que cuidaran a mis hijos, que te avisaran, que recogieran y cuidaran mis cosas, pero nunca pude emitir palabra, por los tubos, el oxígeno y mi estado físico.

 

Se sufre al estar así, querer comunicarse y no poder, es frustrante, da miedo irse sin poder haber dicho lo último que tenías que decir, lo cual, en efecto, me sucedió. Emití sonidos, pero nunca me entendieron.

 

Cuando llegó mi último segundo y morí, me senté, voltee y vi mi cuerpo inerte, sentí a la vez alivio, por mí y desesperación por lo que estaba dejando inconcluso, mis hijos, tú, mi futuro, que estaba empezando a cambiar… mejorando.

 

 

Quería avisarte, mis hijos ya sabían, quería ir contigo, pero se presentó el túnel de luz, tuve que tomar la decisión y fui primero al túnel, que de hecho, me absorbió, y después fui a despedirme de ti.

Ya te hablé sobre eso, ahora quiero decirte sobre el estado de coma y el momento de la muerte.

¿CUÁNDO NOS MORIMOS?

No nos morimos en una fecha determinada, no es como se dice que” cuando llega tu hora”… no, no es así, no es el tiempo lo que cuenta (de este lado no hay tiempo), uno deja la vida cuando termina de pagar los karmas que aceptó expiar, a veces (no sé cómo, cuándo ni por qué) a algunas almas nos dan la oportunidad de acabar de purgar nuestros errores entrando a un estado de coma.

 

Te explico:

 

Cuando has pagado ya casi todas tus deudas kármicas (que, antes de encarnar, acordaste pagar en esa vida) y sólo quedan residuos, si sigues viviendo tu vida normal, te vas echando más karmas al morral y es el cuento de nunca acabar, más karmas, más tiempo para pagarlos, más oportunidades de aumentarlos, etc., y tu tiempo en la Tierra y tu cuenta de karmas se alarga (recuerda que la Realidad está acá, en Intervidas, no en la vida en la Tierra).

 

En cambio, si tienes un accidente o enfermedad y entras en coma, sufre tu cuerpo (acabando de pagar lo último) y a la vez no puedes echarte más karmas, terminas de pagar lo que debías. Depende de lo que cada quién traiga en el morral, el tiempo que pasas en coma. A veces regresas, limpio de polvo y paja y vuelves a empezar a hacerte de más karmas. En ocasiones no recuerdas tu vida, para empezar de cero, sin odios ni rencores, aunque tampoco amores. Todo eso depende de la vida que cada alma haya llevado.

 

Lo que sí me quedó claro es que en mi caso, me dieron la oportunidad de pagar muy rápido lo último que debía ¿recuerdas mis postreros dos años? ¿todo lo que me pasaba y no salía de una dificultad, cuando ya estaba en otra? Lo que ya sabíamos: pago de karmas y que tú antes de nacer, muy solidariamente conmigo acordaste ayudarme a sortearlos y así lo hiciste, gracias de nuevo.

 

Fue tanta “factura” que me entregaron una tras otra y empalmadas, que terminé mi mal saldo muy pronto y me dieron la oportunidad de acabar de pagar lo último (por ejemplo, entre otras cosas, mis palabras no pensadas que te dije a ti y te lastimaron) con los dolores de mi cuerpo debido al accidente. Con la frustración de no poder comunicarme. Con la desesperación de dejar a mis hijos y a ti, además de no poder avisarte. Cuando estaba lúcido, pensaba en cómo estarías ¿enojada, angustiada? Conociéndote, ambas cosas, porque sabías que no era posible que dejara de comunicarme contigo por tantos días.

 

Estando en coma sufría, pagaba (recuerda que a toda acción corresponde una reacción de la misma intensidad, pero en sentido contrario, no es que el destino, o a quien se le eche la culpa, sea “el malo”, es que todo lo que hacemos trae consecuencias y hay que pagarlas) y al mismo tiempo ya no tenía oportunidad de echarme más karmas, salvo el sufrimiento que les causaba a ustedes, pero ahí entraron sus propios karmas, no era mi “culpa”, aunque fuera por mi causa.

 

Así que, pagué mi deuda y me fui y te dejé aquí porque tú quisiste pagar poco a poco lo tuyo, no rápido como yo determiné hacer, digamos que yo quise pagar mi deuda de tarjeta de crédito a 3 meses una cantidad grande cada mes y tú a 24 meses, de a poco cada vez, pero por más tiempo, tu decisión y la mía. La realidad es que tú llevaste y llevas una vida más cómoda, no digo que sin sufrimientos, pero leves, yo quise acabar pronto, sin ver a futuro lo que me iba a costar salirme del juego con hijos pequeños y sin consumar mi amor contigo, pero así lo decidí, así lo obtuve.

 

Tú ya quieres venir conmigo, pero ten paciencia, cuando termines de pagar tus karmas, acá te espero, mientras nos seguiremos viendo cada noche para platicar, amarnos y darte los conocimientos que me pidas.

DESCONECTAR AL PACIENTE

Otro asunto es cuando alguien toma la decisión de desconectar al paciente. Espiritualmente eso está mal, no deben tomar una decisión así, dado que quizá interrumpan el proceso de pago de últimos karmas y causen que esa alma tenga que pagar en una vida posterior lo que hubiera pagado estando en coma. Aunque se diga que es una vida “artificial”, si alguien entra en coma, es por una razón y si se le puede conservar así, hay que esperar, se regresa o se va, pero ninguna otra persona debería tomarse la atribución de cortar la vida de alguien que está sufriendo, pero porque así ha sido determinado.

 ASESINATOS

Caso diferente son los asesinatos, generalmente el asesino cumple la función de terminar una vida que debía terminar en ese momento, claro que paga las consecuencias, a no ser que se esté cobrando un karma del pasado o de la vida presente.

 

Sé que es muy complicado, pero en líneas generales, creo que me expliqué, si hay preguntas, te las contesto.

 

(…)

____________________

NOTAS AL PIE DE PÁGINA

[i] Intervidas, la zona o espacio en que el alma está entre una y otra encarnación, donde revisa su vida anterior, descansa, goza y aprende, antes de volver a encarnar.

[ii]  Ondas alfa. Nuestro cerebro produce impulsos eléctricos que producen ritmos que son conocidos como ondas cerebrales. Las diferentes ondas cerebrales se relacionan con diferentes estados de consciencia, tales como concentración intensa, estado de alerta (despierto), sueño profundo, sueños vívidos, somnolencia, relajación, hipnosis, estados alterados de conciencia, etc.

Existen cuatro tipos principales de ondas cerebrales: alfa, beta, theta y delta.

 Ondas Beta. Se producen cuando el cerebro está despierto e implicado en actividades mentales. Su frecuencia oscila entre 14 y 30-35 Hz (ciclos por segundo o cps). Denotan una actividad mental intensa. 

Ondas Alfa. Alfa representa un estado de escasa actividad cerebral y relajación. Estas ondas son más lentas y de mayor amplitud que las beta. Su frecuencia oscila entre 8 y 14 cps. Una persona que ha terminado una tarea y se sienta a descansar, se encuentra a menudo en un estado alfa; así como la persona que está dando un paseo, disfrutando del paisaje.

 Ondas Theta. Son ondas de mayor amplitud y menor frecuencia (entre 4 y 8 cps). Se alcanzan bajo un estado de calma profunda. La persona que está fantaseando (o soñando despierta), se encuentra en este estado, es un estado de inspiración de ideas y soluciones creativas. Su mente está en “otro sitio” (a veces decimos “en la luna”).

 Ondas Delta. Son las ondas de mayor amplitud y menor frecuencia (entre 1,5 y 4 cps). Nunca llegan a cero, pues eso significaría la muerte cerebral. Se generan ante un estado de ‘sueño profundo’. http://www.ub.edu/pa1/node/130

***

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

***

Imágenes tomadas de internet y Pinterest.

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores, y si piensas que en verdad vale la pena,

 

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

 

Seguir a @serunserdeluz

 

Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

Tú y Yo Siempre

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

O pídemela directamente a:

https://www.facebook.com/Serandra

o

serandra2@yahoo.com.mx

 

5 Y 6 DE JUNIO 2017 GARMÍN 12 VISITA ESPIRITUAL INTEGRACIÓN DE SU ENERGÍA EN MÍ.

5 Y 6 DE JUNIO 2017 GARMÍN 12 VISITA ESPIRITUAL INTEGRACIÓN DE SU ENERGÍA EN MÍ.

Viene de

https://aquevineadondevoy.wordpress.com/2017/06/13/4-y-5-de-junio-2017-11-visita-espiritual-de-danny/ 

***

Anoche dejé muchos pendientes, porque se me hizo tarde y ya quería ver a Garmín, apagué la luz a la 1:30; sólo cerrar los ojos y él apareció junto a la escalera, se acercó cariñoso, como siempre, nos saludamos con un tierno beso, nos sentamos en el sofá mirándonos a los ojos y empezamos a platicar.

-Tenemos muchas pláticas pendientes ¿sobre qué quieres platicar, bebé?

-Pues sigamos con nuestras tonterías de cuando nos conocimos, ya no me acuerdo en qué nos quedamos.

-Creo que en que te escribía pensamientos, te mandaba música y no me respondías,

-Pues no, si no decías nada, en realidad, sabía que me estabas cortejando, pero la declaración o la pregunta, nunca surgían.

-¿Era necesario?

-Amor…

-Pregunta, no tonta, porque no las hay, pero sí fuera de lugar, lo reconozco.

-Así es, los otros pretendientes, más pronto o más tarde, pero siempre, acababan expresando sus intenciones: una relación romántica, yo los entretenía esperándote a ti y tú… ¡nada!

-Ya no me lo recuerdes, tan felices que hubiéramos sido desde unos meses antes, pero el hubiera no existe, no fue y ya.

-Así es ¿sabes que me siento muy satisfecha de cómo es nuestra relación ahora?

-¿La prefieres a la de antes?

-En algunos aspectos, sí, ahora pasas las noches conmigo, antes nunca nos vimos, ahora nos podemos decir sin ambages lo que sentimos, lo que sentíamos, pensábamos, nuestras reacciones, ahora podemos ser transparentes, sin temor a lo que el otro piense o vaya a hacer, ya sabemos que nos aceptamos como somos y no nos da miedo que el otro vaya a terminar al saber algo “escabroso”.

-La verdad es más cómodo, ojalá lo hubiéramos podido hacer antes, mientras estaba yo con vida, pero en esas circunstancias es algo casi imposible, quisiera que otros tomaran nuestra experiencia y fueran más abiertos y francos en su relación, hablar sin miedo y sin mentiras es lo mejor.

-Voy a insistir en un tema, amor: ¿Por qué cambiaste un año después de iniciado el romance? Si eras el hombre soñado para mí ¿qué pasó?

-Recuerdas que cuando terminaste con el anterior viniste a mí para que despejara tus dudas en cuanto a las actitudes masculinas?

-Sí, claro.

-Te dije que los hombres, cuando se sienten involucrados más allá de su control, cuando sentimos que “amamos demasiado”, nos echamos para atrás, es cuestión de miedo al compromiso, a perder la libertad, ya lo vimos anoche, casi al final de la plática.

-Sí, lo recuerdo.

-Bueno, pues desde el principio quise conocerte, saber cómo eras, qué querías y ser así para ti, lo logré por un año, pero me empecé a sentir incómodo, era demasiada miel, como te lo dije muchas veces, el sentimiento era el mismo, pero ya no quería seguirlo expresando de esa manera y tú lo tomaste a la tremenda, pensaste que ya no te quería.

-Que nunca me habías querido, que todo era mentira, cualquier mujer hubiera reaccionado igual.

-Pero mi pensamiento es que tú no eres cualquier mujer, pero bueno, hablando de cualquieras, otros hombres reaccionan huyendo, a veces sin despedirse, otras sí tienen los pantalones para decir “esto ya no funciona, adiós”, el caso es que se retiran totalmente de la relación, algunos regresan con la cola entre las patas, pero la mayoría pasan a “next”.

-Lo sé, pensé que en eso estabas.

-Te dije muchas veces que te quería igual, que te seguía amando, sólo que yo no soy así, y creo que nunca me entendiste, hasta que te propuse una solución de compromiso a la quinta vez que quisiste terminar (¡ah! ¡cómo te gustaba terminar!)

-Así es, amor, soy muy drástica.

-Hay que manejarte con pétalos de rosa, porque si no…

-¿Y no es como debe de ser?

-Sí, jajaja, así debe ser, y yo que soy tan “sutil” como una pedrada…

Retomando el tema, yo no quería zafarme, no quería irme ni terminar, sólo quería no sentirme tan involucrado contigo, finalmente cuando te propuse el plan de recuperación aceptaste, bajo protesta.

-Sí y funcionó dos meses. Por cierto esta última vez, pensé que me ibas a detener, pero te lo dije en un mal momento o ya no me querías igual y en lugar de eso, me propusiste una tercer alternativa: ser amigos y me colgaste, no te pude decir que eso no lo aceptaba.

-No quería que me lo dijeras, quería hablarlo después con las cabezas frías y, mira amor, tu ultimátum sí me lo dijiste en el peor momento que se te pudiera ocurrir, al menos quería seguir siendo tu amigo, igual, como otras veces podríamos volver a ser pareja, no podía ser de otro modo.

-Tú me forzaste, mi vida, cuando me retracté y te dije que mejor en otra ocasión hablábamos de eso, me dijiste que o te lo decía en ese momento o íbamos a discutir y acabar en pleito, y ve en lo que acabamos.

-Sí, pero todo pasa por algo. Imagínate si no hubiéramos terminado, todo bien, el sábado 13 me despido de ti diciéndote que el domingo te llamo en la noche y… ¡nada!, ¡nada de nada! Ni domingo, ni lunes, ni toda la semana ¿cómo te la hubieras pasado? Ericka estaba incomunicada ¿qué hubieras hecho? Te me pones mal de tanta angustia y/o coraje, estuvo mejor así, sólo pensabas que estaba yo demasiado enojado y por eso no te hablaba.

-Pensaba eso o que esta vez, sí ya lo habías dado por terminado y estaba enojada y triste, sin poder creer que no te comunicaras, sabía que

Sólo para mí:

(…) 

Pero bueno, eso no es ahorita el tema. Yo pensaba que con la venta de los controles ya podrías traer saldo, pero ganas de llamarme no, y eso dolía, pero tienes razón, nunca tanto como la angustia de no saber de ti en tantos días, quizá hasta me hubiera lanzado a Mexicali.

-¿Serías capaz?

-Ahora ya no lo sabremos, pero no sería imposible, igual si me hubiera comunicado con Ericka y ella se hubiera enterado y contestado; al saber que estabas en coma, sí, seguro que me hubiera lanzado a verte, no sé cómo me hubieran recibido, pero hubiera ido.

-Yo tampoco sé cómo te hubieran recibido, pero bueno, no pasó nada de eso, la libraste, en ese sentido.

-Como que alguien allá arriba me cuida y me libra de momentos más terribles en situaciones como éstas. Lo mismo pasó con mi marido cuando falleció, cuando llegué a Puebla, él ya estaba en la funeraria y yo me había venido a México, porque él me lo pidió, pero eso es otra historia.

-Bueno, todo vino a cuento porque…

-Tu cambio en mayo de 2016, hace un año.

-Ah, sí, te decía que yo no quería retirarme totalmente, te amaba, amo y seguiré amando demasiado, sólo no quería que me tuvieras tan entregado a ti, y la verdad es que cambié en poco.

-Bueno… más o menos, porque dejaste de mandarme los mensajes de voz en las mañanas (que me hacían el día totalmente feliz), desde que empezaste con que el celular no servía, o mala señal, etc., sentí que algo raro había y luego lo demás, hasta que te enfrenté, tratando de arreglar las cosas y sólo logré que me dijeras que ya no ibas a ser igual, así que las empeoré.

Esta vez me pasó igual, sólo que lo empeoré tanto, que terminamos. Queriéndonos tanto.

-Sí, lo sé, malos entendidos bebé, pero ahora nos podemos explicar todo lo que no quedó claro, yo no lo necesito, pero sé que tú sí.

-Sí, amor, yo lo necesito, por ambas partes, también quiero explicarte mis actitudes y demás.

-Si antes te decía que no hacía falta, ahora menos, pero lo que te haga sentir bien.

Estábamos aún en el sofá, vestidos como en La Cita (El sueño de siempre), se acercó y me dio un beso que empezó tierno, y se volvió apasionado.

-Amor…

-Dime (¡ese tono…! que me derrite, con esa voz tan varonil, pero dulce, tierna, especial, no lo oigo, pero percibo su vibración).

-Me gustaría tener una fantasía, cambiar de vestuario, bailar valses en otro sitio…

-Tú dirás.

-¿Qué te parece el Palacio de Verano de Nicolás II de Rusia?

-¿Tsárskoye Seló?

 

Sí y yo con un hermoso vestido blanco, largo, de gasa, muy amplio y vaporoso, y tú con uniforme de gala de oficial militar?

 

-Sus deseos son órdenes, mi hermosa dama.

 

De inmediato estábamos bailando valses en el Palacio de Verano de Nicolás II, una de mis más bellas fantasías.

Después de un buen rato, fuimos a una de las habitaciones, ¡qué lujo! Ahí me hizo el amor, empezó por abrazarme con ternura, me quitó el vestido, mientras yo desabrochaba su casaca, me desató la crinolina, cayó al piso y yo me salí de ella, empezó a desamarrar el corsé, pero estaba demasiado complicado, así que usando el poder de cambiar las cosas, me cambió la ropa interior a una del Siglo XXI, blanca, de encaje, muy pequeñita, se recostó en la mullida cama y me puso encima de él…

-Oye amor,

 

-Oigo.

 

SÓLO PARA MÍ.

(…)

 

***

Empecé a ver una letra “K” muy garigoleada como flotando del lado derecho, arriba. Pensé Kate, de inmediato pasé a “Karen”

 

-¿Cambiamos de tema, bebé?

-Bueno.

-Quiero pedirte un favor.

-Dime.

-Un mensaje para Ericka:

-A ver si lo capta, porque es medio cerradita.

-Jajaja, lo sé, pero es nuestro único contacto con mi familia.

-“Eso es lo que he estado diciendo

-Ok, ok, tienes razón, pero lo hecho, hecho; bueno, el mensaje: Dile que Karen a veces se desespera mucho, pero no abre su mente para que me pueda comunicar con ella, que le diga que en su mesita de noche, abra el cajón (no recuerdo si dijo así o cajoncito) y hasta abajo va a encontrar una foto, que la va a hacer acordarse bonito de mi. Si la ve y abre su mente, podré contactarme con ella.

-Yo se lo digo con mucho gusto, falta ver si Ericka quiere decírselo, si lo acepta ella y se lo pasa, es tenerme mucha confianza para decirlo.

-Si no quiere decirle que fue por tu intermedio, que le diga que es por ella directamente ¿tienes problema con eso?

-No, aunque me gustaría ponerme en contacto con Karen, que me acepte, pero Ericka es una muralla.

-Entiéndela, quiere tener el control, no le gusta que tú sepas cosas que ella o mis hijos no saben, sí aceptó que eres mi pareja, pero nunca pensó que nos amamos a este grado, aunque algo vio.

-Ok, yo se lo paso, amor.

-Gracias, bebé.

Esta noche me dormí como a las 5, me desperté una hora después y estuve durmiendo intermitentemente, entre otras pláticas y situaciones hermosas y excitantes.

SÓLO PARA MÍ.

 (…) 

VIDA PASADA EN JAPÓN

En otro momento, hablando de vidas pasadas, le pregunté sobre la vida en Japón, cómo fue de su parte.

-Desde niño me educaron como Samurái, al servicio de mi señor, me enseñaron artes marciales, a usar la espada y todo el código de honor.

Regresé vencedor de una batalla, la primera, estaba aún en entrenamiento y me llevaron a la casa de las Geishas, pero sólo a mirar, aun no tenía derecho a tener a una geisha, porque aún estaba en adiestramiento.

-Sí, recuerdo mi regresión, pero con más detalles, a mí mi padre de esa vida (una de mis soul mates, de quien pensé que era mi alma gemela principal – mi twin flame, pero ésa eres tú) después de violarme a gusto desde que tenía yo 4 años, me llevó a vender a una casa de geishas, ahí estuve como sirvienta, hasta que empezó mi entrenamiento y ya estaba en la etapa de observar para aprender, cuando tú fuiste, yo, igual que tú, sólo podía ver.

-Yo te vi, jovencita, igual que yo y me enamoré, nos dijimos muchas cosas con la mirada, se terminó el tiempo, nos retiramos, pero yo tuve el firme propósito de volver y cuando regresamos de otra batalla, ya era yo samurái reconocido, fuimos a la misma casa, yo especialmente a buscarte y, sí, ahí estabas, ya siendo geisha. Te elegí a ti y pasamos unos momentos inolvidables, tú atendiéndome, yo adorándote sin decirlo. No era propio.

-Yo me emocioné mucho al verte y sobre todo porque me elegiste a mí, entre todas. Te estaban festejando por tu valor en batalla, pero quisiste ir a un privado, alejado de la fiesta general.

-Desde entonces te buscaba cuando estaba en la ciudad, al regreso de alguna batalla, a veces nos veíamos muy seguido. Me enamoré de ti, pero no podía ser tu mecenas, yo no era hombre rico, sólo un samurái.

 

-Yo también me enamoré de ti, ansiaba que vinieras a verme, a hablar, finalmente te animaste a pedirme que tuviéramos sexo, yo accedí (no podía elegir) encantada, contigo era maravilloso hacer el amor, porque eras muy tierno y a la vez apasionado.

-Era todo lo que podíamos hacer, yo guerrero, tu en esa casa, no podíamos tener una relación normal y tranquila, pero lo que tuvimos lo disfrutamos.

-Te fuiste a una de tantas batallas, pero meses después vino uno de tus hermanos de armas a avisarme que habías muerto en batalla, que los habían vencido y que no pudieron recuperar los cuerpos de los samuráis caídos en batalla, que te quedaste ahí, a merced de carroñeros y/o del enemigo. Yo me desmayé al escucharlo y ya no me recuperé, dejé de comer y de dormir, entré en depresión y te seguí pocos meses después.

-Eso es algo que no vas a hacer ahora, no te vas a deprimir, por eso te pido todos los días que te cuides, que comas, que duermas, por eso vengo a verte, a estar contigo, quiero que tengas una buena calidad de vida mientras puedes reunirte conmigo.

-Sí, amor y por ti lo hago ¿por qué siempre nos pasan estas cosas?

-¿Quizá para probar lo grande de nuestro amor o para aumentarlo?

-No sé, pero ya nos toca ser felices juntos y amándonos, saludables y en abundancia, para la próxima vida, en un lugar sin guerras ni miseria, ni malos…

-Pues será en Intervidas, mamita, porque en la Tierra, lo dudo.

-Bueno “pide y se te dará” yo pido, ya quiero tenerte sin tantos obstáculos.

-Sí, amor, yo también, quiero estar en ti…

-Yo también quiero que te metas en mí.

-Creo que no me expliqué, quiero estar totalmente dentro de ti, de tu cuerpo todo, toda mi energía dentro de ti, mezclada con la tuya.

-No te entiendo bien.

-Quiero poseerte, en energía, en toda la extensión de la palabra, no sólo mi miembro en una pequeña parte de ti, quiero mezclar nuestras energías, dentro de tu cuerpo como receptáculo, que estén unidas, imbricadas, fusionadas, en una sola, como una vez te dije: 1+1=1, ser uno contigo, entregarte toda mi energía ¿quieres?

 

-Sí, si quiero, pero ¿se puede?

-Mi vibración es más alta, hay más cantidad de energía, quizá al entrar te sea incómodo, pero sí, se puede. Así estaría yo siempre en ti,

-¿Pero no te vas a ir?, ¿voy a seguirte viendo así como ahora, todas las noches?

-Sí amor, yo seguiré viniendo a estar contigo externamente, otra parte de mí sigue en los Archivos Akáshicos y mi energía, mi luz estaría mezclada con la tuya, dentro de tu cuerpo ¿aceptas?

-Pues cuando quieras.

 

 

Empecé a sentir mucho calor, luego se me erizó la piel, empecé a vibrar, dejé de verlo a él como era su cuerpo, sólo lo vi como la forma de un relámpago de luz dorada, acercándose a mí, entrelacé mis brazos y mis manos se aferraron una a otra, empecé a gemir y sollozar, todo mi cuerpo temblaba, sentí que no podría soportar tanta luz entrando a mi cuerpo, vi cómo cada átomo de su energía se introducía a mi cuerpo,

Fue como un nano choque de galaxias, sistemas estelares conjugándose, pero en realidad eran electrones intercambiándose de protones, dando saltos cuánticos, hubo una colisión tremenda y al fin, terminó de ingresar en mi cuerpo, pero lo sobreviví, sé que no puedo ni siquiera acercarme a explicar qué fue lo que pasó, pero a partir de ese momento, empecé a regresar a mi normalidad, a respirar tranquila y con la hermosa sensación de tenerlo dentro de mí, lo que él es ahora, su energía, su luz, en mí, se metió en mí.

Supongo que es lo que en la congregación japonesa donde me ensañaron el manejo de la energía (y en otras escuelas), llaman posesión, yo lo conocía como algo negativo, que un ser ya no encarnado se apropie del cuerpo vivo de alguien, pero en este caso fue con permiso e ilusión de tenerlo en mí.

Lo que no tomé en cuenta es que él veía entes desencarnados negativos, y empecé a verlos, pero me protegí y los envié a su lugar en la luz, sin hacer daño a nadie y dejé de verlos.

-No te preocupes, no permitiré que nada te haga daño.

-Está bien mi amor, me emociona tenerte todo dentro de mí.

-A mí también, ahora sí, amor, somos uno, dos flamas en una.

-¿No se supone que las dos flamas juntas es demasiada energía para este planeta?

-Pero tú y yo podemos con ello.

-Si tú lo dices, yo te creo, si antes te creía, ahora con mayor razón. Desde que nos conocimos nos pusimos los roles de maestro/discípula.

-Gracias, tú me elegiste como maestro, el alumno es el que elige.

-¿Qué mejor elección?

Estaba muy cansada, me quedé dormida poco más de una hora, desperté y ahí estaba velando mi sueño.

-Te amo, bebé, ¿descansaste?

-Sí amor, gracias, ¿cabe hacerte la misma pregunta?

Estuve velando tu sueño muy feliz, digamos que sí, descansé, tú ya tienes que empezar tu día.

-Lo sé, me cuesta dejarte.

-Si me llamas aquí estaré.

-Feliz día para ti, con tenerte en mí, para mí, seré feliz.

-Para mí también, bye bebé, hasta la noche, no me llegues tarde, no me hagas esperar.

-Te llego temprano, espero que no se me junten muchas cosas que hacer. Hasta siempre te amo.

-Te amo mucho bebé, hasta la noche, hasta siempre.

 

2, 3 Y 4 DE JUNIO 2017 NOVENA Y DÉCIMA VISITAS ESPIRITUALES DE DANNY, CÓMO ES INTERVIDAS.

2, 3 Y 4 DE JUNIO 2017 NOVENA Y DÉCIMA VISITAS ESPIRITUALES DE DANNY, CÓMO ES INTERVIDAS.

Viernes 2 de junio, 2017.

Dado que me dieron más las 8 am sin haber dormido, sólo dormí una hora y media y se llegó la hora en que siempre me llamaba Danny, me desperté y sin preámbulos, ahí estaba, conmigo, nos saludamos, comentamos lo de anoche, extendió algo más lo de nuestro amor en Teotihuacan, pero de momento no me acuerdo, ya lo haré cuando lo escriba.

Empecé mi día, ahora sí me ganaban las lágrimas de tanto en tanto con la música (aunque me porte increíblemente bien, llorando muy poco), escuchando boleros románticos, que me llegan al alma (sobre todo los que me cantaba cuando estaba romántico, tenía una voz hermosa), pero nada de histerismos, ni siquiera sollozos, sólo lagrimitas deslizándose por mis mejillas.

En la noche, por estar organizando las publicaciones a media noche de sus visitas y los reblogs, me fui a acostar tarde, y después de la 1 am apagué la luz, lista para verlo, ahí estaba, como siempre (un poco antes de nuestro último enojo había pensado que si en algo podía confiar, era en que me iba a llamar, cuando pasaron los días y no llamaba, di todo por perdido, pensando que él ahora sí lo había dado por terminado, sin saber que estaba herido y en coma, me falló la intuición). Ahora sigo confiando en que ahí va a estar, aunque llegue yo un poco tarde.

Me sentía mal, merendé en la cama y el último vaso de agua para mis medicinas me hizo sentir mal.

No recuerdo de qué platicamos, pero fue poco y salpicado con mi malestar y él dándome energía y suaves masajes que me aliviaban, pero no lo suficiente, a las 3 am empecé con diarrea y vómito, hasta las 5:30, cuando me empecé a sentir menos mal, pero aún adolorida del estómago (en la congregación japonesa donde aprendí a curar por imposición de manos, decían que esas enfermedades son “limpieza”, creo que algo hay de cierto en eso).

Finalmente somaticé mi trauma emocional, quizá el no haber podido sacar con llanto esa tristeza (nunca hubiera acabado de sacarla), me hizo somatizar los sentimientos de pérdida, quizá la noche anterior sin dormir se debió a lo mismo.

Él me dijo que me pidió que no llorara, porque estaba yo a punto de la histeria y sabe que si llegara yo a eso ¿quién me iba a sacar? Yo no tengo a nadie aquí que me consuele, ni un hombro para llorar, salvo mi hermana y mi mejor amiga, pero ambas lejos (¿qué karma tengo con la distancia?). Sé que él quiere mi bien, pero le dije que tengo que llorar, que no me amenace con no venir si lloro. Lo prometió y entendió que tengo que llorar, antes no soportaba escucharme llorar o a punto de llorar y a veces sí se iba, para llamarme después, cuando ya estuviera yo calmada ¡hombres!

Sólo su promesa de venir todas las noches si no lloro, me ha salvado del derrumbe total. La pérdida es enorme: el amor de mi vida.

Sábado 3 de junio 2017.

De nuevo me dormí como a las 10 am, sólo dos horas; me desperté, estaba a mi lado, velando mi sueño, se aseguró que ya no me sentía tan mal y me prometió estar conmigo en la noche, me dijo que en el día no está aquí conmigo, para darme algo de privacidad y que tenga yo qué contarle cuando nos veamos en la noche. Me alivia, porque sí era abrumador pensar que estaba todo el tiempo conmigo, observando todo lo que hago o no hago.

Apagué la luz a la 1:30 por la misma razón de ayer, aunque estoy ansiosa por verlo, tengo cosas que hacer y él lo entiende, aunque le estoy llegando tarde a lo que podría ser nuestro actual “sueño de siempre”.

 ***

Al empezar a bajar la escalera no lo vi, pero al llegar al nivel del piso, ahí estaba, me trató con mucho cuidado, se sentó en el sillón y me sentó en sus piernas, pero nos empezamos a sentir incómodos y queríamos platicar, así que me ayudó a recostarme en su regazo, no sin antes decirme.

-Quiero hacerte el amor después de platicar.

-Yo también, mi vida.

Platicamos sobre cómo es Intervidas:

-No todos ven el famoso túnel, yo casi no lo vi, fue muy corto, cuando decidí primero ir por ahí y después ir a despedirme de ti, casi de inmediato estaba en la luz.

 

Me dieron la opción de elegir entre la luz y la oscuridad, siendo ésta Bárbara a quien también amé mucho en esta vida que acaba de terminar.

Si la elegía a ella, te hubiera perdido a ti, que eres luz.  No dudé mucho, te elegí a ti, tu sacaste lo que de luz había en mí en esta encarnación; ella acrecentó lo que traía yo de negativo y oscuro de vidas pasadas.  Después de otras experiencias, y golpes duros de la vida, al fin te encontré a ti, me iluminaste, me hiciste volver a creer en el amor, eras la elección, la única, así que elegí a la luz.

*

Después tuve otras alternativas, más sencillas: o irme al jardín a aprender tranquilamente y pasarla feliz sin más, hasta que llegara el tiempo de reencarnar y yo aceptara hacerlo o (no sé si a otros les den esa opción) ir a seguir aprendiendo a los Archivos Akáshicos a aprender a niveles más altos que en el jardín, también la elección era obvia: Archivos.

*

-¿Y no hubo juicio o revisión de tu vida?

-Sí, pero no es juicio, es revisar tu vida, qué hiciste bien, qué te faltó por aprender, en qué te equivocaste.

-¿Quienes estuvieron como “jueces” por decirlo de algún modo?

-Consejeros, más bien; estuvieron, sin orden de importancia:

Jesús, Buda (representado por el Dalai Lama), Galileo, Tycho Brahe, Giordano Bruno, Albert Einstein, San Agustín (sí, no te asombres), Aristóteles;  presidía una entidad femenina, tal como tú lo viste en tu revisión, en mi caso era tu antigua conocida Lakshimi, la diosa hindú de la armonía y la abundancia, que una vez te visitó en mi nombre, para unirnos en armonía.

VER:

https://serunserdeluz.wordpress.com/2017/05/31/soy-privilegiada-lakshmi-diosa-de-la-armonia-y-la-abundancia-vino-a-mi-no-una-sino-dos-veces-30-05-15/

Lakshmi o Laksimi

(Se me olvidaron los 4 consejeros faltantes).

Revisamos mi vida, me dejaron sacar las conclusiones a mí, ya las sabía, aunque me liberaron de cosas en vida que yo llamaba “mis demonios”. Me disculparon, era cobro de karmas, no debía haberme sentido tan mal por ello, fue un gran alivio. Ya tengo casi todo pagado, lo tuyo, lo pagamos juntos, todo mi bagaje negativo anterior lo fui pagando también y ¿sabes qué? Que antes de encarnar tú decidiste que me ibas a apoyar y ayudar a que fuera menos pesado ¡Gracias! No te lo pude agradecer lo suficiente en vida, pero viéndolo desde aquí, no hubiera habido otra manera de sobrevivir sin ti, sin tu apoyo, tenías que llegar a mi vida, si no, no hubiera podido con los últimos dos años. De verdad eres mi complemento, o como tú le quieras llamar, pero eres mi otra mitad, ahora y siempre, amor.

-Me alegra haber sido de ayuda a mi mitad perfecta, mi flama divina, tú tenías razón, tienes y tendrás siempre mayor jerarquía (eres único, EL único) que quien fue una de mis almas gemelas (Soul mate) y por quien encontré la espiritualidad, para prepararme para ti, a quien encontraría varios años después.

-Todo estaba planeado por nosotros mismos, salvo lo que dejamos a nuestro libre albedrío.

-Lo sé, mi amor.

Seguimos con el tema, pero se me escapan los detalles, luego le pregunté:

-Oye amor…

-Dime (en “ese” tono)

-He estado pensando que estuvo mal que no me adelantaras lo principal de la historia de la novela, me quedé con los hilos a medio entretejer, pero sin saber a dónde iban, nunca me quisiste decir de la promesa ni lo que iba a pasar en el matrimonio de los protagonistas, así que no puedo seguir ¿crees que podríamos intentar la escritura automática?

-Podríamos, pero hay prioridades, amor, a mí me gustaría primero que hicieras lo que me dijiste, del libro en papel con tus poemas, los míos y los nuestros.

-Sí, claro, nuestro sueño, no completo, pero lo que pueda hacer.

-Sería un gran regalo para mí y te lo agradecería mucho, sobre todo si se los haces llegar a mis hijos.

-Ése es el objetivo, si está dentro de mis posibilidades, lo haré. Pero necesito tiempo.

-¿Te quito mucho tiempo? Acá no se mide, no me mido, jajaja

-¡Nooo! ¡ni se te ocurra! Mi tiempo terrestre es tuyo, igual o más que antes, mi ilusión de cada día es que llegue la noche para platicar y estar contigo.

-Yo te espero a que te desocupes y sé que estás apagando la luz a veces hasta 3 horas antes que en el pasado, mismas que me regalas y te agradezco.

-Y me hace feliz pasarlas contigo.

Él me repitió:

-Oye bebé, quiero hacerte el amor, ¿no estás muy cansada? Lo digo por anoche, que estuviste malita, si estás cansada, lo dejamos para después.

No me hice del rogar, yo también lo deseaba, dejamos nuestro lugar junto a la escalera y venimos a mi cama, fue tierno y rápido, no tenía yo energía para más y él lo percibió así.

A las 4:30 nos despedimos, pero él se quedó, como siempre, a mi lado, su energía (la energía de Garmín, que es su nombre cósmico, el mío es Andra), en forma de su cuerpo cuando era mi Danny.

Otra vez llegó el medio día sin haber podido dormirme, él se preocupa, ya no me regaña como antes, aunque esto sólo me pasaba cuando estábamos enojados o no me llamaba y no sabía yo si estaba bien o no, creo que de alguna manera, yo presentía que algún día podría pasarle algo como lo que le pasó, por eso me preocupaba tanto por él, me angustiaba si no sabía que había llegado bien a su casa; sólo dejó de llamarme algunas veces, con mi consiguiente angustia, pero él decía que no tenía por qué preocuparme…

A las 12:30, límite de su hora habitual para llamarme en nuestros felices tiempos pasados, yo aún no había podido dormir y  aunque lo tenía aquí, conmigo, quise verlo en la escalera.

Allá nos fuimos y lo primero que vi al bajar las escaleras, fue un túnel oscuro y húmedo, como de desagüe cuya entrada se veía debajo de la escalera, me afligí, sobre todo porque no lo vi a él, pero de inmediato salió detrás y por fuera de la entrada negra del túnel y me tranquilicé.

-¿Y este túnel?

-No sé, aquí estaba cuando llegué.

-Me asusté.

-Yo también bebé, pensé que me iba a succionar y ya no te iba a ver.

-Yo también pensé lo mismo, amor.

-Mientras me lo permitan y tú lo quieras o lo necesites, estaré aquí contigo, el tiempo que sea necesario.

-Gracias, amor, por mí, todo el tiempo que me reste de vida.

Me sonrió, nos tomamos de la mano, me dio un beso y el túnel desapareció, dejándonos la incógnita…

Me tomó la mano, me miró a los ojos y dijo afligido:

-Me preocupas, amor, no me gusta que no puedas dormir.

-Ya viste que a veces simplemente no tengo sueño, es peor cuando me caigo de sueño y no puedo dormir. Ya se me pasará, no te preocupes, hoy dormí lo que para ti era normal: 3 horas.

-Pero yo aguantaba, tú eres más delicada.

-Bueno, si no aguanto, pues vienes por mí y asunto arreglado.

-Todo a su tiempo amor, pero no quiero que estés enferma ¿de acuerdo?

-Sus deseos son órdenes, señor.

-Más te vale, jejeje.

-Te amo.

-Yo también te amo, bebé, trata de dormir aunque sea un poco, desayuna e intenta dormir ¿lo harías por mí?

-Por ti hago cualquier cosa, así lo haré.

-Te veo en la noche, espero que temprano, no me llegues tarde.

-No amor, ya programé la publicación y si no la veo, ni modo. Te amo hasta siempre.

-Hasta siempre preciosa, yo también te amo, te veo en la noche, bye

Ciudad de México, 4 de junio, 2017.

***

No sé si continuaré publicando lo que platicamos noche a noche, sólo lo haré si me participa algún conocimiento que juzgue que es positivo compartir; Sé que continuaré viéndolo mientras lo necesite (el resto de mi vida).

***

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando incluyas el enlace al artículo, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

***

Imágenes tomadas de internet y Pinterest.

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores, y si piensas que en verdad vale la pena,

 ¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, Autora de “TÚ Y YO SIEMPRE”, novela romántica. La historia de amor de Almas gemelas, su karma, reencarnación y regresiones a vidas pasadas.

tu-y-yo-siempre-novela-romantica

Tú y Yo Siempre

foto Angel Sosa

Puedes adquirirla en

http://tuyyosiempre.yolasite.com/tienda-en-l%C3%ADnea.php

O pídemela directamente a:

https://www.facebook.com/Serandra

o

serandra2@yahoo.com.mx

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

A %d blogueros les gusta esto: